Revista referencia en fenómeno fan

4 actuaciones para entender la Gala 5 de ‘OT 2023’

Vamos con el repasito a la Gala 5 de 'OT 2023'.
Gala 5 de OT 2023

Salma fue la expulsada de la Gala 5 de OT 2023. Álex Márquez y Paul son los nominados definitivos, después de que los profesores salvasen a Martin y los compañeros a Álvaro Mayo. Empezamos por los detalles generales y así nos los quitamos de encima, porque uno empieza a valorar más lo pequeño, lo casi insignificante, lo que marca la diferencia, que lo general. No estamos todavía en el ecuador de OT 2023 pero el nivel y la competencia se va notando. La pasada gala, de hecho, fue una gala bastante decente, de esas en las que ninguna actuación termina de ser catastrófica, aunque tampoco ninguna convenció como a veces el público necesita que algo convenza. Tomamos esta idea y empezamos a repasar las actuaciones que explican un poco el rumbo que seguimos en la edición. Empezamos con el SloMo de Ruslana.

Las actuaciones necesarias para entender la Gala 5 de OT 2023

SloMo o el deseo de que pase algo grande en el escenario de OT 2023

Hay muchas ganas de que pase algo grande en el escenario de OT 2023. Hay como muchas ganas de encontrar un Shake It Out, una de esas actuaciones que generan un sentimiento de unanimidad con respecto a lo visto, porque lo visto es más inmenso que cualquier preferencia o debilidad (por no decir favoritismo). Pero… No. Lo de anoche podía haber sido un Ruslanazo, pero no lo fue, o al menos no lo fue en su totalidad. Tal vez fue un Ruslanazo teniendo en cuenta que estamos en la Gala 5, que ha tenido una semana para prepararse una actuación que necesita más tiempo y que en OT 2023 ha estado enfermo hasta el vecino más cercano al edificio, pero Ruslana tuvo fallos, se le iba la voz y por momentos estaba más preocupada por recordar los pasos que por bailar.

Lo que, por cierto, es completamente normal, porque Ruslana tiene 18 años, le han puesto una coreografía digna de una final de Eurovisión y estamos en la Gala 5, donde todavía los concursantes siguen calculando su fuerza y su presencia en el escenario. Es que es completamente normal que no fuera un Ruslanazo, lo que sí fue es una actuación muy decente teniendo en cuenta todo lo anterior. Y en general: una actuación muy decente. Puso a todos de pie y se entiende, gustó mucho ver a esta joven llena de ganas y de talento hacer algo tan difícil ahí arriba. Pero nos pueden las ganas de que pase algo grande, por eso el delirio colectivo a veces emborrona lo que podrían ser discursos más estimulantes en redes sociales. Pero, en fin, se entiende, tampoco estamos viendo Operación Triunfo para ser prudentes.

Por cierto, ya ha pasado algo grande en el escenario de OT 2023: Unholy.

Corazón hambriento o el concurso que merecemos

Naiara y Lucas son dos concursantes básicos en Operación Triunfo. Por un lado, Naiara, la concursante perfecta. Perfectamente podría proclamarse ganadora mañana mismo sin que nadie protestase ni siquiera un poco, porque está haciendo el concurso que Amaia hizo en su día: no solo es que no falle nunca, es que siempre está bien, y cuando parece que no puede estar mejor resulta que sí, que todavía puede estar mejor (actualización: la primera toma de contacto con El farsante ha sido tan increíble que dan ganas de reírse del propósito con el que pueden haberles dado esta canción). Naiara es la ganadora de OT 2023 en muchos sentidos, incluso aunque al final no termine llevándose la victoria (que seguramente sí). Está demostrando a toda España su talento, su fuerza vocal, su presencia en el escenario y en general todo lo que tiene que ser una estrella nacional.

Por otro lado, Lucas, el concursante en constante evolución. Lucas fue comparado al principio con otros nombres de otras ediciones que ofrecían un entretenimiento limpio, para todos los públicos, molinero y sin mayor riesgo, por eso le nominaron en un primer momento y por eso parecía que iba a abandonar la Academia ante un nombre (Suzette) que a priori nos decía más cosas. Pero ya no hay manera de nominar a Lucas. Los profesores dicen que debería haber sido nominado por un desafine bestial que en directo no escuchamos nadie porque estábamos sencillamente boquiabiertos, no solo con la demostración de conexión, pasión y complicidad de estos dos, también con un concursante que ha demostrado que somos unos ridículos por juzgar antes de tiempo. Porque Lucas está haciendo el concurso que merecen los amantes de la música, está aprendiendo y evolucionando y cantando cada día mejor y trabajando como el que más y adaptándose a lo que le piden, claro que no está haciendo el concurso que gustan los amantes de los realities, por eso lo más probable es que le queden dos semanas en la Academia. Porque ahora que todos están decentes, y dado que Lucas no tiene la voz diferencial de otros, seguramente sea de los siguientes en no cruzar la pasarela nunca más. Claro que lo mismo sigue sorprendiéndonos a todos al hacer imposible el nominarle.

Cuando zarpa el amor o el sinsentido de Operación Triunfo

No queremos entrar a valorar los juegos de fuerza, poder y estrategia que nacen de esa inevitable visión de Operación Triunfo como reality, porque al menos de momento no nos apetece hablar del concurso como tal, seguimos quedándonos con la música. Y si uno se queda con la música resulta un sinsentido que Salma abandonase la Academia en la pasada Gala 5 de OT 2023, después de cantar Cuando zarpa el amor de manera no irónica y con el sentimiento con el que cantó. Vale que tal vez Salma sea eso y nada más, es decir, una excelente cantaora llena de sentimiento que puede emocionar a cualquiera, pero en esa Academia hay más de un concursante que son lo que son y nada más. También hay otros que todavía no sabemos, ni saben, lo que son o pueden llegar a ser, pero hay muchos con un sendero claro.

El camino de Álex Márquez es, como el de Salma, un camino marcado. Si el de la segunda nos conduce a un tablao flamenco, el del primero nos conduce a una colaboración con Álvaro de Luna. Y no pasa nada, cada uno con lo suyo, la música es rica y maravillosa precisamente porque hay espacio para todos. Álex Márquez, de hecho, tiene una voz bien bonita que puede llegar a gustar mucho, pero dado que no estuvo muy fino en esta Gala 5, que es la segunda vez que hace algo semejante, y que vino precedido de este Cuando zarpa el amor… Pues, como concurso musical, a uno le chirría un poco todo. Claro que terminar de entender esta incógnita tampoco es difícil, a la ecuación hay que añadirle la parte del reality, sin más.

Dynamyte o perder porque te ganan otros

Dynamyte consiguió que en la pasada Gala 5 de OT 2023 se librasen muchas y diferentes batallas, pero la principal tenía a la audiencia del lado de Álvaro Mayo y Martin. Buika definió su actuación como divertida y no está mal calificada: fue bien divertida. Si uno afina los oídos escucha cositas que no terminan de encajar, pero fue sobre todo una actuación divertida y entretenida y gustó ver a dos de los favoritos del público bailando y en general pasándoselo bien. Es más: gustó ver a dos chavales con coreografía. No simplemente moviéndose por el escenario, no. Tenían coreografía. Se les iba la voz, pues claro, también a Ruslana se le fue y el jurado se puso de pie. Y nosotras también, quede por escrito, por todo lo dicho anteriormente. Pero la injusticia está ahí, planeando, como siempre cuando se trata de OT 2023. Llega un momento en que pase lo que pase es injusto para quien pierde porque pierde porque son otros los que están ganando.

Dynamyte no fue suficiente para el jurado, para el jurado solo fue divertida y Martin recibió hasta un rapapolvo: estaba acomodado y necesitaba despertar. Un chaval que perfectamente podría haber sufrido una desgracia intestinal en ese escenario no necesita despertar (ni tampoco necesita apretar, bastante ha tenido). Martin está bastante despierto, creemos, da esa sensación. Hubo una sensación, de hecho, de injusticia con respecto a Dynamyte, de estas veces que no entiendes muy bien por qué el jurado está diciendo lo que está diciendo. Fue una noche complicada porque el nivel de la gala, como se ha dicho, fue bastante alto, o al menos bastante decente, y al final caen nombres que no merecían caer. ¿Merecían caer Álvaro Mayo y Martin? Pues no, seguramente no. Ahora bien: ¿quiénes caían en su lugar? Ah.

Entonces el jurado tal vez podría haberse expresado de otra manera, decirlo claramente: estáis cayendo no porque estéis perdiendo sino porque otros están ganando. Que es, al final, con lo que nos quedamos y con lo que deberían quedarse ellos dos, porque fue una actuación bien decente, a pesar de las cositas. Las cositas están ahí porque estamos en una Gala 5 y, aunque estoy cansada de defender lo pronto que queremos que pasen grandes cosas en ese escenario, y lo imposible de que sea así, no dejaré de hacerlo mientras lo vea necesario.

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Redacción Fan Service
02/08/2023
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad