Revista referencia en fenómeno fan

El fenómeno ‘Wicked’ que desafió la gravedad

Un musical para brujas y villanas incomprendidas.
Póster del musical Wicked

La idea de que la historia la cuentan los vencedores implica que hay mil relatos alternativos que se pierden en el proceso. Retratos de la realidad diferentes que responden a otras voces y otros puntos de vista. En su propia ficción, Wicked es una de esas obras que giran las tornas y exploran perspectivas antagónicas. En el caso del famoso musical, que va a adaptarse al cine con Ariana Grande en el reparto, muestra el clásico mundo de Oz desde el prisma de sus brujas. De ahí el nombre Wicked: The Untold Story of the Witches of Oz, que suele traducirse como Wicked: la historia jamás contada de las brujas de Oz.

El origen del prodigio de Broadway

Para presenciar el nacimiento antinatural y verde del musical hay que remontarse al año 1900, cuando el estadounidense Lyman Frank Baum publicó el libro The Wonderful Wizard of Oz, traducido en España como El maravilloso mago de Oz. Una novela de fantasía infantil que, 39 años más tarde, resplandecería en tecnicolor a través del film de culto El mago de Oz, con Judy Garland en el papel de Dorothy.

La inconfundible niña huérfana de Kansas estuvo en el centro del tornado argumental hasta que Gregory Maguire decidió darle un giro en otra dirección. Fue este escritor, conocido por reinterpretar clásicos infantiles, quien dio voz a las brujas del reino de las baldosas amarillas. De su imaginación surgió el libro Wicked: The Life and Times of the Wicked Witch of the West (en español, Wicked: memorias de una bruja mala), en el cual se basa el musical que ha dado la vuelta al globo. Como curiosidad, esa novela es solo la primera de cuatro obras que conforman la saga Wicked de Gregory Maguire.

Viaje en escoba de las páginas a las bambalinas

No fue hasta junio del 2003 que Wicked debutó sobre un escenario. Más concretamente, en el Curran Theatre de San Francisco. Después pasó al Gershwin Theatre, y de ahí al mundo. El musical de Wicked se representa actualmente en más de 15 países.

El elenco original incluía a grandes estrellas como Idina Menzel, Kristin Chenoweth y Robert Morse. Asimismo, el musical contaba con Stephen Schwartz a cargo de las canciones y Winnie Holzman tras el libreto

Como es natural, el éxito de la obra quedó plasmado también en cifras. Wicked es el segundo musical más taquillero de la historia, solamente superado por El rey león, que lleva en cartelera desde 1997. Habiendo debutado en 2003, Wicked ha recaudado más de 1 500 millones de dólares y ha obtenido una larga lista de premios tan reconocidos como los Tony o los Grammy. Por otro lado, y aunque sea más difícil de rastrear, sus estelas también han cruzado Internet en un triunfo sin precedentes que ha resultado en una comunidad amplísima y muy devota.

Resumen del argumento de Wicked, un cuento patas arriba

El musical comienza con las celebraciones que siguen a la supuesta muerte de la Bruja Mala del Oeste. Cuando preguntan a Glinda, la Bruja Buena del Sur, si conocía a la hechicera, la obra se convierte en un flashback situado en Shiz, la universidad mágica de Oz.

Elphaba, la que terminará siendo la Bruja Mala del Oeste, es una persona singular, diferente al resto, que ha sido despreciada y discriminada desde el día en que nació. Su situación familiar y su aspecto, con una piel verde que repugna a la mayoría, la convierten en foco de burlas y rechazo. 

Por el contrario, Glinda encaja en el modelo de chica perfecta, coqueta y popular que agrada a todo el mundo. Ambas tejen una relación compleja que oscila entre el odio, los celos y el amor, siempre marcada por sus pronunciadas diferencias y dos contextos sociales radicalmente diferentes.

La caza de brujas en Oz

Unidas por ese lazo de claroscuros, las dos estudiantes van revelando de forma paralela un mundo de engaños, abusos y tiranía. Los animales, antes iguales en derechos, están siendo oprimidos y maltratados, y la tierra de Oz está envenenada por déspotas y corrupción. En el ojo de ese vórtice de mentiras, Elphaba decide emprender su propio camino y romper las reglas que considera injustas.

Partiendo de esa premisa, los acontecimientos del relato clásico se justifican de una forma diferente. Las acciones de Elphaba se entienden con un prisma más benigno, generalmente a través de tramas no contadas. La bruja de rostro esmeralda se convierte en la villana designada por quienes quieren ocultar la verdad, mientras Glinda asume la posición de bruja buena. Finalmente, la llamada Bruja Mala del Oeste finge su muerte para poder vivir en paz. 

5 canciones de Wicked para entender el musical

No one mourns the wicked

La canción que abre el musical ya anticipa una falsa dicotomía entre el bien y el mal. Una dicotomía que se contradice a sí misma y está sujeta a una evidente subjetividad. También se lanza una pregunta que es clave para comprender Wicked: ¿con la maldad se nace o esta se hace? 

Las “personas buenas” celebran una muerte, la soledad y el dolor de una criatura que nació desamparada. Y en esa cruel hipocresía, ponen de manifiesto su propia perversidad. La última canción de Wicked responde a esta primera, solo que, entre los cantos que se regocijan con la tragedia de Elphaba, se alza en su defensa la amable voz de Glinda.

What is this feeling?

Si hay una canción que resume la relación entre Elphaba y Glinda, es definitivamente What is this feeling?. Y, al igual que su trato en el musical, es extremadamente ambigua. Es evidente que el trato que mantienen fluctúa entre el apego y el odio, pero los sentimientos que se profesan no están claros y una gran parte del público coincide en que hay cierta tensión romántica entre las dos brujas. Incluso hay quien ve un caso de queerbaiting en ese amago de representación LGTB+ encubierta. 

En la canción, Elphaba y Glinda se preguntan cuál es el sentimiento que les acelera el pulso y las hace sonrojar. Irónicamente, su conclusión es loathing; es decir, odio. Es curioso que la palabra inglesa se parezca tanto a loving y, de hecho, pueda ser sustituida fácilmente por «amor». 

Defying gravity

Defying gravity es un punto de inflexión fundamental en la vida de Elphaba y, por consiguiente, en la trama del musical. Es el momento en el que la bruja decide dejar de intentar encajar en una sociedad que solo le ha mostrado desprecio y no ha sabido mirar más allá de su aspecto. Cansada de esforzarse en seguir unas normas injustas para alimentar un sistema corrupto, decide romper todas las cadenas para ser, finalmente, libre. El precio a pagar es alto, e implica apartarse de la sociedad y perder a Glinda, que no puede seguirla en ese camino. Sin embargo, a Elphaba le ha llegado la hora de confiar en sus instintos y desafiar la gravedad que la empujaba hacia abajo. 

Wonderful

Cuando Elphaba trata de liberar a los animales que el mago de Oz tiene presos, el hechicero confiesa que la fama que se ha labrado no es más que un engaño. Wonderful es la canción de un hombre mediocre que ha sido endiosado por las masas de forma arbitraria. Él mismo admite que la historia que se transmite depende del bando vencedor y está sembrada de mentiras. Elphaba no se deja engañar por sus promesas de ser, como él, una deidad querida pero vacía y de moral gris, por lo que abandona la Ciudad Esmeralda.

For good

La penúltima canción de Wicked es una despedida agridulce entre Glinda y Elphaba. En inglés, «to change for good» puede significar tanto «cambiar para siempre» como «cambiar para mejor». Sabiendo eso, se puede decir que ambas brujas afirman que conocer a la otra las ha hecho cambiar para siempre y para mejor. 

Tras realizar un mismo recorrido, Glinda sale clasificada como heroína. Elphaba, como villana. No obstante, el tema For good demuestra que cualquiera puede aprender y evolucionar gracias a la influencia de otra persona, independientemente de sus diferencias. Esa reciprocidad ha dejado una profunda huella en las brujas, que aunque no vuelvan a encontrarse en el curso de sus vidas, siempre recordarán con cariño las aventuras que vivieron juntas.

El fenómeno Wicked: ¿por qué ponerse los zapatos de una bruja?

Hay muchos motivos por los que un relato que da voz a quienes no suelen tenerla puede llegar a conectar con una gran audiencia a lo largo y ancho del planeta. Para empezar, Wicked saca al escenario experiencias universales como sentirse fuera de lugar, equivocarse, soñar alto y ver las esperanzas rotas… En definitiva, navega entre experiencias humanas comunes con las que prácticamente cualquier persona podría identificarse.

No obstante, el punto fuerte del musical es que, al permitir que Elphaba narre su propia historia, pone el micrófono en manos de alguien a quien se juzga y discrimina por ser diferente. Al fin y al cabo, la Bruja Mala del Oeste es la personificación de una víctima de abusos a la que se condena injustamente por un rasgo que no puede cambiar. Una opresión que, aunque no se tenga la piel verde, se puede extrapolar a muchas otras.

Un posible motivo más tras el éxito de Wicked tiene que ver con la peculiar atmósfera que origina. Los elementos clásicos extraídos de las obras en las que se inspira, la frescura de un contexto universitario y el maravilloso mundo de magia y fantasía en el que se desarrolla son algunos de los factores que dotan al musical de una personalidad distintiva. La estética de cuento elaborada a través de la caracterización, el vestuario, los efectos especiales y los decorados también contribuye a la experiencia que ofrece el que se ha convertido en todo un referente de su tipo de teatro.

Son muchos los mensajes que lanza esta ficción, y muchos los significados de los que se puede dotar a sus letras. Ese es uno de los infinitos encantos de un cuento que se reinterpreta a sí mismo. Aunque el argumento sea sencillo y el desarrollo de los personajes sea más bien lineal, Wicked conversa con las personas incomprendidas en un tono humano e inspirador. Su poción remueve inseguridades, aceptación e inconformismo, e incita a repensar lo que está mal en el mundo. Con una pizca de magia y zapatos rojos de rubí, por supuesto.

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad