Revista referencia en fenómeno fan

Aterrizaje de superhéroe: las series de Marvel que han sabido ser más que un añadido

Tres años después del estreno de su primera serie, ponemos el foco en esta irregular apuesta de Marvel Studios.
Mejores series de Marvel Studios

Se cumplen tres años del estreno de la primera de las series de Marvel Studios. Tras el evento internacional que fue Vengadores: Endgame (2019), Marvel abordaba una nueva fase en la creación y desarrollo de historias que debían estar protagonizados por personajes que hasta el momento no habían estado en el foco principal de la acción. Por entonces, vimos en las series de Marvel Studios una especie de puente entre lo que ya era el pasado y el futuro. Las primeras series anunciadas todavía no dejaban ir a los personajes de siempre, como Ojo de Halcón, pero también nos explicaban que esos personajes o bien se estaban despidiendo en la pequeña pantalla o bien funcionaban como un trampolín hacia lo nuevo, como es el caso de Falcon y el Soldado de Invierno, que quería presentar el rostro del que sería el nuevo Capitán América.

Este 15 de enero de 2024 se cumplen tres años de la llegada a Disney+ de la primera serie de Marvel Studios, como decimos. Han sido un total de diez series, más ese conjunto de cortos que es Yo soy Groot, en apenas tres años, dos de ellas (Loki y What if…?) con segunda temporada. En cualquier otro momento podría haberse dicho que cualquier obra desarrollada por Marvel iba a convertirse en un éxito inmediato, pero lo cierto es que los tiempos de gloria incontestable quedaron atrás y son cada vez más los ojos críticos que señalan, por un lado, la falta de calidad en esas obras y, por otro lado, el agotamiento superheroico consecuencia de no parar de recibir y recibir y recibir.

Demasiada prisa y poca digestión

Hemos recibido y recibido y recibido en estos tres años, diez series y diez películas. Ya en este reportaje analizamos este atracón imposible, así como lo que estaba sucediendo en la gran pantalla con esos superhéroes que tenían que tomar el relevo de Tony Stark, Steve Rogers y compañía. Esos primeros Vengadores no solo ofrecieron al público una obra entretenida: había emoción, incluso una cierta profundidad, y una implicación inequívoca por parte del espectador, en esas primeras (¡veintitrés!) películas. Tras Vengadores: Endgame cuesta decir lo mismo. Se siente como si hubiéramos entrado en una época en la que prima el número por encima de la calidad. En su conjunto, y aun con sus fallos, puede decir que esas veintitrés películas espaciadas en once años están muy por encima de estas veinte obras en tres. Los simples números pueden darnos una pista de por qué es así. Antes había hype, esas ganas de lo que venía después, ahora parece que hay prisa, también hay demasiado, y no hay descanso ni hay digestión.

En este escenario, las series de Marvel Studios pueden ser igualmente disfrutables, sobre todo si eres fan. También son criticables, sobre todo si eres fan. Pese a todo, por poner una nota positiva a este periodo convulso, vamos a sacar un poco de pecho marvelita para hablar de tres ficciones que sí han sabido tener un auténtico aterrizaje de superhéroe. Wandavision, Loki y Moon Knight ponen la nota de color a esta oscuridad que nos sobrevino de pronto.

Las series de Marvel que han sabido ser más que un añadido

Wandavision, la primera, la inigualable

Cuando terminamos de devorar Wandavision casi no podíamos creerlo. Marvel había vuelto y además había vuelto por todo lo alto, con esta especie de sitcom ambientada en los años 50, algo completamente diferente a lo que estábamos acostumbrados. Una serie en la que Wanda brillaba con luz propia demostrando las dimensiones de su poder, amparada además por un guion fantástico que nos dejaba líneas como esa inolvidable: “¿qué es la pena, si no es amor perseverando?”

Wandavision es una fantástica serie de superhéroes que reflexionaba sobre el dolor, la soledad y el límite que una figura de poder debe o no autoimponerse (porque un gran poder…). Servía para dar respuesta a una cuestión que, como fan, interesaba: qué pasaba con Wanda después de perder a su única familia, Vision, con el trauma añadido de tener que ser ella misma quien acababa con su vida. También servía como puente entre Wanda como superheroina y Wanda como antiheroina, o villana, transformación a la que terminamos de asistir en Doctor Strange en el multiverso de la locura (2022). Wandavision, con un 7’9 de nota en IMBD a partir del voto de más de 300.000 usuarios, supo ser mucho más que una serie disfrutable. Y eso que fue muy disfrutable.

Loki, la historia que ha ido más allá de su estrella

La historia de amor entre Loki y los fans de Marvel viene de muy lejos. Son muchos años al lado de este personaje interpretado por Tom Hiddleston que, hasta la llegada de Taika Waititi al universo, fue quien principalmente sostuvo la ilusión en Asgard. Lo que se siente por Loki dentro del fandom es, mayoritariamente, adoración. Por eso precisamente la gran virtud de Loki, la serie, ha sido saber ir más allá de su estrella. En la segunda temporada de la ficción, de hecho, la figura de Loki queda en un segundo plano en favor de la trama misma. Es decir: no es una serie pivotando en torno a la estrella, es una serie con una buena historia que ha podido, además, desarrollar a su personaje principal.

Gracias a Loki tenemos un final digno para este personaje, por fin algo más que un Dios del Engaño a medias, y también nos ha dado un gran conocimiento de ese Multiverso que va a caracterizar los próximos años de Marvel. Con más de 400.000 votos en IMDB, el veredicto es claro: su 8’2 de nota no necesita mayor explicación. Loki es un ejemplo de cómo hacer las cosas para mantener al fan de siempre no solo a partir del cariño surgido de la nostalgia.

Moon Knight, un universo en expansión

El caso de Moon Knight es especial. No tiene el fantástico guion que tiene Wandavision ni tiene la significativa historia de Loki. Los capítulos eran más bien irregulares y por momentos el ritmo, el tono o ciertas escenas se sentían torpes. Pero Moon Knight funcionó. Durante las semanas que estuvo en emisión, las conversaciones giraban en torno a la enorme interpretación de Oscar Isaac y la frescura que este personaje, el Caballero Luna, estaba aportando al Universo Cinematográfico de Marvel, porque es un personaje que nunca antes habíamos visto y que se sale de la norma a la que estábamos habituados.

Lo que sobre todo se valora de Moon Knight es su apuesta por la originalidad, quizá no en cuanto a narración pero desde luego sí en cuanto a novedad marvelita. Esta ficción fue en su día un soplo de aire fresco que, aun con fallas, invitaba a pensar en el futuro de Marvel y sus nuevos personajes con algo parecido a la ilusión. Más de 260.000 usuarios le concedieron un 7’3 en IMDB. Será una de las pocas series en las que pensemos dentro de unos años cuando recordemos esta primera etapa de Marvel Studios en la pequeña pantalla.

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Nahia Pérez de San Román
17/04/2023
Javier Retuerta Merino
20/11/2023
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad