Revista referencia en fenómeno fan

El poder castrado de Atom Eve

El especial de la serie permite comprender mejor a un personaje de gran interés.
Parte del póster del especial de Atom Eve

Comparar el nivel de poderío de los superhéroes es algo que se ha hecho toda la vida. Es lógico, pues no deja de imitar a los mitos clásicos, donde la jerarquía se basaba también en la necesidad de guion. Incluso se llegan a poner frente a frente diferentes universos. Invencible ha dado mucho de sí al respecto. Por ejemplo, se ha comentado mucho cómo Omni-man machacaría a Homelander de The boys. Pero, tomando de referencia a la serie de televisión, hay un personaje que podría sobrepasar incluso a Nolan. Porque el poder castrado de Atom Eve, como deja claro el especial de la ficción, podría ser inimaginable de liberarse.

Aviso de spoiler de 'Invencible'

Una perfección solo aparente

Invencible: Atom Eve es un episodio especial de la serie, situado entre las temporadas 1 y 2, que ahonda en la historia de Samantha Eve Wilkins. Sigue casi al dedillo los el cómic Invincible presents: Atom Eve Vol. 1. Comparte nombre con él un videojuego que repasa los eventos de la primera temporada de la ficción de Prime Video desde la perspectiva de la joven.

La atención sobre Atom Eve, por ende, está siendo extensa a pesar de que su papel en la primera mitad de la segunda temporada haya sido reducido. Desde fuera, su situación parecía perfecta al inicio de todo. Superheroína adolescente pero veterana, con una pareja carismática, guapa, poderosa, buena en los estudios… Un prototipo que remite al «bien por fuera, mal por dentro».

Todo acaba fatal en la primera temporada. Le ponen los cuernos, sus padre la deja de lado cada vez más y descubre la mentira tras el superhéroe más poderoso de la Tierra. Mark Grayson, amigo del instituto, sería un punto de escape. Ella le sirvió como mentora y logró una amistad de alguien que puede entenderla de verdad. Ambos poseen unas capacidades alucinantes pero siguen siendo adolescentes.

El maltrato continuo a Atom Eve, de militares a casa

Durante el especial de Atom Eve puede verse cómo fue creada para ser un arma gubernamental. La historia recuerda a la de Deadpool, pero todavía más a la de Olivia Dunham de Fringe. Ambas tienen poderes fruto de la experimentación de científicos sin moralidad alguna, lo que les ha generado traumas severos. Asimismo, los padres de las dos las han maltratado.

Samantha fue dada a su actual familia de escondidas, para salvarla de un futuro como objeto de laboratorio tras aparentemente morir su madre en el parto. Su madre adoptiva siempre fue cariñosa con ella, lo contrario de su padre. Para él fue una continua decepción. Nunca supo entender sus capacidades de comprender la química de forma primordial. Al tiempo, desde que desarrolló poderes se ha dedicado a humillarla. Tras ello hay inseguridad, envidia y algo de maldad. Vamos, que deja a Omni-man como un padrazo.

A ello se le suma la tralla mental que le supuso descubrir sus verdaderos orígenes. Elias Brandyworth, como pasó con Walter y Olivia en Fringe, es un creador arrepentido. Fue su mano la que le dio sus superpoderes, pero su conciencia la que hizo actuar a tiempo para evitarle un futuro de tortura total. En el episodio especial Atom Eve se enfrenta a sus hermanos de experimento, criaturas destrozadas que envidian su perfección. Para más inri, encuentra que su madre seguía mantenida en coma engendrando a monstruosos vástagos.

La castración mental de Atom Eve

Como no es tonto del todo, el gobierno implantó en Samantha un bloqueo mental que impide que modifique la estructura y materia de seres sintientes. Este es el método de control primario sobre el poder de Atom Eve. La joven puede trastocar la materia, con límites basados en su propio metabolismo pero muy amplios. Sin esta barrera, podría simplemente desmontar o transmutar a cualquiera, viltrumita o humano.

Puede, bajo momentos de estrés extremo o peligro de muerte, salvar su cepo. Así borró la memoria del director actual del proyecto que la creó. Solo lo consiguió porque este mató a su madre biológica y a Brandyworth. En todo caso, sus capacidades están en la rama de las del Dr. Manhattan de Watchmen. Más allá de la diferencia del nivel de energía que ambos pueden manejar, muy diferente, la principal diferencia entre ambos es que Atom Eve sigue siendo humana.

No solo está la programación mental, sino su propia psique. El autocontrol de la joven es sobresaliente. Mayor, con mucho, que el del resto de sus colegas superheroicos. Atom Eve tiene una moral prístina y su intención es ayudar al prójimo. No pone nada a favor de liberar sus poderes al máximo. Podría herirse a sí misma si quisiera, estudiar el mecanismo hormonal que hace que el bloqueo se levante. Simplemente no quiere. Ella misma es la que elige no ser el ser más poderoso del planeta Tierra. Uno que podría deshacer a un viltrumita con pensarlo. Que podría aumentar su fuerza o reflejos hasta el extremo modificando su propio cuerpo. De momento, y parece que será así hasta el final, es la heroína más humana de Invencible.

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad