Revista referencia en fenómeno fan

Una comedia romántica sobre la herencia de Julieta Capuleto

“Me fui a cabalgar esta mañana como un anciano y regresé como un adolescente”, como frase top de la película.
Cartas a Julieta

La gente quiere creer en el amor verdadero, nos dicen en Cartas a Julieta, en una clara declaración de intenciones. Porque esta película, dirigida por Gary Winick con un guion de José Rivera y Tim Sullivan, asienta su base en ese amor verdadero para desarrollar una trama que conduce al espectador por la bella Italia y la indudable (y a veces problemática) herencia de Julieta Capuleto, la trágica protagonista de Romeo y Julieta. Nuestra recomendación de hoy es esta tierna comedia romántica tan sencilla y agradable de ver.

Historia y sinopsis de Cartas a Julieta

Sophie (Amanda Seufried) se encuentra en Verona junto a su prometido, Víctor (Gael García Bernal), viviendo una especie de luna de miel antes de su matrimonio. Víctor está a punto de abrir su restaurante soñado y después no tendrá tiempo para nada, así que han querido realizar ese viaje antes incluso de casarse. Pero ya en Italia, Víctor tampoco tiene tiempo para nada que no sea su cocina: embriagado con los sabores italianos, Sophie decide dejar a Víctor con lo suyo y marcharse ella a recorrer Verona. Su historia comienza en la Casa de Julieta.

Allí no solo descubre que cientos de chicas dejan diariamente cartas a Julieta Capuleto, la protagonista de Romeo y Julieta, pidiendo consejo o buscando consuelo. También descubre que existe un club de mujeres, las secretarias de Julieta, que se dedican a responder esas cartas siempre que tienen la posibilidad de hacerlo. Sin nada mejor que hacer, Sophie, que es periodista, se une a ellas. Así es como descubre una carta que la británica Claire (Vanessa Redgrave) dejó hace 50 años, hablando de un amor de verano que parecía, sin embargo, su amor real. Sophie decide contestar a pesar del paso del tiempo, y a los pocos días Claire se presenta en Verona acompañada de su nieto, Charlie (Christopher Egan). Le ha llegado la respuesta de Sophie y está dispuesta a tratar de reencontrarse con su viejo amor, Lorenzo, a quien dejó tiempo atrás en la Toscana.

El valor de Cartas a Julieta

Claire y Sophie en Cartas a Julieta

Cartas a Julieta es ante todo una película tierna, hecha especialmente para almas románticas. La búsqueda del amor verdadero, ese amor puro que no muere con el paso del tiempo, estar dispuesto a cualquier cosa para llegar hasta él… Sophie acompaña a Claire en este viaje porque cree, como ella, que el amor auténtico se mantiene.

Es cierto que Cartas a Julieta perpetúa ciertos conceptos fatales, pero sobre todo para apuntalar las deficiencias de una relación que también es bastante fatal. Tiene, además, detalles verdaderamente bonitos, como la inocencia de la anciana Claire o el apoyo que se ofrecen entre sí las mujeres. Es, en general, una comedia romántica muy dulce, agradable de seguir, bastante entretenida y con unos paisajes, los de la bella Italia, preciosos.

Cuándo recomendamos ver Cartas a Julieta

Cuando te apetezca descubrir (un poco) Verona

Sophie en la casa de Julieta

Es cierto que los lugares que recorre Cartas a Julieta tienen menos peso del que uno podría imaginar en un principio, teniendo en cuenta lo mucho que se aprovecha siempre la estética italiana para conquistar al espectador. A pesar de ello, esta película no solo deja panorámicas preciosas sino que permite acercarnos a ese mundo propio que es la Casa de Julieta. Tal vez Cartas a Julieta exagere un poco la estampa, pero no miente cuando señala que cada día hay personas (no solo mujeres) escribiendo a Julieta en ese pequeño rincón de Verona, y que cada día hay mujeres, las secretarias de Julieta, tratando de arreglar los corazones que esas personas dejan en los muros de ese lugar.

Cuando quieras enamorarte de Amanda Seyfried

Amanda Seyfried es otro de los alicientes para ver Cartas a Julieta, porque en esta película está especialmente tierna, risueña y natural, exactamente lo que necesitaba esta película para funcionar. Se implica con las escenas emotivas y aporta esa especie de inocencia que tiene su mirada cuando sonríe. Es inevitable quedarse prendado de ella en esta película.

Cuando te apetezca una comedia romántica sencilla y tierna

Sin más: Cartas a Julieta es una de las comedias románticas más sencillas de ver, porque tiene un ritmo perfecto para navegar sereno por las escenas. Antes de que te des cuenta estarás en la resolución final y entenderás que ha sido un viaje de lo más agradable. Es una de las películas cabecera del género en este siglo XXI.

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

It seems we can't find what you're looking for.

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad