Revista referencia en fenómeno fan

Las claves de ‘Colegio Abbott’, la serie triunfadora de los Globos de Oro

Otro falso documental que logra tener éxito, esta vez sobre la enseñanza pública americana
Fragmento de poster de Colegio Abbott o Abbott elementary

Desde que The office en su versión británica saliera a la luz, el género de falso documental no ha parado de triunfar. Esta forma de comedia basada en seguir a los personajes en su día a día y dejarles confesarse en privado ha permitido que la cuarta pared se reviente como nunca antes. La The office americana, Paquita Salas, Parks and recreation, Lo que hacemos en las sombras o Modern family tienen ahora una nueva compañera. Aquí están las claves de Colegio Abbott (Abbott elementary), distribuida en España por Disney+. Una producción que ha logrado triunfar en los Globos de Oro 2023.

Referencias personales

No se puede decir que Colegio Abbott haga nada excesivamente novedoso. Sin embargo, en la era de la cultura ecléctica el mayor don es tener buenos referentes. La creadora de Colegio Abbott es Quinta Brunson, que también encarna a la protagonista, la profesora Janine Teagues. Ha tenido papeles en iZombie y dio cara a Oprah en la reciente Weird: The Al Yankovic Story.

Brunson tiró de experiencia personal para crear Abbott Elementary. Así, se sitúa en su Filadelfia natal y bebe de los cuarenta años de docencia vividos por su propia madre. Precisamente, el personaje de la veterana Barbara Howard, encarnado por Sheryl Lee Ralph, se basa en ella. El nombre viene de una profe de la creadora, Joyce Abbott. Por tanto, las ideas fluyen y la verosimilitud del conglomerado narrativo es alta.

Pero también hacen falta referencias en otros apartados. Y ahí está el productor ejecutivo Randall Einhorn, que también ha sido director de más de diez episodios en las dos primeras temporadas de Colegio Abbott. Sus credenciales son claras: ha dirigido en Park and recreation, The office (EE.UU) y Survivor. Lo de participar en la dirección del reality no es baladí. De hecho, esta ayudó a crear el estilo documental de The office, que sirvió como base para muchas otras producciones entre las que se encuentra Abbott elementary.

Personajes a los que unirse

Lo peor de series como Seinfeld, The office, Community o Brooklyn 99 es que se acaban. El vacío que dejan es grande y por eso hacen falta sustitutos. Colegio Abbott logra crear un grupito con el que encariñarse desde el principio. Los arquetipos están ahí, como en todas las producciones mencionadas. Aunque el entorno sea nuevo, son modelos universales que funcionan igual en un instituto o en una guarida de vampiros.

La mencionada Janine es una profesora optimista y enérgica, con los ideales todavía en alza. Barbara es la veterana, la superviviente resabiada que pasa de todo hasta que no puede dejar de hacerlo. Gregory (Tyler James Williams) es un profe sustituto que sirve de interés romántico a la protagonista. Jacob (Chris Perfetti) es el apoyo de Janine y Melissa (Lisa Ann Walter) es la típica rarita con un trasfondo algo oscuro. Quedan el conserje Johnson (William Stanford Davis), que seguro que se llevaría muy bien con el de Scrubs, y la directora Coleman (Janelle James), inepta a través de una excesiva caricaturización. Como se ve, son perfiles que cualquier aficionado a la sitcom sabe reconocer.

Siguiendo lo canónico

En resumen, la principal clave de Colegio Abbott es saber hacer correctamente lo que se espera de ella. Su semblanza de la enseñanza pública estadounidense permite momentos de seriedad entre la comedia. Al tiempo, a pesar de lo localizado del contexto, es fácil ver reflejos de la experiencia propia en ella, así es la globalización.

El ritmo de los episodios es alto, con gags físicos mezclados con textuales. Asimismo, las metatramas se enlazan fluidamente con las problemáticas episodias. Hay química en el reparto y no hace falta especial presentación de los personajes porque, como se ha dicho, ya se les conoce de antemano.

Por todo lo anterior, se puede asegurar que Colegio Abbott sigue el canon de la comedia de falso documental con tanta religiosidad como gracia. Nótese que esta afirmación no conlleva crítica, sino que sirve como reafirmación de la polivalencia del formato. No es extraño así que, desde los premios de la Asociación de críticos de Hollywood a los Globos de Oro, Abbott elementary haya obtenido galardones. Tampoco que renovara tan rápidamente en plena época de cancelaciones.

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad