Revista referencia en fenómeno fan

La saga ‘Blackwater’ y el retorno del folletín

Obra del norteamericano Michael McDowell, fue publicada en los 80 en Estados Unidos.
Saga Blackwater de Michael McDowell

No hay cosa más espeluznante que resucitar a un muerto. Lo ominoso se revuelve en las tripas del ser humano cuando presencia que lo que se ha apagado, inexplicablemente, se vuelve a encender. El pasado 7 de febrero se llevó a cabo un ritual de resurrección en las librerías españolas. 25 años después de su muerte, se traía de vuelta al autor norteamericano Michael McDowell (Enterprise, 1950-Boston, 1999) con el lanzamiento de La riada, el primero de los seis libros que conforman su saga Blackwater.

Admirado por el rey del terror

El fenómeno, por aterrador, va en sintonía con McDowell, a quien en su carrera como escritor y guionista le caracterizó esa inclinación hacia lo escalofriante. Su manejo en este campo llegó hasta tal punto que, Stephen King, creador de obras legendarias del género de terror, fue uno de sus admiradores: «era el mejor de todos nosotros», decía el autor de Carrie.

McDowell desarrolló una estrecha amistad con King y su esposa, Tabitha, lo que le acabaría por abrir importantes puertas en su vida. Gracias a esta relación con el matrimonio, comenzó su carrera como guionista en Los mejores cuentos de Stephen King. Su trabajo en esta película despertó el interés de Tim Burton, que años después lo reclamaría para el guion de Beetlejuice y Pesadilla antes de Navidad.

Fotograma de Beetlejuice
Fotograma de la película Beetlejuice.

Blackwater, una saga en fascículos mensuales

La obra de McDowell que despertó la admiración de Stephen King fue, precisamente, la saga Blackwater. En ella, el norteamericano, con un pequeño pueblo como telón de fondo, mezcla el gótico sureño con el terror, para crear una atmósfera cada vez más pesada de tensión y fatalidad.

La historia se desarrolla durante los años posteriores a la Primera Guerra Mundial en el pueblo maderero de Perdido, Alabama, donde confluyen los ríos Blackwater y Perdido. Tras el desbordamiento de los ríos, el joven terrateniente Oscar Caskey salva a una enigmática desconocida, Elinor Dammert. Este encuentro será el detonante de una serie de intrigas y juegos de tablero entre Elinor y Mary-Love, matriarca de la familia Caskey y madre de Oscar. Todo esto, además, con una pátina de oscura sobrenaturalidad con la que se va cubriendo la figura de la nueva incorporación.

Originalmente, McDowell planeó la llegada de Blackwater a las librerías en formato de folletín. En 1983 se publicaron las seis entregas de la saga con una periodicidad mensual, logrando una gran recepción tanto por parte del público como de la crítica.

Por qué ha tardado Blackwater 40 años en llegar a España

Sin embargo, pese al éxito de otras propuestas norteamericanas dentro del género de terror, como las del propio Stephen King, hasta el año 2022 la saga Blackwater no desembarcó en Europa. Ha pasado la friolera de 41 años desde que la obra se publicase en los Estados Unidos, lo que casi obliga a preguntarse qué motivos hay detrás de una espera tan larga. Así mismo, cabría preguntarse qué es lo que ha animado a las editoriales actuales a superar los miedos que han impedido la publicación de la saga hasta estos últimos años.

La serie de libros del norteamericano Michael McDowell publicada originalmente en los 80 aparece por primera vez en Europa en formato folletín
Desde luego, McDowell tenía el terror grabado en el rostro.

Hasta hace poco tiempo, la opinión generalizada de las editoriales coincidía en que la saga de McDowell era una apuesta demasiado arriesgada, con una atmósfera y unas características en su contenido que no congeniaban con el gusto europeo. La estructura de folletín, además, era un punto en contra de Blackwater, dado que obligaba a la serialización de los libros para mantener despierto el interés de los lectores.

Sin embargo, algo parece haber cambiado para que las editoriales europeas se lancen en estampida a la publicación de las seis novelas. Probablemente ayude la consolidación de un nuevo estilo de consumo cultural, basado en la serialización del producto. Gracias en gran medida a las plataformas de streaming, el consumidor está mucho más acostumbrado hoy en día a las obras seriadas.

Vuelta al folletín

Es posible que, por eso mismo, las editoriales europeas no hayan visto descabellado seguir estrategias de publicación muy similares a la que originalmente planeó McDowell. Los países pioneros fueron, como es habitual en el entorno cultural europeo, Alemania y Francia, donde la saga fue un éxito de ventas. En España, la editorial Blackie Books está siendo la encargada de traer la colección a las librerías del país, con una periodicidad quincenal.

Como es lógico, el éxito de la publicación en Francia y Alemania es un perfecto estudio de mercado para el resto de países europeos con unas conductas de lectura y consumo semejantes. De ese modo, no sería de extrañar que se produzca un efecto cascada con esta saga, que resulte en su popularización a nivel global. ¿Quién sabe? Quizás no falte tanto para que las aguas de los ríos Blackwater y Perdido inunden Netflix.

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Javier Retuerta Merino
17/01/2023
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad