Revista referencia en fenómeno fan

Comedias románticas navideñas para quienes odian la Navidad

Entendednos: queremos la estética, pero no tanto el espíritu.
Comedias románticas navideñas

No es una contradicción tan grande como parece. Puedes adorar la estética de las comedias románticas navideñas –la nieve, las bufandas, ese regresar a casa, el café ardiendo, los paseos por los bosques, podríamos seguir– y que no te entusiasme especialmente lo que es la celebración en sí, esa obligatoriedad de estar contentos, de tener buenos sentimientos, de disfrutar de las cenas familiares o de abandonarte al consumismo extremo. El espíritu navideño se cuela en las comedias románticas de Navidad de manera muy concreta, a través de símbolos, estructuras o tramas, pero también hay películas ambientadas en esta época del año que pasan por alto estas ideas, o al menos no insisten tanto en ellas. A esas películas queremos llegar. Comedias románticas navideñas donde tenemos lo mejor de la Navidad (esa estética… ah), sin que sean por ello especialmente navideñas. Comedias románticas de invierno, podríamos llamarlas.

La comedia romántica navideña perfecta: The Holiday

Amanda Woods (Cameron Diaz) es una chica americana dueña de una agencia de publicidad especializada en trailers de películas, vive en el sur de California y acaba de romper con su novio. Al otro lado del charco, Iris Simpkins (Kate Winslet) es redactora de una popular columna de bodas para el London Daily Telegraph, vive en una encantadora casa de campo en Inglaterra y está enamorada de su jefe, con quien tiene una relación de lo más tóxica. Cuando ambas sienten que su vida está colapsando, deciden recurrir a Internet en busca de unas vacaciones diferentes por Navidad. Así es como terminan intercambiando sus casas y, con ellas, sus escenarios.

¡Qué duro es el amor!, y qué bonito es el invierno iluminado

Natalie Bauer (Nina Dobrev) es una escritora que vive en Los Ángeles y está cansada de fracasar en el amor. Pero, en una aplicación de citas online, parece encontrar a la persona adecuada: se llama Josh Lin y es perfecto para ella. El único impedimento: vive en Nueva York. Natalie está tan segura de que son perfectos el uno para el otro que decide pasar sus Navidades dándole una sorpresa, así que coge un vuelo a Nueva York y se presenta en casa de Josh… solo para descubrir que Josh (Jimmy O. Yang) tiene una cara muy diferente. En realidad, Josh ha estado usando la cara de Tag (Darren Barnet), a quien conoce. Josh se ofrece a presentarle a Tag a cambio de que Natalie finja ser su novia durante Navidad. Natalie, por supuesto, acepta.

Más de lo mismo: Noches blancas: tres historias de amor inolvidables

Más de lo mismo porque: mucho invierno y mucha nieve. Pero Noches blancas en realidad no cuenta una historia, sino tres. La historia de varios adolescentes que ven cómo su vida cambia cuando, en Nochebuena, una tormenta de nieve los atrapa a todos en el pueblo. Es cierto que puede llegar a tener algo más de espíritu navideño que el resto de las películas que componen esta lista, pero es fresca y encantadora, y todo lo demás no importa demasiado.

Sobre regresar a casa por Navidad: El diario de Noel

Vale: el tráiler empieza con un villancico, pero no os dejéis engañar. Lo importante de El diario de Noel es una movida que no tiene nada que ver con la Navidad. Es la búsqueda de un pasado, de una familia y de uno mismo. Tiene un poquito de drama, eso hay que reconocerlo. No toda la película tiene tono de comedia romántica, pero merece la pena también en este sentido. En fin, la historia es la siguiente: Jake Turner (Justin Hartley), un famoso escritor, regresa a casa en Navidad para arreglar la herencia de su madre, fallecida unos días antes. Una vez allí descubre un diario que puede contener secretos de su propio pasado, y las respuestas que Rachel Campbell (Barrett Doss) también anda buscando.

Otra opción para volver a casa: Herencia navideña

Ellen Langford (Eliza Taylor) también regresa a casa por Navidad, pero lo hace por un motivo muy diferente. Y también en un tono diferente: esta es una comedia romántica propiamente dicha. Para poder heredar la empresa familiar, Ellen tiene que aprender antes unos cuantos valores sobre el esfuerzo y la dedicación, y también algo relacionado con lo moral y lo emocional. Y para ello, debe volver al pueblo natal de su padre. En Navidad, claro.

Empieza y termina en Navidad: Amor de calendario

Cualquier excusa es buena para recomendar Amor de calendario, de la que ya hablamos en este texto. Amor de calendario no es exactamente una comedia romántica de Navidad porque sus acontecimientos tienen lugar a lo largo de todo un año, pero empieza y termina en estas fechas, con nieve, luces y todo lo demás. La historia es la siguiente: Sloane (Emma Roberts) y Jackson (Luke Bracey) odian no solo la Navidad, sino las fechas especiales en general. Se ven obligados a tener citas con personas de las que no están seguros, por contentar a su familia o por no pasar esas fechas especiales solos. Cuando se conocen, para evitar los compromisos, deciden convertirse el uno en la cita del otro sólo durante esas fechas especiales. Que, como descubren pronto, son muchas y varias.

Los propósitos de El diario de Bridget Jones

Qué decir que no sepas de El diario de Bridget Jones. Sólo estamos aquí para recordarte su existencia, por si acaso no la estás teniendo en cuenta. Los acontecimientos de esta película tampoco suceden exactamente en Navidad, pero sí comienza en estas fechas y, sobre todo, tiene algo importante que mantiene a lo largo de la cinta: los propósitos de Año Nuevo. Si eso no es suficiente, simplemente diremos que es una de las comedias románticas más chulas del siglo. Apetece en cualquier momento.

Las cosas que suceden en Navidad, o Serendipity

Nueva York, abrigos largos, bufandas, nieve y amor a primera vista. ¿Hace falta decir algo más? Serendipity es una de esas comedias románticas eternamente recomendadas. Jonathan Tragar (John Cusack) y Sara Thomas (Kate Beckinsale) se conocen por casualidad una tarde cualquiera, en Nueva York, ultimando las compras de Navidad. Ambos tienen pareja, pero lo suyo es amor a primera vista, así que viven una romántica primera cita… y acuerdan dejar que sea el destino quien decida su futuro. ¿Cómo? Intercambian los números de teléfono en un billete, con el que pagan una compra, y un libro, que termina en una tienda de segunda mano. Volver a verse o no entonces ya no dependerá de ellos.

¿En busca de la reconciliación? A 1000 km de la Navidad

Por si acaso buscases una reconciliación con la Navidad, o si simplemente quieres ver una comedia romántica dulce y encantadora, A 1000 km de la Navidad es nuestra apuesta nacional. Raúl (Tamar Novas) es un treintañero que odia profundamente la Navidad, porque todas las cosas que le han dolido en su vida han ocurrido en estas fechas. Por eso siempre se marcha lejos, muy lejos, a una playa remota donde sus símbolos no tengan significado. Y por eso es una desgracia enorme que esta Navidad tenga que pasarla auditando una fábrica de turrones en Valverde, un pueblo del Pirineo que vive por y para celebrar esta festividad. El drama y la comedia están servidos.

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Judith Torquemada
26/01/2024
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad