‘Criatura’, Frankenstein a la turca

Una gran ambientación con notables problemas de guion.
Criatura o Yaratilan Frankenstein en turco

Desde Turquía ha llegado a Netflix una peculiar versión de la obra más conocida de Mary Shelley. Se trata de Criatura, Yaratilan en su idioma original. Esta interpretación de Frankenstein o el moderno Prometeo se diferencia en situar toda la historia en el imperio otomano crepuscular. Como resultado, ocho capítulos que conforman un todo irregular, de tono en demasiadas ocasiones muy teatral pero con una ambientación muy lograda.

Lo mejor de Criatura, una ambientación muy cuidada

Si hay algo que destaca en Yaratilan es cómo han recreado la Turquía decimonónica. En ese sentido, Çagan Irmak y equipo han realizado un trabajo excelente. El área de procedencia del homólogo del Dr. Frankenstein, Ziya (Taner Ölmez), retrotrae a lo que se espera de una ficción romántica. Luz oscura, mansiones de clase alta… Lo mismo ocurre con el entorno rural por el que pulula la Criatura.

Estambul se muestra también con soltura, con sets bien montados y exteriores que cuadran con la época. En ellos se aprecia el estado intermedio entre el avance científico y lo fantástico con el que fantaseaban Shelley, Lord Byron y demás amigos. También es de resaltar el campamento de montaña en el que Ziya cuenta su historia al capitán Ömer (Bülent Sakrak). Asimismo, el vestuario está muy cuidado.

Lo peor de Criatura, tono y guion no van de la mano

Aunque el primer episodio fluye como la seda presentado esta versión de Frankenstein, a partir de ahí el asunto comienza a tambalearse. Por un lado están Ziya, su hermanastra y enamorada Asiye (Sifanur Gül) y su padre, reputado médico. Ölmez, que cobró fama por la versión turca de El buen doctor, encabeza esta vertiente del reparto, la más dramática. En ocasiones, cuesta ver al intérprete principal dentro de su personaje.

Por otro lado, está Ihsam (Erkan Kolçak Köstendil), que hace tanto de creador como de Criatura. Junto a la troupe circense, muestra un tono mucho más ligero. Al fin y al cabo, es un doctor heterodoxo que se granjeó la enemistad de sus colegas con experimentos raritos. Cuando se une a Ziya, que posee una mentalidad parecida, lidera el tándem y logra que el ritmo fluya con facilidad.

El problema de Yaratilan es que los tonos y los ritmos de las partes no encajan. Especialmente se nota esto en un episodio dedicado a Ziya y Asiye, que se torna una telenovela casi sin avisar. No hay demasiada solución de continuidad entre romances, aventurillas o chistes. Entre diálogos mundanos y trascendentes.

Para fans, una visión musulmana y otomana de Frankenstein y su Criatura

Resulta peculiar ver los debates que ya introdujo Mary Shelley pasados por el tamiz del Islam. No hay diferencia entre la ortodoxia cristiana a la que se enfrentaba Viktor y la islámica con la que se estampa Ziya. Son dos caras de la misma moneda, de imperios que se parecían. Gracias a ello, se da una visión de gran interés sobre los límites de la acción humana frente a la natural o divina, que para este caso es lo mismo.

Además, la Criatura es un científico de nivel similar al moderno Prometeo. Se unen en él los dos lados del mito, aunque con los problemas narrativos ya mencionados. Esto da un cariz más humano, metafísico, a su problemática. El terror queda en un muy segundo plano, quizá por los problemas que conllevarían las cuestiones técnicas asociadas a mostrar gore en pantalla.

En resumen, Criatura da una vuelta a Frankenstein de interés pero no redonda

Los fallos en el tono, que no se decide entre la naturalidad y la declamación teatral, así como en el ritmo entrecortado del guion hacen que Criatura no alcance la grandeza. Sin embargo, es una serie recomendable para fans de Frankenstein. La perspectiva otomana logra crear un relato renovado para el clásico de terror gótico. Asimismo, la gran ambientación creada hace que también pueda convencer a quien busque un drama de época con tintes fantástiscos.

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad