Revista referencia en fenómeno fan

Crítica de ’30 monedas’ 2×06, Barbrow por fin desvela su plan

El villano ha podido contarnos como quiere joder la realidad.
Barbrow en '30 monedas' 2x06

Con muchas cuestiones pendientes arrancaba 30 monedas 2×06. La serie de HBO había dejado un tablero dispuesto al final del quinto episodio y quedaba ver cómo iba a avanzar la partida hasta su conclusión. Por suerte las líneas de acción han quedado claras para los tres ejes de la ficción. Muertos, cainitas y vecinos de Pedraza han movido ficha. De la Iglesia y Guerricaechevarría han diseñado una temporada en la que el desenlace puede llegar con tiempo para desarrollarse, partiendo desde este capítulo.

Aviso de spoiler de '30 monedas'

Comedia del infierno a la Tierra

Lucifer (Cosimo Fusco) está rayado. Le cansa aguantar a mortales como Santoro (Manolo Solo), a su completo servicio, o Vergara (Eduard Fernández), que se resiste a su lectura mental automática. Tampoco sabe lidiar con Barbrow (Paul Giamatti), que le saca la delantera de continuo. Cuando este da un golpe en la mesa, el único remedio es mandar de vuelta a la Tierra a la parejita de rivales.

El cardenal y el cura que acabaron volando por una ventana al final de la primera temporada se vuelven aliados momentáneos. Resucitan gracias a la bruja de Pedraza. La señora sigue siendo un ente desquiciado, pero al menos no hay escenas de ninjas ridículas (y divertidas, sí). Conservados en gusanos, los cadáveres de Vergara y Santoro recobran sus almas. Son zombies conscientes provenientes del infierno. Están podres, no sienten dolor y las desfiguraciones que lucen son más que notables.

Vergara y Santoro en '30 monedas' 2x06
Amiguis del infierno, un 200% más podres que antes. | Cortesía de HBO Max España

Todo el proceso de aclimatación a su nueva vida es comedia típica del creador de 30 monedas. El colegueo de los antiguos amigos es notable. Se aprecian, aunque persiguieran destinos opuestos. Sus misiones tampoco coinciden, como hace obvio el guion sin sonrojarse. Vergara quiere proteger a Elena mientras que Santoro solo piensa en el libro. Esta versión oscura de la dupla protagonista de Good omens era una adición necesaria, esperada, a la segunda temporada.

El bien ve chocar sus líneas de acción

El orden relativamente cerrado de los primeros episodios ha ido dejando paso a una acción en aumento. Elena (Megan Montaner) ha conseguido recuperar la compostura después de su paso por el averno, parir un alien y luchar contra animatrónicos o cultistas roleros. En este sexto capítulo, sin embargo, logra evitar las trampas del enemigo mucho más centrada. Bien que lo necesita, ya que acaba separada de su escudero Paco (Miguel Ángel Silvestre). Un movimiento que empezaba a ser necesario, pues sus interacciones estaban perdiendo frescura por exceso de uso.

Sole lo peta en '30 monedas' 2x06
Si eres niña con nombre en una serie fantástica tienes un 50% de posibilidades de acabar muerta o tener poderes. | Cortesía de HBO Max España

Laguna (Pepón Nieto) y Salcedo (Nuría González) también tienen sus grandes momentos. Ella logra colarse en la reunión del club de élite en la que Barbrow cuenta sus planes y escapar viva para contarlo. Incluso retorna a España en un tiempo récord para rescatar a su colega. El agente de la benemérita rescata a la mayoría de los vecinos de Pedraza del psiquiátrico, aunque no a todos. Aquí se puede ver a Sole (Carla Tous), la niña poseída de la temporada 1, usar poderes mentales para ayudar en la huida. Once de Stranger things u Olivia Dunham de Fringe estarían orgullosas de ella.

La antena humana que es Antonio (Javier Bódalo) sigue sintonizada y permitiendo a su equipo salir airoso de las trampas de Barbrow. Haruka (Nadja Nimri) sigue igual de perdida, pero en un rol más secundario como el del capítulo 2×06 encaja mejor en el todo. Sea como fuere, al final las fuerzas del bien quedan en tres escenarios. Elena, sola, descubre que debe ir a Perú. Paco es atrapado por Merche. Por último, los segovianos y compañía están juntos y listos para atacar a Barbrow.

Salcedo en '30 monedas' 2x06
Si me pongo gafas y me hago la sobrada seguro que no sabrán que no soy parte de esta sociedad secreta, pensó Salcedo. | Cortesía de HBO Max España

El mal suelta su monólogo malvado tras mucha espera

Aunque está demostrando ser más que falible, Barbrow consigue mantenerse como un villano decente hasta el momento. Tiene su espacio para soltar su discurso de una forma original. En la cumbre donde se cuela Salcedo es donde suelta su speech sobre cómo acabará con el mundo. Usando las 30 monedas invocará a Dios, subversión completa de lo cristiano, para que traduzca la última página del libro negro del árabe loco. Tal evento desplegaría tal energía que es capaz de acabar con la realidad y resetearla. El pasaje para salvarse pasa por pagar al magnate. El asunto recuerda a las acciones de William Bell en Fringe.

La sustitución de Lombardi (Luigi Diberti) es bastante decepcionante. Tiene en sus manos a Elena y Paco, pero decide poner al mando a su guardaespaldas que la caga nada más empezar la treta. Esta minitrama resulta fallida al no tener influencia alguna en el arco del que forma parte. El doppelgänger es chulo, pero sin él nada habría cambiado. De hecho, se encuentra al padre tomando un café, tan pichi tras haber sido clonado.

Elena y Paco en '30 monedas' 2x06
Cara de cuando un cura viejo te apunta con una pipa. | Cortesía de HBO Max España

Su lectura del grimorio compensa, a pesar de que el desenlace está algo cantado. Lombardi fallece con una referencia directa a La profecía que se barrunta como ella sola. Con todo, cuadra y sirve a su propósito de hacer avanzar los planes de Lucifer, devolviendo a Vergara y Santoro a la Tierra, y de los segovianos.

Merche, que sigue mostrando tener una agenda propia, es la protagonista de la mirada final del episodio. En este, se lía con Barbrow, que la amenaza por haber usado una moneda para sus propios intereses. Tira de ella, poco antes, para recuperar a Paco. No está claro, ni hace falta que lo esté, si sigue enamorada o es una mera forma de manipular a Elena. Quizá, simplemente es algo que le permite recuperar amor propio.

30 monedas 2×06 calma las pulsaciones un tanto tras entregas de alta tensión. Se dedica a cerrar líneas de acción abiertas en un tono de preparación de desenlace total. Así, recuerda más a los dos primeros capítulos que al resto. Cumple su función. La responsabilidad está ahora en que el par de episodios finales sepa rematar la faena.

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad