Revista referencia en fenómeno fan

Crítica de ‘Blue Exorcist: Shimane Illuminati Saga’

Revisamos el esperado regreso de Blue Exorcist siete años después de la segunda temporada.
Blue Exorcist Shimane Illuminati Saga

Blue Exorcist (originalmente en japonés, Ao no Exorcist), tanto en su versión manga como en la animada, fue uno de esos grandes fenómenos de la década de 2010 que se extendieron de Japón al mundo. Es lógico, pues presenta un universo de fantasía oscura con personajes carismáticos, habilidades sobrenaturales y batallas épicas atravesadas por las llamas azules del hijo de Satán. Tras una espera de siete años, el anime ha retornado con su tercera temporada, Blue Exorcist: Shimane Illuminati Saga, y no ha dejado a nadie indiferente.

Spoiler anime o manga

Cómo quedó Blue Exorcist en la temporada 2

La cronología del anime es algo confusa, con temporadas que se solapan, varias OVA, una película… Además del manga original, por supuesto. Después de tantos años de hiato, es natural haber olvidado cómo cerró la segunda temporada de la serie, Blue Exorcist: Kyoto Saga. Para empezar, es importante tener en cuenta que la segunda temporada no es una continuación de la primera e ignora los últimos episodios de esta, donde la trama se desvía del manga. 

En Kyoto Fujōō-hen, Yukio, Rin y compañía investigan la desaparición de unas valiosas reliquias demoniacas. El culpable es Saburouta Toudou, un exorcista y miembro en las sombras de los Illuminati. Al conocer la verdad, los protagonistas acuden a Kioto para proteger el Ojo Derecho del Rey Impuro y descubrir quién ha traicionado a la Orden y colabora con Toudou.

 No consiguen evitar la catástrofe, y el Rey Impuro vuelve a la vida. Rin ha sido condenado a muerte por haber mostrado su verdadera identidad como hijo de Satán, pero no se da por vencido. A pesar de todo, logra desenvainar la espada demoniaca y vence al Rey Impuro.

Resumen del argumento de Blue Exorcist: Shimane Illuminati Saga

La nueva temporada muestra un Rin Okumura más confiado en su naturaleza de demonio. Encaja mejor en el grupo, que ya es consciente de sus lazos con Satán, y está en proceso de desarrollar sus habilidades. En cambio, hay miembros del elenco principal que esconden secretos y libran batallas que el resto desconoce. 

Renzo Shima no solo es un agente infiltrado de los Illuminati; es también un doble espía que colabora con la Orden de la Verdadera Cruz. Izumo Kamiki es otro personaje secretamente ligado a los Illuminati, que retienen a su madre poseída por el espíritu del zorro de nueve colas. Se revela que ingresó en la academia para entrenar sus poderes y ser el próximo sujeto de un horrible experimento, con el fin de salvar así a su hermana menor.

Los Illuminati, liderados por Lucifer, raptan a Izumo y declaran la guerra a la Orden de la Verdadera Cruz. Su intención es unificar Assiah y Gehena, el reino de los humanos y el de los demonios. La frontera entre ambas dimensiones se está difuminando, y se avecina una gran guerra que determinará el devenir del mundo. 

Aunque planten esa semilla, la tercera temporada se centra en el proceso de rescatar a Izumo de los Illuminati. Se destapan sus laboratorios de experimentación humana y el escabroso proyecto de Gedoin en su afán por hallar la fórmula del elixir de la inmortalidad. Todo ello se complementa con un viaje al pasado de Izumo, la trágica historia de su madre, Tamamo, y los monstruos que tiene que vencer para resucitar el poder que duerme en su templo.

Los experimentos fallidos de la tercera temporada de Blue Exorcist

Hay varios motivos por los que, tras una espera tan prolongada, la nueva entrega de Blue Exorcist puede saber a poco. Para empezar, la parte técnica podría estar más lograda. De una serie de acción de este calibre se esperan escenas épicas y visualmente impactantes y, aunque cuenta con alguna de ese estilo, abundan las peleas con imágenes estáticas. Por no hablar de un uso del 3D que resulta ortopédico y poco natural, como en el caso de los zombies. También se detectan rostros dibujados de forma hosca o que no concuerdan con el estilo anterior, ya que esta temporada ha sido animada por un estudio diferente llamado VOLN.   

Vuelve a surgir en Shimane Illuminati Saga un problema del que la comunidad fan ya se ha quejado con anterioridad. Por algún motivo, no llegan a acertar con cuestiones de ritmo y tono. Aunque las tramas apunten a grandes desafíos y enfrentamientos explosivos, una gran parte de los episodios se centra en tramas escolares, lo cual no termina de casar con ese desenlace tan anticipado.

En cuanto a los desaciertos que incumben al tono, no hay más que dirigir la mirada al último episodio. Un final que desvela la intrigante conversación entre Lucifer y Yukio, quien tiene a flor de piel una mezcla de inseguridad y rencor que promete una devastadora traición. También vemos a Shima en su rol de doble espía, una posición que puede dar mucho juego en el futuro. Y, sin venir a cuento, se convierte en el típico episodio de piscina con bromas y peleas absurdas. Un cierre desafortunado que ensombrece los aspectos de la historia que sí valen la pena.

Las llamas que sigue encendiendo la serie

Sin duda, el corazón de esta tercera temporada reside en la trama de Izumo. Al descubrir su pasado y comprender el peso que ha cargado sobre sus hombros todo este tiempo, es posible mirar al personaje con otros ojos. Su dureza y desconfianza se entienden mejor a través del sufrimiento y la responsabilidad excesiva que ha tenido que soportar una niña a la que nunca nadie ha ayudado. Cuando confronta su realidad, cuando mira directamente a sus miedos, es capaz de asumir el inmenso poder que custodia su linaje. La historia de Izumo es el punto de unión perfecto entre la Orden y los Illuminati, así como un viaje al interior de un personaje de lo más intrigante.

Y ese es, precisamente, otro de los elementos más atractivos de Blue Exorcist. Cuenta con un elenco con perfiles muy llamativos y curiosos. Algunos son cercanos y familiares, como Rin; otros, en cambio, tienen un aura misteriosa que seduce, como en el caso de Mefisto. La premisa también es, generalmente, interesante, partiendo de la base de que el protagonista es el hijo de Satán y se encuentra rodeado de demonios y exorcistas. 

Blue Exorcist: Shimane Illuminati Saga, emitida entre el 7 de enero y el 24 de marzo de 2024, ya tiene una continuación confirmada. En ciertos aspectos, la tercera temporada se aproxima a ser un arco de transición, el inicio de una travesía que puede deparar grandes retos. El conflicto entre la Orden de la Verdadera Cruz y los Illuminati sigue abierto, las puertas a Gehena rezuman expectación, y queda por ver qué les aguarda el porvenir a los bastardos del señor de los demonios. 

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Javier Retuerta Merino
21/07/2023
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad