Revista referencia en fenómeno fan

Crítica de ‘Cuando llegue la hojarasca’, una búsqueda personal mientras se protegen los bosques

El estreno de Eli Macías entremezcla naturaleza y una crisis existencial de juventud.
Segmento de la portada de Cuando llegue la hojarasca

Cuando llegue la hojarasca es la primera novela que publicó la editorial independiente Pato Ediciones. También es una bella novela corta escrita por Eli Macías. Los protagonistas son Luis y Miel, pero la naturaleza aparece constantemente a su lado. Así, se trata de una novela dulce y tierna con un claro mensaje: las personas debemos cuidar los bosques. Pero no solo eso, es un libro que va más allá. Aquí los motivos por los que cualquiera debería leerla.

De qué va Cuando llegue la hojarasca

«Después de las palabras de su padre y todos los pensamientos que le martirizan, no puede evitar pensar que esos aprobados parecen más una maldición que un alivio. Luis ha terminado Bachillerato; ahora solo le toca decidir qué va a hacer con el resto de su vida.»

Portada de'Cuando llegue la hojarasca'
Portada de ‘Cuando llegue la hojarasca’. | Pato ediciones

Luis es un joven de diecinueve años que no sabe qué hacer con su vida. Acaba de terminar los estudios, nunca ha salido de Cazorla y los veranos maravillosos en su pueblo encantador parece que ya no le llenan lo suficiente.

El chico anda buscándose a sí mismo y para ello acepta un trabajo en el cortijo de su tío que resulta ser horroroso. También pierde a quienes eran sus amigos, porque ya no hay nada que los una. Pero una noche de julio, en medio de la Sierra de Cazorla, rodeado de naturaleza, conoce a Miel. Luis no sabe si es una persona o un animal. Es, en realidad, un espíritu del bosque que lo ayudará en el camino de conocerse. 

Cómo es Cuando llegue la hojarasca

«ᜭQuién sabe, Luis, a lo mejor cuando llegue la hojarasca encuentras algo que le dé sentido a lo que quieres hacer en tu vida.«

Cuando llegue la hojarasca, de Eli Macías, es una novela corta que puede etiquetarse dentro de varios géneros. Puede decirse de ella que es mitad novela y mitad leyenda. También que se mueve entre la fantasía rural y la novela romántica. Pero sea cual sea la mejor manera de catalogar esta historia, lo que es indiscutible es que se la puede describir como tierna, dulce e íntima.

Está escrita de tal modo que consigue hacer de sus páginas un refugio para los lectores. Un espacio en el que adentrarse después de un día duro de trabajo para sentirse mejor. Porque en esta historia hay drama sin excesos y también diversión. Pero por encima de eso, hay sensibilidad y esperanza.

Cuando llegue la hojarasca también es una novela un tanto lineal. Pero no por eso resulta monótona y aburrida. Dicho factor contribuye a aumentar esos sentimientos de tranquilidad y calma que despierta en el lector página tras página. 

Los personajes, por su lado, son entrañables y especiales. Con Luis es fácil empatizar, porque la mayoría de personas se han encontrado perdidas en algún momento de sus vidas. La adolescencia es, para muchos, el momento más decisivo de su existencia. Ese en el que han de escoger lo que van a hacer en el futuro. Se trata de una etapa que muchas veces va acompañada de indecisión, de dudas y miedos. Algo que Eli Macías refleja con mucha naturalidad en esta historia.

Por su parte, Miel es un personaje con el que resulta sencillo encariñarse. También es quien acompaña a Luis en su peor momento. Quien lo aconseja, quien está a su lado y lo ayuda a encontrar su camino. Sin duda, este segundo protagonista es vital en esta novela en la que cualquier persona, sean cuales sean sus gustos, será capaz de encontrar algo positivo. 

Lo que más destaca de esta novela corta de Eli Macías

«El olor del bosque le inunda por completo. El cítrico, la menta, la intensidad de las plantas y la tierra bajo sus pies. El paisaje se le revela en la oscuridad: aunque solo puede ver lo que le permite la luz de la luna, le parece la imagen más bella que ha contemplado jamás.»

Si el libro es tan bonito no es solamente por la búsqueda de Luis ni la relación tan sincera que forjan en poco tiempo. Lo es porque Cuando llegue la hojarasca está ambientado en la Sierra de Cazorla, en Andalucía. Sin dudas, bien puede decirse que la naturaleza es la tercera protagonista de la novela. Porque aparece constantemente y el lector casi puede ver las hojas caer, oler los bosques y notar la tierra mojada bajo sus pies.

Eli Macías, sin embargo, no solamente describe en detalle este punto de la geografía española. Además, lanza un mensaje claro: se han de preservar los bosques. Lo hace de manera natural, fluida, pero de un modo muy fácil de captar. Luis y Miel se encuentran en un paraje natural precioso y todos debemos poner nuestro granito de arena para que se mantenga así de vivo y bonito.

Así, Cuando llegue la hojarasca es una novela para quienes quieren salir de un bloqueo lector y necesitan una historia que les haga sentir bien. También para quienes se sienten perdidos y están agobiados por no ser capaces de encontrar su camino. Pero por supuesto, resulta también perfecta para los amantes de la naturaleza, pues Eli Macías logra con maestría envolver al lector con el aire de la Sierra de Cazorla.

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad