Revista referencia en fenómeno fan

Crítica de ‘Culpa mía’, nada nuevo para los adolescentes de España

Una opción entretenida pero que no pasa de ahí.
Poster de Culpa mía

Wattpad viene siendo, desde hace quince años, una fuente casi inagotable de historias dirigidas al público juvenil. Y eso está bien. En esta plataforma online de lectura y escritura, jóvenes de todo el mundo comparten sus historias, pulen sus escritos, conectan con otros lectores y escritores, y desarrollan sus pasiones. También de vez en cuando nacen grandes fenómenos, como es el caso de Culpa mía, una historia que Mercedes Ron empezó a publicar hace casi una década. El sello juvenil Montena llevó la saga Culpables a las librerías. Tiempo después ha sido Amazon Prime Video quien, con una producción de Pokeepsie Films, ha querido tenerla en su catálogo. Así nace esta película.

Dirigida por Domingo González, que también ha sido el responsable de adaptar el guion, Culpa mía está protagonizada por Nicole Wallace y Gabriel Guevara, dos jóvenes con gran química que ya coincidieron en Skam España, ficción de Movistar Plus+. Ellos son los encargados de dar vida a Noah y Nick, dos jóvenes que se ven obligados a vivir juntos, como hermanastros. Tras los primeros encontronazos, lo que realmente surge entre ellos es una pasión incontrolable que, siendo como son hermanastros, está prohibida.

En un ambiente de desenfreno, violencia y lujos, los dos se ven incapaces de alejarse y entran en un bucle de conflictos, encuentros y peligros. Con todo esto, Culpa mía ha terminado siendo lo que promete: la historia adolescente de siempre. Con lo bueno y con lo malo.

Culpa mía, lo mismo de siempre

Culpa mía es más de lo mismo, lo que para el lícito adorador de este tipo de películas será una buena noticia. Es una película entretenida porque la acción rara vez deja espacio para la reflexión o la pausa, así que los acontecimientos se van enlazando unos con otros sin que apenas dé tiempo a pestañear.

La química entre los protagonistas está ahí y algunos diálogos bastante inspirados dicen algo de la frescura de las voces jóvenes de la literatura. Culpa mía, además, nunca luce mal: la imagen es bonita, la estética es acertada y los recursos y herramientas empleadas remiten a este tiempo presente, aunque la cinta beba de forma evidente de otras pasadas como la ya mítica Tres metros sobre el cielo (2010). Es una película pensada para el público joven, lo que no significa que un adulto no pueda disfrutarla si gusta de este tipo de historias.

Unos y otros encontrarán lo de siempre en Culpa mía, y esto también tiene sus aspectos negativos. La sensación de haber visto esta historia decenas de veces nunca se termina de ir, ese recuerdo a Tres metros sobre el cielo y los escenarios ya recorridos: las carreras de coches ilegales, las peleas, las bandas. La violencia y la agresividad como norma, la naturalización de las drogas y el desenfreno sexual en menores de edad también están ahí, como un reflejo nada sano de los jóvenes. Moralmente es bastante cuestionable.

Entre lo habitual y lo surrealista

Desde un punto de vista cinematográfico también hay pegas. Si bien algunos diálogos son bastante inspirados, como se ha dicho, en otros momentos se advierte la, a veces, difícil relación entre el lenguaje cinematográfico y el literario. Ciertas escenas encajan bien sobre las páginas, pero al trasladarlas a la pantalla resultan antinaturales y forzadas. En el primer caso, los intérpretes se muestran normalmente acertados, en el segundo caso se pierden en lo señalado: resultan forzados y poco creíbles.

La primera mitad de la película es entretenida y por momentos interesante, pero el último tramo raya lo surrealista. Apuesta por escenas en las que da la sensación de que lo importante es mantener la acción simplemente por tener acción, por terminar con golpes de efecto, porque así es como deben terminar las historias, con un clímax explosivo. Pero la resolución se siente exagerada y poco trabajada, con detalles concretos surrealistas, y puede sacar a muchos espectadores del ensueño de los minutos anteriores.

En Culpa mía no hay nada rompedor ni innovador dentro del universo de las historias juveniles. Como se ha dicho, en cualquier caso, esto no es necesariamente malo. Hay espectadores que quieren disfrutar de las historias confortables de siempre, sean cuales sean para él ese tipo de historias. Aquí puede encontrar una.

Culpa mía está disponible en Amazon Prime Video desde el 8 de junio.

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad