Revista referencia en fenómeno fan

Crítica de ‘El cuco’, terror cultista sobre raíles

Una propuesta que funciona pero no logra diferenciarse.
'El cuco' fotograma

En ocasiones la originalidad se deja de lado en busca de asegurar el relato que se quiere contar. Mar Tarragona sigue esta vía en El cuco. En ella narra, con guion de Alfred Pérez Fargas y Roger Danès, una historia de terror pagano de raíces clásicas. Logra entretener durante su moderada duración, a pesar de tornarse demasiado previsible especialmente para quienes sean fan del género.

Lo mejor de El cuco, una fórmula efectiva bien ejecutada

El film circula en torno a Anna (Belén Cuesta) y Marc (Jorge Suquet). Ella está embarazada y en casa, atrapada en la rutina. Él centra sus esfuerzos en el trabajo, hasta llegar a ser un cretino. Un viaje a la selva negra se alza como la oportunidad de curar heridas en la relación. Eligen cambiar la casa con una pareja alemana, Hans (Rainer Reiners) y Olga (Hildegard Schroedter). Además de ancianos, son demasiado agradables.

A partir de ahí se desarrolla un argumento que va sobre raíles pero que se ejecuta con pulcritud. Tarragona sabe dar poderío visual al conjunto, jugando con la amplitud y la claustrofobia a conveniencia. El elenco también está acertado, con papeles cómodos de corte clásico. No hacen falta aspavientos para que el todo funcione.

Lo peor de El cuco, algún momento incrédulo y poca originalidad

En el debe, El cuco deja escenas en las que es difícil creer que alguien actuara así. Por ejemplo, al encontrarse Anna y Marc con la hija de sus huéspedes. La reacción de ella al comportamiento de su esposo tampoco termina de encajar a ratos. Simplemente, se requiere un poquito más de suspensión de la incredulidad que habitualmente.

Peor es la sensación de que, en la búsqueda del homenaje, el film acaba perdiendo un tanto su propia alma. Las referencias, que comentaremos más adelante, se tornan tan obvias que afectan al resultado global. Siendo algo más sucintas, quizá cediendo más al terror puro que al suspense, El cuco podría haber logrado impactar más. Incluso ahondando algo más en el carácter de este pájaro en lugar de usar su comportamiento para barruntar qué va a pasar en la peli.

El detalle fan, una mezcolanza total de clásicos

Entre las principales referencias de El cuco, y si no se quieren spoilers mejor parar aquí, se encuentran La semilla del mal de Polanski. La idea de que un par de ancianos amables vayan a por una embarazada y acaben resultado parte de un culto sale de ahí. Por ello es fácil ver en el film de Tarragona destellos de otras cintas que beben de la mencionada, como La llave del mal. Esta es una inspiración todavía más clara, al incluir el intercambio de cuerpos.

La búsqueda de la vida eterna que se contempla en Olga y Hans es la misma de La abuela de Paco Plaza. También la de Tellem en la adaptación de Apple de Fundación. El cuco se acerca más a estos ejemplos que al mito de Dorian Gray. Alguna escena parece relacionarse con Psicosis y el final retrotrae a La última casa a la izquierda en su versión original. Respecto a lo de sacar lo peor de un servicio de vivienda turística, es inevitable pensar en Barbarian.

A enero de 2024, El cuco puede verse en Filmin.

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad