Revista referencia en fenómeno fan

Crítica de ‘Fallout’ temporada 1, risas en medio del apocalipsis nuclear

La nueva serie de Prime Video 'Fallout' consigue enganchar con una fórmula en la que se mezcla humor absurdo con la descarnada lucha por la supervivencia.
Cooper Howard en Fallout | Imagen promocional

La franquicia de videojuegos Fallout tenía todo lo necesario para convertirse en serie de televisión. Un rico imaginario post-apocalíptico con un tono y ritmo propios se mezcla con un trasfondo rico y original para dar como resultado un producto sumamente atractivo que, a priori, pudiera ser fácil trasladar con éxito a la pequeña pantalla. Eso sí, si se hiciera con el cariño y la pericia adecuada. Aunque se ha encontrado con algunas dificultades a la hora de recrear el mundo con la misma profundidad con la que lo consiguen los juegos de Bethesda, la temporada 1 de la serie producida por Amazon Prime consigue, efectivamente, traernos una trabajada trama que mantiene al espectador en vilo y sorprende en cada giro argumental.

Ambientación insuficiente, pero inmejorable

Para los fans de las obras originales, una de las cosas que podía echar para atrás al comenzar la serie de televisión era lo poco inmersiva que era en comparación con los trabajos de Bethesda, Obsidian y Black Isle. Esto era debido, principalmente, a que el imaginario de Fallout empapaba cada trazo y elemento del videojuego. Desde el desarrollo del personaje hasta la interfaz, pasando, claro está, por el contenido argumental.

A causa de las propias limitaciones del medio, el traslado a serie de televisión trajo consigo una serie de impedimentos que dificultaban una sumersión en el imaginario tan completa como en el caso de los videojuegos. Estas barreras son, al fin y al cabo, inevitables pero, todo sea dicho, la producción de Prime Video hace todo lo posible para mantenerse fiel al mundo de Fallout empleando todos los recursos que tiene a su disposición. Desde luego, en este ámbito no da una experiencia tan profunda como la que puede ofrecer un videojuego de rol. Sin embargo, sí que logra alcanzar con creces todo lo que se puede esperar en este ámbito de una serie de televisión.

La hermandad del acero en'Fallout'.
¿A quién no le gusta una orden de caballeros militarizada? ¿A quién no le va a gustar? | Imagen promocional

Un argumento sólido e impredecible

A primera vista, la serie Fallout podía parecer una historia floja y estereotipada cuyo único atractivo era que se desarrollaba en un mundo ficticio profundamente original. La casilla de salida de la que parte la historia es, al fin y al cabo, una que hemos visto en innumerables ficciones y que se puede interpretar que sigue a pies juntillas el camino del héroe de Joseph Campbell. Lucy MacLean, la joven protagonista interpretada de forma soberbia por Ella Purnell, toma la decisión de salir de su hogar, un refugio que hace las veces de oasis. Así, emprender un viaje por el desconocido y peligroso yermo en busca de su secuestrado padre.

Sin embargo, esta premisa inicial tan sencilla comienza a complicarse a los pocos capítulos. A través de incontables golpes de efecto, la trama mantiene desconcertado al espectador. Este es continuamente sorprendido por giros argumentales en los que se mezcla la comedia por lo inesperado y la brutalidad del yermo. Algo que ocurre, precisamente, en los videojuegos. En ellos lo más fácil es desviarse de la misión principal y perderse en exploración y secundarias.

De esta manera, es fácil observar que, si bien la serie de Amazon Prime no logra alcanzar una de las principales virtudes de los videojuegos originales por las carencias del medio elegido, sí que logra un altísimo nivel en aquello que le es más propio al soporte. La narratividad, el guion, el montaje y las actuaciones son todos de un nivel altísimo y convergen de manera espléndida para dar un producto de enorme calidad. La ayuda de creadores de varias entregas de la saga, encantados además con el resultado, se nota.

Perro en'Fallout'
El destino que corría este animalito capítulo tras capítulo nos ha mantenido en un continuo sinvivir. | Imagen promocional

La moda de las series no seriadas

Con la aparición de las plataformas de streaming comenzó una moda que ha hecho un flaco favor a la experiencia que supone una serie de televisión en comparación con una película. Las series están, generalmente, preparadas para ser vistas de forma episódica, con un margen de tiempo entre capítulo y capítulo que en el pasado sirvió para la digestión de lo que se había visto y la consiguiente especulación de lo que estaba por suceder.

Este formato enriquecía en gran medida el visionado y lo diferenciaba de experiencias similares como el cine. Sin embargo, el consumo compulsivo de series a través de plataformas de streaming en las que se publican las temporadas de las series de golpe han entorpecido esta tradición. Tristemente, Prime Video ha comenzado a imitar en series como Fallout esta práctica tan habitual en otras plataformas como Netflix.

En el caso de Fallout, todo parece apuntar a que la serie se hubiera visto beneficiada de una estrategia de publicación tradicional. Como hicieron, sin ir más lejos, con Invencible o The boys. Los finales de los episodios están plagados de poderosos cliffhangers que hubieran dado pie a días de especulación por parte de la comunidad fan, que hubiera visto su experiencia enriquecida por este motivo.

Una serie impecable, pese a las limitaciones y las malas decisiones

En un primer momento, la serie Fallout parecía que no iba a lograr alcanzar las expectativas creadas en torno a ella, debido a un argumento inicial aparentemente poco original y una ambientación no tan lograda como en los videojuegos, inspirados en buena medida por el film A boy and his dog. Sin embargo, una vez atravesados los compases iniciales, la serie hace lo que le permite el medio en lo que se refiere a la ambientación y, a cambio, se consiguen unos resultados impecables en el campo de lo narrativo y lo fílmico. La ficción de Prime Video acusa, eso sí, la necesidad de una estrategia de publicación más afín a la tradición dentro de las series televisivas. Aún y todo, es una de las series de mayor calidad en lo que llevamos de año, que promete una segunda temporada tan sorprendente, divertida e inesperada como la primera.

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Rosa Suria Sánchez
19/04/2023
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad