Revista referencia en fenómeno fan

Crítica de ‘Fundación’ 2×01, la consolidación de un camino propio

La serie asienta su tono en el inicio de su segunda temporada con un gran primer episodio.
Los Cleon en Fundación 2x01

David S. Goyer ha terminado de dejar claro en el estreno de la segunda temporada de Foundation que su serie y la obra en que se inspira son dos entes diferentes. No se entienda esto como una crítica. Tras una primera tanda de episodios con momentos vibrantes pero también elementos cuestionables, Fundación 2×01 muestra que quiere ser televisión actual. Lo hace abrazando el rudo estilo HBO que guio Roma o Juego de tronos. También con un salto temporal de más de un siglo. A la sombra de Sheldon, dirigido por Alex Graves, se pasa sin contemplaciones a la ciencia ficción suave, a la acción y al sexo. Un camino que sube el entretenimientos varios puntos.

Aviso spoiler de'Fundación? y Asimov

Trantor e Imperio siguen siendo el picante de la salsa

Lee Pace sigue dando vida al hermano Día, la versión mediana y al mando del emperador Cleon. Ya van por el XVII. Terrence Mann sigue como hermano Ocaso y Cassian Bilton como hermano Despunte. Si a alguien le parece que tienen algo raro es normal. Las modificaciones genéticas que han ido sufriendo han pasado factura. Imperio ya no es una copia casi perfecta.

El inicio del episodio muestra la decadencia de la estirpe imperial y de su reino con audacia. Cleon XVII está fornicando con Eto Demerzel (Laura Birn), de eso ya se hablará, cuando unos asesinos tipo ninja atacan. Desnudo, se enfrenta a ellos. A pesar del, a buen seguro, sabotaje interno que hace inútil su barrera cinética logra vencer. Al robot le cortan la cabeza, pero resulta que el cerebro positrónico que se supone que tiene está descentralizado.

Esta situación era impensable cien años atrás. Además, Imperio es abrasivo, malhablado y déspota. La línea del guion en que pide que alguien le traiga algo para que su «masculinidad» no vaya pegando botes es oro. Se le ve mucho más estereotípicamente medieval que sus contrapartes, tan clásicas, de la primera temporada. Por entonces demostraron, como en la trama de hermano Despunte y Azura, que iban un paso por delante. La confianza fraternal no existe y el emperador duda de sus compañeros clones. Por si fuera poco, planea casarse.

Imperio en'Fundación' 2x01
Está como una chota y le da igual. | Cortesía de Apple TV+

Una reina para poner en cuestión la dinastía eterna

Resulta que Imperio no solo se pone piercings sino que también tiene una prometida: Sareth (Ella-Rae Smith), del Dominio Nube. Se trata de un ente independiente, de gran poder local y comercial, que se abre paso ante la decadencia del poder central. Aquí sí coincide con las novelas, donde la capital y los mundos interiores apenas son conscientes de la realidad.

Los intereses de la reina y sus ayudantes parecen ir a medida de una telenovela política. Se atreve incluso a decirle a Imperio que cree que eso de poner anillos gigantes en torno a Trantor es una mera muestra de poder ante su debilidad. Otra muestra de decadencia. La joven no habría podido salir viva de la sala ante Cleon XII o XIII. Ahora sí, porque puede.

Demerzel sigue a su bola. Sus métodos de control sobre Cleon XVII llegan al ya mencionado sexo. Los robots son seres sexuados en los libros. Asimismo, ciertos detalles de la novela Los robots del amanecer (si no has leído la serie Fundación, te recomendamos no clickar) hacen que el hecho de que sea una figura maternal para el emperador no suponga un problema a la hora de que echen un polvo por diversión. Suena raro, pero es así, qué le vamos a hacer.

La reina Sareth en'Fundación' 2x01
Alicent vibes intensifies. | Cortesía de Apple TV+

Fundación y mentálicos

En la Fundación la vida ha seguido. Ahora el planeta está desarrollado, gracias al desenlace de la primera Crisis Seldon. La segunda está al caer, como indica que la Bóveda se ilumine. Una razón para que la federación que lidera el planeta se ponga las pilas. La audiencia lo tiene más claro, ya que puede ver cómo el cadáver del comandante Dorwin. Sí, ese al que mató la Gran cazadora de Anacreonte mientras entraba a la Invictus.

Gaal (Lou Llobell) y Hardin (Leah Harvey) están a su vez aprendiendo a ser madre e hija. Lo de que tengan la misma edad lo hace igual de raro para ellas y para el público. De momento, a pesar de que las actrices lo intentan dar todo, su trama sigue flojeando. Por ejemplo, ese momento en el que sacan la nave del océano del planeta natal de Garnick se percibe tan cogido por los pelos de la verosimilitud como el final de Avatar 2.

La serie sigue apuntando al individuo como motor de la narrativa y no a las masas. Un alejamiento del alma de las novelas en busca de tener una propia que se deja notar tanto en Salvor como en Gaal. LA importancia que se asignan y que parece que la ficción les va a dar es total. Ellas mismas se refieren a sí mismas como portadoras del destino de la galaxia. Apesta a monomito.

Seldon se encuentra por su parte atrapado en un entorno de pesadilla, cibernético. Una prisión en la que interacciona con su compañera vital Yanna (Nimrat Kaur). Si es o no la Dors de los escritos, habrá que esperar a verlo. Las imágenes recuerdan al viaje de Shepard por el consenso geth en Mass Effect. No en vano, ambas situaciones presentan a una consciencia humana en un entorno informático. Problemático.

Salvor y Gaal en'Fundación' 2x01
Seguro que les dicen que parecen hermanas. | Cortesía de Apple TV+

Su irrupción final y la confrontación con Gaal era previsible, por necesaria. De ella saldrá, a buen seguro, el arco de la Segunda Fundación que tanto se ha anticipado. Sea como fuere, es un cierre de episodio que cuadra con el tono consolidad que luce Fundación 2×01. Olvidándose de la altanería de Raising wolves o de la frialdad de Asimov, quiere triunfar. Porque para competir con La casa del dragón y similares hay que usar su mismo fuego.

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad