Revista referencia en fenómeno fan

Crítica de ‘Para toda la humanidad’ temporada 4, un pasado alternativo asentadísimo

Aunque se de en el pasado, la serie mira al futuro.
Dev en la temporada 4 de Para toda la humanidad

Siguen pasando las décadas, dentro de su universo, y For all mankind sigue sabiendo mantener el interés. Aunque su pico sigue estando en su segunda entrega, la cuarta temporada de Para toda la humanidad ha demostrado que tiene combustible en la reserva. De menos a más, se desarrolla a principios de milenio, con Marte y la minería de asteroides como epicentros.

Aviso de spoiler de'Para toda la humanidad'

Lo mejor de la cuarta temporada de Para toda la humanidad, más riesgos y rusos

Durante la primera mitad de la temporada cuatro se muestra la principal novedad de la serie de Apple TV+. La Unión Soviética deja de ser un antagonista externo. Gracias a Margo (Wrenn Schmidt) se puede visitar brevemente Moscú, así como la Ciudad de las estrellas. La capital rusa y la sede del Roscosmos son los principales escenarios de estos primeros pasos en la U.R.S.S., en la Tierra al menos.

En general, el buenismo era uno de los lastres de anteriores entregas de Para toda la humanidad. La segunda parte de esta se aleja convenientemente del buen rollo. Los rusos son malvados, pero no menos lo es el gobierno de Al Gore. En Marte los sucesos clave se desencadenan gracias al egoísmo del dúo Ed (Joel Kinnaman) y Dev (Edi Gathegi). Ambos pasan del bienestar de la Tierra en pos de sus deseos. Como señalan con acierto Margo y Aleida (Coral Peña) en el season finale, no es la bondad lo que lleva a actuar a los rebeldes marcianos.

Danny Poole (Krys Marshall) es otro personaje que deja de ser presentado como alguien prístino. Su obediencia ciega es culpable en buena medida de que haya una huelga de empleados de Helios, así como de que Ed participe del secuestro de Ricitos de oro. El asteroide repleto de iridio surge como el factor común para que los tres grandes agentes, U.R.S.S., E.E.U.U. y Helios, se unan. Por suerte, el ciclo de colaboración como resolución del conflicto central se rompe tal y como se acaba de describir.

Fotograma de'Para toda la humanidad' 4x08
Ed en modo porculero máximo. | Cortesía de Apple TV+

Lo peor de la cuarta temporada de Para toda la humanidad, sigue siendo algo tendenciosa

Hasta ahora, el audaz idealismo yanqui al que tanto vanagloriaba For all mankind abarcaba especialmente a la NASA. Las agencias privadas, representadas por ese Helios que para nada es Apple, no salieron bien paradas en la tercera temporada. Ahora, en cambio, Dev pasa a ser una especie de revolucionario. Estados Unidos adora su independencia y a esta recuerda la actitud del magnate o de Ed.

Aunque ambos sean más que reprobables moralmente, la serie hace un trabajo exhaustivo para dejar claro que su bando es el de los buenos. Estadounidenses y soviéticos juegan sucio, incluso torturando, para salvar su misión de trasladar a Ricitos de oro a la Tierra. Los más fieles al planeta de Helios se entregan a este cometido, con uno de ellos intentando matar a Sam (Tyner Rushing) para que no sabotee la Ranger.

Mientras tanto, Ed ayuda heroicamente a Danny cuando estalla un motín en Happy Valley. Miles (Toby Kebbell) e Ilya (Dimiter Marinov) son los líderes de este movimiento, que apoya a las acciones piratas de Dev. Así, se justifica su emprendedora corrupción. Era lógico que las grandes tecnológicas vieran en esta historia alternativa su importancia aumentada por algo así. Sin embargo, podría haberse realizado de forma algo más sucinta. La quinta temporada tiene una oportunidad de mostrar consecuencias serias para lo visto en la cuarta, de cara a mantener el realismo que la ha caracterizado hasta ahora. Nada debería impedir que la Tierra se ponga un poco dictatorial en Marte.

Por otro lado, es imperdonable que la canción del teaser final, que salta a 2012, no sea el Gangnam style. Todavía queda la esperanza de ver a Lee y Psy abrazados en la próxima temporada, si la hay.

Margo en'Para toda la humanidad' temporada 4
Pobre Margo, no puede parar de ser pringada. | Cortesía de Apple TV+

El detalle para el fan, hacia una ciencia ficción tipo The expanse

La colonización del planeta rojo y ahora de un asteroide hacen que Para toda la humanidad comience a parecerse a otra de las grandes series de ciencia ficción de lo que va de siglo. The Expanse, adaptación del conjunto de novelas homónimo, se sitúa en un sistema solar en el que Marte se ha independizado de la Tierra y los habitantes de las grandes rocas vagabundas se han adaptado tanto a la gravedad cero que no pueden pisar el astro en el que se originó el ser humano.

No es extraño que coincidan, pues otras obras de ciencia ficción situadas no lejos de fechas actuales, como Mass Effect, también siguen caminos parecidos. Lo que señala esto es lo cerca que le queda a Para toda la humanidad el presente. Desde su primera desviación, en el que el gran cerebro del Roscosmos sobrevivía en lugar de morir como lo hizo en la realidad, han pasado décadas. De esta forma, la producción se mete cada vez más en terreno especulativo. De un «¿y si?» se está pasando a un lienzo totalmente en blanco enmarcado en un mundo paralelo que posee ya una amplia historia propia.

En definitiva, una serie asentada a la que le queda recorrido

Pese a que a veces se les va un poco la glorificación de la audacia liberal, Para toda la humanidad sigue siendo un experimento de lo más entretenido. La pulcritud con que representa la historia que no fue se une al continuo juego de ver las divergencias de su mundo con respecto al nuestro. El reparto sigue sobresaliendo, muy cómodo pese a que hay personajes ya muy envejecidos con respecto a su intérprete.

El cambio generacional, porque Ed y Margo no van a vivir para siempre, es un riesgo dado el carisma de ambos. Aleida es mejor reemplazo que Kelly (Cynthy Wu), al menos de momento. Dev, con su maquiavelismo, sigue siendo un as en la manga para la ficción. En su cuarta temporada, Para toda la humanidad ha demostrado madurez, que es capaz de seguir sorprendiendo. No es cosa menor.

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad