Revista referencia en fenómeno fan

Crítica de ‘Rebel Moon – Parte 2: The scargiver’, insostenible

Casi nada de lo que intenta este film funciona.
Rebel Moon Parte 2

Quería ser el siguiente gran universo de ciencia ficción suave. Pretendía mezclar fantasía y space opera de forma que Star Wars sintiera envidia. Pero si la primera parta ya dejó el cuerpo frío, Rebel Moon -Parte 2 directamente sienta como nitrógeno líquido. Snyder se convierte en una parodia de sí mismo con esta bilogía. The scargiver no remonta, sino que acentúa todos los problemas de un producto que, de tan épico que busca ser, acaba siendo aburrido.

Un espectáculo a ratitos sonrojante

El resumen del fracaso como film que es Rebel Moon – Parte 2 lamentable en que asesina a una niña con un cuarteto tocando en directo. El nivel de intensidad, llevado al extremo con cámaras lentas y gritos ralentizados, puede causar incluso vergüenza. Los intérpretes, sobre todo Boutella, lo intentan. Sin embargo, el mix de un guion desastroso con una dirección que solo busca la épica desmedida dan al traste con sus pretensiones de mostrar algo de seriedad en pantalla.

The scargiver o La guerrera que deja marcas ya desde su título muestra que quiere ser trascendente. Adulta, poderosa, universal. El problema es que lo hace de la forma más torticera posible. El buen hacer técnico de los efectos especiales y ciertas ambientaciones quedan en nada con elecciones desconcertantes. El estilo de dirección es desfasado. Bebe de los 90 y los 80. De africanismo, de lo medieval, del oeste más crepuscular. La banda sonora incide en esos planos slow motion agrarios. Más que transmitir heroísmo inyectan una serie B que busca emular de Los 7 samuráis a El señor de los anillos, especialmente la zona de Rohan. Pero también se puede sentir un espejo anticuado de Bailando con lobos o Memorias de África en los paisajes infinitos.

La épica sin control no sirve de nada

Snyder tiene visión, sabe imaginar mundos, pero la soberbia le ha podido en su megaproyecto para Netflix. Antes de estrenar ya anunció que necesitaba lanzar la versión extendida para que mereciera la pena. En una bilogía para VoD. Las naves que salen de Battleship Yamato 2199, volver a emular a Los 7 samuráis, de El señor de los anillos y sobre todo de Star Wars no le sirve para triunfar. Warhammer 40K puede ser otra referencia, aunque en realidad hizo lo mismo que Rebel Moon. Imitar a otros, pero en su caso sin tomarse en serio. Eso llegó más tarde, con fans que se tomaron a pecho el sarcasmo.

Al director y creador de La guerrera que deja huellas le ocurre lo mismo. Su amasijo de referencias no logra tener la entidad de ninguno de sus predecesores. Quería llegar al sol de la épica tan rápido que se quemó antes de despegar los pies del suelo. No hace falta más metraje. Sobran minutos y falta consistencia narrativa. Aglomerar momentos de alta intensidad uno tras otro, imágenes chulas continuas, no da el éxito.

Rebel Moon – Parte 2 intenta dar profundidad a sus personajes en la primera mitad del film, sin éxito. De nuevo, el fondo pierde frente a una forma exagerada. La escena antes descrita es una de muchas que reflejan flashbacks inefectivos, inconexos. Tras ello, un espectáculo de luces que sí que entretiene. Está vacío, no responde a lo que debería ser el acto final de una rebelión épica porque esta no se fundamenta con corrección visual ni escrita.

Un fiasco no falto de cariño

Los pecados de The scargiver son incontables. Es un ejemplo perfecto de un film que por querer molar demasiado acaba siendo intrascendente. Su historia no llama y su apartado visual se pierde en trucos para meter épica. Cuesta decir esto de un trabajo al que se le nota cariño, algo en lo que puede recordar a Avatar 2. Nunca es de agrado escribir negativamente de lo que sea.

Porque el elenco, así lo ha demostrado, está entregado a la visión de Snyder. Quizá, menos, al resultado. El director, al tiempo, puso su alma en dejar claro a los peces gordos de Star Wars que se equivocaron al no dejarle hacer su película. Por desgracia, han tenido razón, y eso que fueron ellos quienes aprobaron Los últimos jedi. No se cuestionan aquí intenciones. Tampoco hay inquina personal o mala baba. Asimismo, si ha gustado, tampoco se quiere hacer cambiar de opinión. Simplemente, a veces sale cruz y Rebel Moon, en conjunto, es una cruz más grande que la del Valle de los caídos.

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad