Revista referencia en fenómeno fan

Crítica de ‘Shogun’ 1×04, el camino a la guerra estaba escrito

La serie se sigue mostrando sólida en su planteamiento.
Fotograma de Shogun mostrando a Fuji

Centrado de nuevo en Ajiro, Shogun 1×04 opta por acelerar el ritmo de sus tramas. De esta forma, dinamita los cercados que impedían un conflicto a gran escala a través de un giro tan efectivo como poco innovador. Al tiempo, el protagonista occidental sigue adaptándose a Japón de la mano de un guion que no deja de tratar con gracia el choque cultural. Las ocho vallas, dirigido por Frederick Toye, cumple su cometido a la perfección, como todo buen samurái.

Aviso de spoiler de samuráis

La vida como servidor

Blackthorne (Cosmo Jarvis) y Toranaga (Hiroyuki Sanada) llegan a los dominios de Yabushige (Tadanobu Asano), donde el nuevo hatamoto tendrá que entrenar a un regimiento en tácticas occidentales durante seis meses en Ajiro. El guion acelera la fase de rebeldía del marinero inglés. Efectivamente, se resiste a obedecer al sistema feudal de entrada, pero acaba aceptando con la guía de Mariko (Anna Sawai).

Sin sus hombres o acceso a su barco, es capaz de improvisar de nuevo una salida a su inutilidad como táctico. Una salida que no rompe la lógica narrativa. Incluso Yabushige se ve complacido con la puntería que es capaz de tener con las armas de largo alcance. Un truco que, además, podría llevar a la liberación de su tripulación o la toma de Osaka desde el mar.

En el apartado de choque cultural, destaca el descubrimiento de los terremotos por parte de Blackthorne. Un detalle que también solventa las dudas de la audiencia sobre por qué no hay fortificaciones más fuertes en Japón. También se hace al marino algo menos insoportable. Fuji (Moeka Hoshi), la viuda del samurái de Toranaga que se suicida junto a su hijo bebé en el primer capítulo, es entregada al Anjin. El rechazo inicial de él es un insulto compensado a lo largo del episodio. Sin forzar, acaban realizando un intercambio de armas que otorga a John espadas niponas y a su consorte una pistola. Además, el bárbaro al fin admite bañarse. En este sentido, se juegan bien las cartas de la empatía sobre la audiencia.

Fotograma de'Shogun' 1x04
Bienvenido Mr. Marsh… Toranaga. | Imagen promocional

Intrigas de supervivientes

Los nodos narrativos japoneses de este capítulo tienen sus epicentros en Yabushige y Mariko. Esta sigue siendo el principal apoyo de Blackthorne, al que se abre. Incluso le cuenta la caída en desgracia de su familia y cómo Toranaga le dio un sentido para seguir viviendo. Tras este momento de intimidad psicológica, la serie acelera y lleva a que ambos compartan cama. El inglés alucina de que fuera Fuji la que diera pie al encuentro. Sea como fuere, despacha con efectividad una tensión sexual que no merecía más alargue.

Por su parte, Yabushige se va viendo obligado a elegir bando cuando llegan enviados de Ishido a Ajiro. Estos le piden regresar a Osaka, básicamente a cometer sepukku por su traición. Hábil en la intriga política, lo mejor de esta serie como demostró la anterior entrega, convence al enviado de ver los cañones mejorados por Blackthorne para que no le detenga. Tal movimiento podría llevar a una alianza contra los regentes cristianos. Sin embargo, sería un camino demasiado fácil. Nagakado (Yuki Kura), hijo de Toranaga, tiene la cabeza comida por su impetuosidad y por el sobrino de Yabu, Omi (Hiroto Kanai). Este, a su vez, es manipulado por la acompañante Kiku (Yuka Kouri).

Fotograma de'Shogun' 1x04
No está contento en realidad. | Imagen promocional

La debilidad mental y falta de visión estratégica de Nagakado lidera el avance al clímax de Shogun 1×04. La demostración de los cañones se transforma en un traicionero ataque a los enviados de Ishido. Abre fuego contra ellos sin permiso de su padre, iniciando una guerra. Contra el bushido, contra la tradición, el chaval logra que no haya paso atrás en el conflicto. Además, elige indirectamente el lado de Yabushige en la futura liza. Un giro que se anticipa demasiado en un diálogo anterior, que es muy habitual en este tipo de ficciones, pero que al tiempo sirve a su cometido de mover adelante el desarrollo del argumento. De esta forma, la serie de FX en Disney+ llega a su ecuador con el drama desatado a escala nacional.

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad