Revista referencia en fenómeno fan

Dos reflexiones y 5 actuaciones para entender la Gala 7 de ‘OT 2023’

Clásico repaso de la última gala de 'OT 2023', pero con la implicación por las nubes ya.
Gala 7 de OT 2023

Gala 7 de OT 2023. La grupal fue el cuadrito que suele ser, cómo pudo sonar tan regular por momentos una canción que es tan buena, y después pasamos a las presentaciones habituales, demasiado largas, para por fin ir a lo que nos mueve de verdad: las actuaciones individuales. Ayer Noemí Galera dijo que el nivel había sido alto, pero se sintió una gala un poco descafeinada, sobre todo por una cuestión en torno a la que ya mismo reflexionamos. No sin antes felicitar a todo el equipo de Operación Triunfo porque lo ha vuelto a conseguir: el delirio colectivo por este programa es indiscutible.

Un par de reflexiones sobre la Gala 7 de OT 2023

Sobre el nivel de OT 2023

Los nominados de la Gala 7 de OT 2023 son Bea y Cris. Se nos pone un poco el nudo en la garganta porque pensamos… Cómo se va a ir Bea, si hemos visto lo que puede hacer (Unholy), si hemos escuchado esa voz portentosa, si además es buena compañera, buena alumna, buena todo. Y también pensamos… Cómo se va a ir Cris, si no ha hecho una sola actuación mala*, si tiene una de las voces más bonitas y delicadas y competentes de los últimos años de Operación Triunfo, si el pobre no dice esta boca es mía. Entonces pensamos: se tendrá que ir otro, pero no ellos. Y echamos un vistazo a los que quedan y cómo se va a ir cualquiera. Hay mucho nivel este año en OT 2023. Si en otras ediciones a estas alturas todavía estábamos señalando nombres que no encajaban (no mencionaré, no es necesario), en esta nos estamos preguntando cómo no va a ser ya la final, si cualquiera de los que están ahí podrían vivir una final. Por voz, privilegiada o no, por actitud, por evolución, por muchas razones. Hay, de verdad, mucho nivel este año en Operación Triunfo.

* ampliamos a continuación.

Sobre las galas de OT 2023

Por eso disgusta que haya galas algo descafeinadas. No parece tanto culpa de los concursantes, aunque claro que se puede tener una mala noche como ayer la tuvo Martin con ese Tenía tanto que darte que no sabemos ni qué fue, pero no va por ahí el asunto. El asunto va más bien por el reparto de temas. No puede ser que lo mejor que se les ocurra sea Todo de ti**. No puede ser que un conjunto de personas se reúna y piense: ah, Todo de ti va bien. Acalorado va bien. Y Alors on dance salió bien, pero casi como un milagro que Martin se merecía tener. No habrá canciones que tienen que elegir Perreo bonito para que la cante un trío***. Pues da rabia, da rabia. Disgusta. Y se carga un poco el nivel de las galas y de este OT 2023.

**ampliamos aún más a continuación.
*** y el denominador común en todas las mencionadas es Lucas. Cositas.

Las actuaciones necesarias para entender la Gala 7 de OT 2023

No hay canciones nominables o la mayor mentira de Operación Triunfo

Ampliamos lo anterior. Si no hay canciones nominables cómo se explica que ayer en ese escenario dos personas que han hecho un concurso fantástico tuviesen que cantar esa versión regulera de Todo de ti para efectivamente terminar nominados. Cómo se explica, de verdad, cómo se explica que Cris esté nominado, que es un concursante que de lo perfecto que es como concursante musical ha pasado desapercibido (esta contradicción explica muy bien, por otro lado, lo que es Operación Triunfo).

Sí hay canciones nominables, Todo de ti es una canción nominable. No nos gusta hablar de conspiraciones para expulsar o ensalzar a unos u otros, pero a veces la cosa se pone muy difícil para esquivar el tema. Cris y Lucas llevaban nominados desde el martes pasado a pesar de que, como les decía Juanjo el otro día, la hubieran ensayado 28 veces seguidas. No había manera de hacerla mejor, porque hay canciones que no pueden hacerse mejor, porque son lo que son y su mejor versión no es suficiente a estas alturas.

Violeta o el adiós a una propuesta única

Violeta se despidió de OT 2023 con la que tal vez fuera su mejor actuación, demostrando un rollo muy parecido al que demostró en la Gala 0, tras las que se alzó como una de las favoritas de la edición. No ha terminado siendo así porque no hemos visto mucho más de esa Violeta, en parte porque tiene una propuesta muy única que solo puede demostrar, o sólo demuestra al máximo nivel, en este tipo de actuaciones: luces bajas, ritmo lento. De su paso por el concurso hay que quedarse con eso que dijo Cris Regatero hace un par de galas: Violeta es magnética. Y es así como puede hacerse un espacio en la música, exprimiendo ese magnetismo.

La actuación de dos ganadores

Lo que Paul y Ruslana hicieron en esta Gala 7 de OT 2023 es sencillamente una actuación de ganadores. Desde un punto de vista vocal, pero sobre todo su actitud, su manera de afrontar este reto (rapear una letra rápida, imposible, y servir flow mientras), todo, todo pertenece a dos nombres que empiezan a encabezar con rotundidad la lista de posibles ganadores. No es una sorpresa demasiado grande, en realidad, porque desde la primera gala se veía el potencial de uno y otro. Fue un gustazo escuchar a Paul en un tono ligeramente diferente, qué voz llena de posibilidades tiene, y un gustazo aún más grande ver cómo Ruslana, con 18 años, se movía por ese escenario como si fuese ella quien hubiera inventado las normas sobre cómo moverse. Bravísima.

Lo que está pasando con Juanjo

Si Juanjo no hubiera salido favorito, Juanjo habría estado nominado. Están pasando dos cosas con él, por un lado entre el público y por otro lado en el mismo concurso. Entre el público, la opinión se está dividiendo muy fuertemente entre quienes aman a Juanjo y quienes odian a Juanjo. Odiar es una palabra muy fuerte, no se está empleando de manera gratuita, se extrae de lo visto y leído en redes sociales. Habría que cortarse un poco: es un chaval de 20 años que lleva dos meses encerrado en una Academia con personas que acaba de conocer y metido en una competición por la que cada semana tiene que ponerse delante de toda España con el riesgo de que Buika le mire fijamente. Quiero decir… No es fácil ser Juanjo, como no es fácil ser ninguno de ellos. Operación Triunfo debe vivirse con pasión, que para eso está, pero a ver si podemos entre todos crear una pasión sana y no una pasión destructora. Luego nos llevamos las manos a la cabeza cuando pasan cosas.

Por otro lado, lo que está pasando en el concurso. Juanjo es vocalmente perfecto. Juanjo hizo en la primera gala la barbaridad que fue A tu vera, donde cantó como los ángeles y además transmitió como si él mismo hubiese escrito esa canción salida directamente de sus entrañas. Juanjo en la segunda gala hizo Unholy, que fue una cosa de otro mundo teniendo en cuenta que estábamos en la segunda gala. Juanjo es una maravilla, tiene una voz espectacular que parece poder colocar donde le dé la real gana. Pero seguramente, si en la pasada Gala 7 de OT 2023 no hubiera salido favorito, habría estado nominado. Buika le miró fijamente y le dijo (de forma regulera): no transmites, Juanjo, ponte las pilas. Y llevaba razón.

Ayer Juanjo cantó igual de bien que siempre, pero no avanzó, porque no emocionó. También es cierto que eso de transmitir o no es, en primer lugar, subjetivo, y, en segundo lugar, una movida. Es difícil transmitir entrañas cuando una canción no es tuya y también, quizá sobre todo, cuando no has vivido eso que narra la canción. Pero poniéndose en el otro lado, en el lado de quien recibe, a estas alturas, por mucho que entendamos y disculpemos lo anterior, con el nivel que hay en esa Academia, ya buscamos esa transmisión de algo de forma inevitable. Ya no se buscan tanto voces espectaculares, como la suya, sino artistas que te hagan saltar, gritar o ponerte a llorar en tu sofá. Ayer Juanjo lució voz, pero el público se quedó como estaba. Y lo dice una juanjista acérrima desde la primera gala, como atestiguan estas crónicas que religiosamente se han ido publicando. Pero si ahora me siento más alvaromayista, sin que su voz me guste más, es porque Álvaro Mayo se sube a ese escenario y me dice cosas.

Ayer, en general, dijo: estoy aquí para servir.

El mundo es alvaromayista

En la pasada Gala 7 de OT 2023, por fin, de forma merecida y para gusto de todos, porque todos somos alvaromayistas, Álvaro Mayo se comió el escenario. Ya había dado pistas de lo que podía hacer (por tercera vez en este texto: Unholy, pero también muy bien Para no verte más, por ejemplo), pero hasta ahora no se había hecho grande. Se ha hecho muy grande Álvaro Mayo, justo a las puertas de la final. Qué bien, porque este chico también trabaja mucho, es buen compañero y tiene un talento especial, particular. Sentimos que hay un hueco en nuestro panorama musical que está buscando ser llenado por lo que puede ser Álvaro Mayo como artista.

Sirva esta actuación, además, para superar la creencia de que solo las baladas o los acústicos permiten lucir voz. Ahí está Damiano David de Måneskin luciendo voz cantando they ask me why I’m so hot,, quiero decir. Y ahí está Álvaro Mayo, que ofreció su mejor actuación hasta la fecha poniéndonos a todos a bailar. Bravísima.

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Redacción Fan Service
07/08/2023
Redacción Fan Service
19/12/2023
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad