Revista referencia en fenómeno fan

‘Dune: parte 1’, un regreso al Hollywood del pasado

Gusanos, especia y unos pedazo de efectos especiales.
Resumen de Dune parte 1 segmento del póster

Una de las películas que más a lo grande se ha tomado su producción en los últimos años ha sido Dune: parte 1. Todo es gigantesco en una ficción que, en sí misma, es una megapresentación de un universo que quiere prosperar como franquicia. Un primer paso que merece una pantalla lo más tocha posible para disfrutar del espectáculo maquinado por Denis Villeneuve.

Sinopsis de Dune: parte 1

La ida de olla de Lynch en los 80 y algún proyecto televisivo habían demostrado que es muy complicado llevar la gran saga de Frank Herbert al audiovisual. Estas poseen un mundo extensísimo tanto en espacio como en lore. Este, además, se va retorciendo cada vez más para entremezclar fantasía y ciencia ficción. Por ello ha sido una referencia continua para posteriores obras de ambos géneros.

Villeneuve venía de la inconsistente Blade Runner 2049, que continuaba otro clásico de la ciencia ficción con mucha metafísica. Con la primera parte de Dune afinó gracias a una visión pantagruélica del cine. Coguionista, productor y director, logró el total control creativo del film. De esta forma, la grandilocuencia asociada a su estilo se plasmó con un gran acierto.

Entre panorámicas de peli de IMAX y un elenco de altura encabezado por Timothée Chalamet y Rebecca Ferguson, se cuenta la caída de la casa Atreides. Son tantos los elementos a presentar que apenas hay tiempo para nada más. Facciones políticas, grupos rebeldes, sectas, planetas, organización galáctica… Entre tanto, batallas y acción efectiva a ratos junto a más de una escena que podría ser un anuncio de colonia (Zendaya las borda).

Cuándo recomendamos ver Dune: parte 1

Si se ha leído a Frank Herbert

Lo expansivo de las novelas de Dune se traduce con corrección en este film. Arrakis se muestra inmenso, así como su desierto. En todo momento se enseña muy visualmente que se trata de una aventura de extensión galáctica. Villeneuve supo transmitir un aura que tiene el reto futuro de narrar las mil tramas que acabarán llegando.

En caso de gustar la ciencia ficción clásica

Dune: parte 1 desarrolla una ciencia ficción que seguramente sonará a quien sea fan del género. Es normal verla y empezar a hilar con producciones posteriores, que llegan a Warhammer 40K. Tal es la sensación que también transmiten Asimov, C. Clarke o sus adaptaciones. Villeneuve se encarga de actualizar este clasicismo visualmente, tal como hizo Fundación de Apple TV+.

Si se quiere un blockbuster de los de siempre

De Espartaco a Salvar al soldado Ryan, hay filmes a los que se les nota que quieren ser gigantescos. Son filmes que se ven mejor en cine, donde el espectáculo se sustenta en una producción en donde no faltan billetes. Dune pertenece a ese club que lleva tantas décadas en decadencia. Su reparto coral, su ritmo, su extensión, todo retrotrae al gran Hollywood.

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad