Revista referencia en fenómeno fan

‘El día que dejó de nevar en Alaska’, de Alice Kellen, romance en el más puro invierno

No habíamos recomendado todavía un libro de Alice Kellen y eso no se puede permitir.
El día que dejó de nevar en Alaska

Aprovechando que en los últimos días se ha hablado mucho de El día que dejó de nevar en Alaska, uno de las historias que llevó a Alice Kellen al estrellato, hemos querido sumarnos a esas voces y rescatar este libro ambientado en Alaska para convertirlo en nuestra recomendación literaria semanal.

Historia y sinopsis de El día que dejó de nevar en Alaska

Portada de'El día que dejó de nevar en Alaska'

Heather cree que solo hay tres cosas que sabe hacer: atraer problemas, salir huyendo y correr. Así es como termina en Alaska, en un pequeño pueblo perdido, trabajando de camarera mientras intenta llevar una vida nueva y tranquila. Su único problema es que uno de los dueños del restaurante parece odiarla y que ella nunca antes ha conocido a nadie que despierte tanto su curiosidad. Nilak es reservado, frío y distante, pero Heather puede ver a través de todas las capas tras las que se esconde y sabe que en ocasiones hay recuerdos que pesan demasiado; como los de sus propios errores, esos que intenta dejar atrás. Un chico con el corazón de hielo. Una chica que huye de sí misma. Dos destinos que se cruzan.

El día que dejó de nevar en Alaska es, ante todo, un libro sencillísimo de leer. La historia pivota en torno a dos cuestiones: los conflictos internos de los protagonistas y el romance que poco a poco, muy poco a poco, va surgiendo alrededor. No está dotado de grandes monólogos internos, es más bien un libro ligero en este aspecto, así que el lector sentirá el pasar de las páginas con gran velocidad. Como decimos, es un libro ambientado en Alaska, por lo que el invierno es palpable y cobra un doble significado cuando se entiende el invierno personal en el que se encuentran tanto Heather como Nilak.

Si bien la primera mitad de El día que dejó de nevar en Alaska es pausada, serena, como una tarde de nevada, la segunda mitad puede alborotar los corazones que palpitan fuerte ante los romances intensos. Por eso, sobre todo, es nuestra recomendación de hoy.

Cuándo recomendamos leerlo

Cuando te apetezca un romance lleno de grises

Los protagonistas de El día que dejó de nevar en Alaska son protagonistas grises y heridos, de los que no quieren abrirse al resto, de los que no pueden evitar, en ocasiones, descargar esas heridas y proyectarlas en quienes tienen cerca. Esto significa que el romance es un romance complicado, que sin embargo puede disfrutarse, sobre todo cuando ambos empiezan a abrirse, bajo la premisa de que es muy difícil dejar solo a alguien que sabes que está herido y con quien, como a veces mágicamente sucede, has sentido una conexión.

Cuando te apetezca una historia de piezas que encajan

Quizá la principal virtud narrativa de El día que dejó de nevar en Alaska es la forma en la que Alice Kellen ha ido trabajando cada pieza de la historia para que, al final, encajen a la perfección. Se percibe el trabajo y se agradece en los últimos compases, cuando todo lo que se ha ido leyendo cobra un sentido completo y todas las preguntas han tenido ya respuesta. Si alguien decidiera leerlo por segunda vez, lo entendería todo de otro modo, porque la autora se ha esforzado por ir colocando detalles cómplices en prácticamente cada capítulo. Y eso también es muy satisfactorio de leer.

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad