Revista referencia en fenómeno fan

Final de temporada de ‘Gen V’, de la redención al supremacismo hay un paso

Otra ocasión en que el monstruo se come a su creador.
Fotograma de final de temporada de 'Gen V'

Tras una primera temporada centrada en salseos y ritos de maduración yanquis, el final de temporada de Gen V ha supuesto un cambio de tercio total. Uno con sentido y bien cocinado, eso sí. Emulando en buena medida a X-Men, la decisión final, el season finale acaba recordando que este es el mundo de The Boys. Replicando al real, la utilización de victimas, el supremacismo, el marketing y el racismo se imponen a cualquier tipo de intención heroica. Al fin y al cabo, no hay persona más manipulable que un alma abusada.

Aviso de spoiler 'The Boys' y 'Gen V'

Lo de siempre, venganza o justicia

Gen V/The Boys, al igual que Invencible, no juegan a ser originales por sus tramas sino por cómo las cuentan. Dependen de productos anteriores asimilados por la audiencia para trastocarlos y parodiarlos. Tras siete episodios que iban de Scooby Doo o Riverdale a cualquier producción gamberra o dramas de college yanqui, la catarsis retrotrae a las guerras civiles entre superhéroes.

Capitán América: Civil war o la mencionada X-Men 3 son referencias claras para Gen V. Por un lado, Cate (Maddie Phillips) y Sam (Asa Germann) lideran una revuelta en la Universidad Godolkin. Para ello, liberan a sus colegas supes del Bosque. Su camino es la venganza, sin tapujos. No dejan de ser chavales abusados que descubren que pueden destruir a quienes les ha jodido la vida.

Por otro, Marie (Jaz Sinclair), Emma (Lizze Broadway), Andre (Chance Perdomo) y Jordan (Derek Luh y London Thor) apuestan por seguir el camino del bien. Como bien dice la protagonista de Gen V, quiere ser una buena persona, no una heroína. Una visión que Cate desmiente al asegurar que no son personas, son algo superior. Un discurso que replica al de un Homelander (Anthony Starr) que realiza un cameo nada gratuito. De hecho, ayuda a aportar un giro que se podía prever fácilmente pero que también podía pasarse por alto de estar con la mente puesta en disfrutar de la acción mostrada en pantalla.

Fotograma de final de temporada de 'Gen V'
Sam y Cate. | Cortesía de Amazon Studios

El supremacismo del abusado

Las historias de personas o pueblos que se tornan en maltratadoras, asesinas o genocidas tras humillaciones o abusos es eterna. El tiempo ha dado ejemplos de la Alemania nazi a revoluciones que partieron como liberaciones y acabaron en masacres continuas. Dado que los supes de The Boys se ven como superhombres nietzscheanos, el primer ejemplo viene a cuento. Cate, en la simpleza de pensamiento que le da su edad, y Homelander, que es corto, hacen una lectura tan torticera de la superioridad como la que realizaron los nacionalsocialistas del filosofo alemán.

Cabe recordar que los creadores de Gen V señalaron Los juegos del hambre como una referencia. Allí también hay una dinámica de abusado/abusador con un ente superior organizado que usa el marketing para asegurar su dominio sobre las clases inferiores. Vought es la versión corporativa del Capitolio y proporciona una forma de «pan y circo» equivalente a los juegos con su conglomerado mediático.

En Gen V la senda que siguen muchos supes es la del supremacismo. Una vez se dan cuenta de que sus superiores, en realidad, no lo son tanto se nutren no solo de la venganza, sino de ese estatus superior que creen tener. De hecho, se llegan a considerar especies distintas. Es por ello que ejecutan masacres sin pestañear. Cate y Sam son una nueva generación, tras Homelander, para esta visión del mundo.

Racismo y criaturas de Frankenstein

No es casualidad que los medios de Vought culpen de lo ocurrido en el final de la primera temporada de Gen V a Marie, Andre, Jordan y Emma. El guion insiste mucho durante los episodios anteriores en señalar, por ejemplo, que el/la cambiaformas de sexo asiático es un desastre de marketing por su género fluido. El hijo de Polarity y la taumaturga de sangre son afroamericanos y la cuarta en discordia tiene problemas alimenticios derivados de controlar su poder.

Son un grupo mucho más fácilmente odiable que Golden Boy (Patrick Schwarzenegger). No hacen falta excusas sobre estados mentales ni nada parecido. Basta con sus personalidades o colores de piel para que el público al que ha exacerbado Homelander en la temporada 3 de The Boys compre el relato.

Asimismo, el season finale de esta primera entrega de Gen V vuelve a incidir en que las creaciones escapan al control del maestro. Una alusión a Prometeo y Frankenstein que es ya parte indisociable de cualquier ficción de mutantes. Atom Eve, spin-off de Invencible, reflexiona también sobre cuestiones similares.

Fotograma de final de temporada de 'Gen V'
Homelander en su cameo. | Cortesía de Amazon Studios

Ante todo, Gen V tiene un final de temporada 1 muy divertido

El gran riesgo de Gen V era introducir la temporada 4 de The Boys, al tiempo de continuar la tercera. El season finale logra concluir la tanda de episodios haciendo lo anterior pero también generando una historia autoconclusiva y con futuro. El arco que presenta se cierra con un final repleto de los fuegos artificiales que se espera de este universo.

Muchísima sangre, muertes crueles, escenas muy molonas y un giro de guion decente culminan esta primera temporada de Gen V. Un desenlace que da pistas sobre por dónde irá la serie matriz y en donde los cameos son solo eso, añadidos que no desvían la atención. Todo esto muestra un universo en madurez, con capacidad de expansión. Ahora solo queda que no caiga en los errores de lo que parodia.

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad