Revista referencia en fenómeno fan

‘La Reina del Tearling’, un libro de fantasía lento y sólido

Aprovechando que es octubre y en octubre (y siempre) hay que recomendar autoras.
La reina del Tearling de Erika Johansen

La Reina del Tearling, el primer volumen de la trilogía de Erika Johansen, sigue los pasos de Kelsea Glynn, que durante años ha vivido en una cabaña oculta en los bosques, al cuidado de dos personas que no son sus padres. Toda su familia, excepto su tío materno, ha fallecido, y ella parece correr el mismo peligro. Es la única heredera del trono del Tearling y son muchas las personas que desean que nunca llegue a ser coronada. Pero Kelsea ha cumplido 19 años y no puede escapar de su destino: quienes fueran los miembros de la guardia real de su madre acuden a buscarla para llevarla de vuelta a la capital para reclamar el trono que le pertenece en un reino que desde hace años vive sometido a Mormesne, donde gobierna sin piedad la llamada Reina Roja.

Lento no es aburrido: el valor de La Reina del Tearling

La reina del Tearling

La Reina del Tearling es interesante, en primer lugar, porque no estamos ante una historia en la que la heredera no quiere heredar: ni ella misma sabe lo que quiere. Siente que debe cumplir con su deber, con su obligación y con la herencia de su familia, pero no sabe nada del reino cuyo trono tiene que ocupar porque así está escrito y teme no ser la reina que muchos esperan. Ni siquiera teme a la muerte que puede esperarla: simplemente teme no ser válida. Se siente indefensa y vulnerable, ve desconfianza en los ojos de quien tiene que protegerla y absolutamente todo el mundo está convencido de que la asesinarán antes incluso de llegar a la capital. Es un viaje largo, eso desde luego.

Del mismo modo que hay que batallar contra los reproches a los silencios que tienen las obras audiovisuales, hay que batallar contra los reproches a los libros lentos. Lento no es aburrido. Lento no es malo. Frente a La Reina del Tearling se sitúan otras obras, como Trono de cristal, en las que los personajes no reflexionan tanto, ni los párrafos son tan largos, ni los capítulos tienen 60 páginas. Eso no significa que el segundo tenga mejor ritmo que el primero: es tan solo un ritmo diferente.

Erika Johansen no quiso rapidez para su reina y eso permite que conozcamos a la perfección, para este primer volumen, su personalidad, la de sus acompañantes bajo sus ojos, el mundo que recorre y el conflicto al que se enfrenta. Por eso La Reina del Tearling es ideal para quien busque un libro de fantasía donde la historia se estira para abordarla desde muchos ángulos, donde los detalles importan y los personajes tienen espacio. Es un libro sólido y sobrio, donde el humor no tiene nada que hacer contra la gravedad de lo narrado. Su lectura es placentera si no se aborda desde la prisa por saber. Es un fantástico inicio para una trilogía que apunta hacia esta dirección. Por eso es nuestra recomendación de hoy.

Trono de cristal, por cierto, también podríamos recomendarlo. Es otro tipo de lectura, otro tipo de historia, otro tipo de escritura, también válida y valiosa.

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad