Revista referencia en fenómeno fan

‘El retorno del rey’ o cómo marcar época desde el estreno

Cifras de escándalo, premios por doquier...
Segmento del póster de El retorno del rey

El legado de El retorno del rey no ha parado de crecer desde que se estrenara el 17 de diciembre de 2003. Tanto entre el público como entre la crítica, el éxito del cierre de El señor de los anillos fue masivo. Alcanzó además un triunfo en taquilla similar al que lograría en la temporada de premios. Un ejemplo de buen hacer en la industria cinematográfica que obtuvo el reconocimiento que mereció.

Una taquilla que remató la trilogía en alza

La segunda película en sobrepasar la barrera de los mil millones de dólares, 1.000.000.000 por si alguien quiere compararlo con lo que tenga en el banco, fue El retorno del rey. Si se aplican correcciones de inflación el asunto cambia, pero ir más allá de las nueve cifras es algo que nadie le puede quitar a Jackson y compañía. De esta forma se unieron al club de Titanic, que no pararía de crecer desde entonces.

Asimismo, es uno de los tres únicos films desde 1997 que consiguió ser el de mayor recaudación del año sin un presupuesto de más de cien millones. Las dos torres y El retorno del rey tuvieron 94, aproximados. Más merito posee Demon slayer: Mugen train, que aprovechó el año del COVID para hacerse con más de 507 millones invirtiendo poco más de 15 en la producción.

Concretando, El retorno del rey se hizo con 1.140.682.011$ según Box Office Mojo. En Estados Unidos fueron 377, por lo que el reparto fue muy variado a lo largo del mundo, abarcando 67 mercados. Es la culminación a una trilogía superexitosa. La comunidad del anillo se hizo con 868.385.360$ y Las dos torres 936.689.735$.

El retorno del rey protagonizó una temporada de premios sublime

Tanto la primera parte como la segunda de la trilogía se hicieron con más nominaciones que premios. En el caso de La comunidad del anillo, optó a 13 Oscars y se llevó cuatro estatuillas, ninguna de ellas principales. Peor le fue a Las dos torres, con dos de seis. La justicia llegó con El retorno del rey, que hizo un pleno. Once de once. Un récord que la igualó con Titanic y Ben-Hur. Eso sí, ninguna de ellas se hizo con todos los galardones a los que optaba. Además, entre los honores estuvieron mejor director y mejor película, la primera de fantasía en conseguirlo de la historia.

En los BAFTA hubo algo más de reconocimiento previo. El retorno del rey «solo» se hizo con cinco de 12 incluyendo mejor película. Empató, si se tiene en cuenta el Audience award, con La comunidad del anillo, que además del máximo honor colectivo le dio a Jackson el de mejor director.

Además, los Globos de oro honraron al final de la trilogía con cuatro premios entre los que estuvieron mejor peli dramática y dirección. Resarció, así, a sus predecesoras. El curriculum del film incluye también nueve Saturn Awards, que se sitúan entre los más importantes de los géneros de fantasía y ciencia ficción.

Críticas de una película que se volvió ejemplar

En muchas ocasiones crítica y público se llevan a matar. En otras, se dan la manita como en el mundo sin abogados que muestra Los Simpson. El retorno del rey es una de esas extrañas ocasiones en que la mayoría decide rendirse a la evidencia. Por ejemplo, luce un espléndido 8,2 en Filmaffinity, un 9 en IMDB y un 94% para crítica/86% para público en Rotten Tomatoes.

No todas las opiniones profesionales estuvieron a favor, como es lógico. La duración cierta artificiosidad fue algo común entre quienes no entraron en el film, como sucedió en esta crítica de El País. Sin embargo, se trata de excepciones. Roger Ebert, uno de los más reconocidos críticos que ha habido, señaló cómo El retorno del rey fue capaz de «llevar a sus personajes a sus destinos con una gran y elocuente confianza». Algo que la diferenciaba, apunta, de la «inconclusa» Las dos torres, que «perdió la senda en aras del espectáculo». Las almenaras, Cirith Ungol o la caída de Frodo son buenos ejemplos de lo descrito por el periodista.

El apartado visual, la energía dispuesta en pantalla y la fidelidad de la adaptación fueron destacados por críticos veteranos como Elvis Mitchell en el New York Times, Keneth Turan en el LA Times u Oti Rodríguez Marchante en ABC. Además, dejó un profundo poso en el fenómeno fan. Las versiones extendidas fueron un regalo que llegaron casi a petición popular. Al tiempo, la fantasía adquirió un rango superior al de nicho, en buena medida gracias a los premios obtenidos por el cierre de El señor de los anillos.

Como trilogía, la redondez del episodio final la diferencia, en palabras de Todd McCarthy desde Variety, de Star wars, El padrino o Matrix. La síntesis ejercida por Jackson se intentó emular en otros cierres como el de Harry Potter o Juego de tronos, pero quedó muy lejos. Su influencia sigue siendo clara en el género fantástico, pero también en el bélico. Tanto es así que Peter Bradshaw, en The Guardian, llegó a asegurar que «quizá algún día las batallas de Kurosawa lleguen a ser descritas como proto-Jacksonianas». Es difícil contemplar casi cualquier película que entremezcle guerra y fantasía y no observar la huella, el legado, de El retorno del rey.

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad