Revista referencia en fenómeno fan

Monkey D. Luffy, un héroe tan griego como japonés

Un análisis sobre un protagonista muy poliédrico.
Luffy al comienzo de su aventura

«Voy a ser el rey de los piratas». Con una sonrisa de oreja a oreja y esta frase en la boca se presenta casi invariablemente Monkey D. Luffy, héroe protagonista del manga One Piece. Inocencia, lealtad y obstinación son los adjetivos que mejor definen al capitán de los sombrero de paja. Gracias a esas facultades y aunque no lo quiera, quizás por ello, siempre acaba por conquistar el cariño y la admiración de todo aquel con el que se cruza, ya sea dentro o fuera del manga.

El personaje recoge muchas de estas características de influencias orientales, modernas como Son Goku o tradicionales como Sun Wukong. Pero, además de eso, existen en Luffy unos fuertes lazos con la tradición grecolatina que explican muchas de sus conductas. Os contamos aquí algunas de las más importantes.

One Piece spoiler

El gran shonen épico

One Piece es normalmente clasificado como shonen, un tipo de manga muy popular que se caracteriza por presentar personajes que viven aventuras con grandes raciones de combates. A este subgénero pertenecen la mayoría de mangas más conocidos a nivel internacional, como Dragon Ball, Naruto o Bleach. El de Oda hereda varias características propias del género. Al fin y al cabo, es el buque insignia de la revista donde se publica, la Shonen jump. Así, los combates se extienden durante decenas de capítulos y se dan los progresivos power-ups necesarios para vencer a los enemigos.

Sin embargo, esta categoría se le queda pequeña a la obra de Eichiiro Oda. A estas alturas, One Piece debería ser clasificado sencillamente como manga épico. Una ficción en consonancia con la literatura épica, de la que es tan heredero como del shonen.

La llamada a la aventura, una teoría de Joseph Campbell

Héroes épicos tan dispares como Eneas, Ulises o Luke Skywalker siguen el «camino del héroe» descrito por Joseph Campbell en su libro El héroe de las mil caras (1949). En esta obra, Campbell describe lo que él llama «monomito», una estructura narrativa recurrente en miles de mitos y obras literarias. En él, el héroe sale de un entorno cotidiano, en lo que se conoce como «llamada a la aventura», y entra en un mundo de carácter sobrenatural. Allí logra una victoria decisiva, normalmente gracias a un mentor y varios ayudantes, que le permite volver a casa y compartir con sus congéneres alguna especie de don logrado en el camino.

Luffy sigue casi a rajatabla la estructura de Campbell. Como los héroes épicos mencionados, sale de su hogar, una pequeña isla que invita a la monotonía, y entra en un mundo fantástico. Del mismo modo, también cuenta con varios mentores, y, por supuesto, unos ayudantes, su tripulación, dispuesta a anteponer el objetivo de Luffy a sus propios intereses.

Luffy en el manga al inicio
Quién le ha visto y quién le ve. | Imagen del manga

Del cielo al infierno

One piece mantiene un estrecho diálogo con diversas obras grecolatinas que siguen esta misma estructura del héroe, como son Ulises, Eneas o Hércules. A priori, la relación con las obras en las que aparecen los dos primeros es evidente. Del mismo modo que sucede en La Odisea y La Eneida, el manga consiste en un viaje lleno de peligros y retos a superar.

No obstante, la relación entre estas historias es mucho más estrecha. Varias de las aventuras de los héroes grecolatinos tienen su equivalencia en One Piece. Entre ellas, quizás el caso más sonado sea el «descenso a los infiernos» que realiza Luffy para salvar a un ser querido preso en la prisión Impel Down. Aunque este lugar a priori sea una simple cárcel, su simbología no deja de evocar al hades. La estructura del lugar está fuertemente influenciada por los anillos del infierno de La divina comedia de Dante. Para no dejar lugar a dudas, además, los carceleros están caracterizados como demonios.

Por si fuera poco, además del descenso a los infiernos, Luffy también cuenta con un episodio de ascensión divina. Aunque en el caso del sombrero de paja se trate de un estado transitorio, el arco de Skypea nos puede trasportar a episodios de ascensión mitológicos. Héroes como Dante o Hércules, quien también descendió al hades, acabaron por ascender al Olimpo.

Luffy desencadenado

«Canta, oh Diosa, la furia del Pélida Aquiles…». Así comienza La Iliada, una de las obras fundamentales del canon occidental. A estas alturas del manga, si cada arco de One Piece comenzara con un «Canta, oh Diosa, la furia de Monkey D. Luffy…», no sorprendería a nadie.

Si bien visto desde una estructura general, el manga de Eiichiro Oda invita a pensar en una Odisea reinventada, lo cierto es que si miramos bajo lupa la estructura de los arcos de la serie, estos son, en su mayoría, pequeñas Iliadas.

Luffy, el nuevo Aquiles, llega las más de las veces a un territorio nuevo sin pretensión bélica. Sin embargo, a unos episodios previos de exploración y aclimatación le sigue siempre un desencadenante de la ira del sombrero de paja. Un enemigo afrenta a un amigo, el Patroclo de turno, y el lío está montado. Como pasara en el caso del héroe griego, a continuación asistimos casi invariablemente a multitud de capítulos en los que Luffy grita llamando a su enemigo, al que busca y persigue clamando venganza. Finalmente, eso sí, el rival cae y la afrenta está resuelta. El capitán y su tripulación pueden continuar su viaje tan felices.

El mejor héroe para el mejor manga

Monkey D. Luffy es un personaje que, aunque no lo parezca, es tan denso y lleno de peculiaridades como el manga que protagoniza. Dentro de una apariencia infantil típica del subgénero shonen, un héroe a priori simplón comienza a ofrecer abanicos de matices que enriquecen y dan color a la historia. Tanto es así, que recoge influencias de multitud de personajes de la tradición literaria y mitológica tanto oriental como occidental. No puede ser de otra manera, al fin y al cabo, estamos hablando de la construcción del protagonista de una obra que es historia viva del manga y, por qué no, de la literatura.

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad