Revista referencia en fenómeno fan

Muchas reflexiones y 4 actuaciones para entender la Gala 8 de ‘OT 2023’

Clásico repaso de la última gala de ‘OT 2023’, que sin duda ha sido Una Gala.
Gala 8 de OT 2023

La pasada Gala 8 de OT 2023 fue una buena gala. Se sintió menos descafeinada que la anterior, bien porque los concursantes estuvieron más acertados, bien porque las canciones eran mejores o por lo menos generaban un mayor interés. No es que Miénteme fuera mejor canción que, en fin, cualquier otra canción, pero había muchas ganas de ver cómo se desenvolvía Juanjo en ese contexto. La resolución fue un caos de protestas, gritos, llantos y en general la casa en llamas. Está la casa en llamas, porque Álvaro Mayo y Paul están nominados, uno de los dos abandonará la Academia y a la mayoría se nos llevan los mil demonios. Vamos primero con la noticia positiva.

Lucas es favorito y la prueba de que Operación Triunfo puede funcionar

Nos reconciliamos un poco con Operación Triunfo cuando pensamos que, al menos, Lucas fue el nómada favorito de la gala 8 de OT 2023. Fue el primer nominado y también ha sido el último en obtener el premio de ser inmune ante cualquier nominación. Hay mucha justicia, incluso algo de poesía, aquí. Un concursante que, como explicó Buika, ha ido conquistando poco a poco, pero con seguridad. Tampoco hubiera estado nominado aunque el público no le hubiera concedido el pase, así lo confirmó también la miembro del jurado, pero está bien que Lucas sepa que, en este caso, jurado y público y también profesores, que le salvaron en la pasada gala, somos uno. Lucas se merece estar donde está y de hecho cada vez tenemos más esta sensación de que son muchas las personas que se (nos) van (vamos) a encargar personalmente de que este currante talentoso llegue a la final.

Pero se cancela Operación Triunfo 2023

¿No es la final ya? El nivel, sobre el que ya reflexionamos en el análisis de la Gala 7 de OT 2023, a veces nos hace sentir que, sí, es la final. Sobre todo si tenemos en cuenta que tenemos que elegir entre Álvaro Mayo y Paul, que son claramente dos finalistas. Que uno de los dos vaya a abandonar la Academia dentro de una semana se siente absurdo. Álvaro Mayo tiene un recorrido parecido al de Lucas: ha ido conquistando poco a poco, creciendo y creciéndose, ganándose su espacio en la Academia. Paul es un talento aparte, dueño de una voz privilegiada y de esa clase de magia que provoca que le sostengamos incluso aunque no haya hecho un concurso sobresaliente.

Con Paul tengo esa sensación de que su paso por OT 2023 podría haber sido mucho mejor, pero no estoy sorda así que escucho cómo canta y entiendo que esté donde está. También entiendo, porque seguramente así sea, que sea el concursante que va a quedarse. Pero eso significa que Álvaro Mayo es el que va a marcharse y por tanto Operación Triunfo 2023 tendrá que cancelarse y tendremos que eliminar esta edición de nuestras memorias. Cómo nos hacen esto… Cómo nos hacen esto.

Las actuaciones necesarias para entender la Gala 8 de OT 2023

El expulsado que emocionó a todo un país (se cancela OT 2023)

¿Fue la actuación de Cris en la pasada Gala 8 de OT 2023 la mejor actuación de todo OT 2023? Pues no lo sé, ha habido grandes actuaciones (si no menciono Unholy en un artículo espero que me lo hagáis saber, porque habrá sido un despiste). Lo que está claro es que Cris sobresalió, se emocionó y nos emocionó a todos interpretando la versión de Marc Anthony de ¿Y cómo es él?, un clasicazo de José Luis Perales que por la razón que sea siempre apetece escuchar. Tenemos que estar, de verdad, en la final de OT 2023, porque sino no tiene ningún sentido que Cris esté fuera de la Academia cuando es claramente otro finalista aspirante, por voz y concurso, a ganador.

Dos bailes, dos ganadores, una nominación

No podemos hacer un análisis justo viviendo despegados de la realidad. La polémica ayer, y además es una polémica musical así que podemos entrar en ella, tuvo a dos concursantes como protagonistas. Mejor dicho: tuvo al jurado como protagonista. Por un lado, Juanjo y su Miénteme. Por otro lado, Ruslana y su miamor y su hartura porque no dejan de querer convertirla en la nueva-nueva Aitana (es decir, no tanto la Aitana que salió de OT sino la Aitana que es ahora) y todos nos estamos dando cuenta y ella se está dando cuenta y está harta. Juanjo lo hizo muy bien, todo lo bien que se puede hacer una canción con la que no puedes brillar, porque hay canciones, ya lo hemos dicho más veces, que no dan para más. Se movió por el escenario con energía y seguridad y cantó como siempre canta, es decir, tremendamente bien. Juanjo es un ganador. Ruslana no lo hizo tan bien. Estuvo ahogada, insegura, pendiente de los pasos y no pudo dejar del todo de lado esa hartura. Qué podemos decir: la entendemos. Normal que esté harta. Ruslana es otra ganadora. De hecho, se le está poniendo una cara de Ganadora impresionante.

Llegadas las nominaciones, Juanjo cruzó la pasarela porque supo bailar y cantar a la vez, Ruslana permaneció en los sillones porque no pudo hacer ambas cosas. Claro que el baile de Juanjo no tenía una dificultad extrema, y el de Ruslana es el baile de una persona que lleva bailando y cantando seis años en un escenario. Entonces, la polémica: a uno se le exige lo normal, saca buena nota y se salva de la nominación, a una se la exige mucho, por cuarta semana consecutiva, saca mala nota y la nominan.

¿Es justo? Suponemos que el asunto es que cada uno entenderá, en este escenario, la justicia de una manera. ¿Se está nominando una actuación concreta, el nivel de dificultad y exigencia, la trayectoria en el programa, todo a la vez? Si se está nominando una actuación concreta, la nominación es justa. Si está nominando el nivel de dificultad y exigencia, todo esto no puede ser un error más grande. Si se está nominando la trayectoria en el programa… Estos dos concursantes son dos ganadores porque cada uno con lo suyo, cada uno por lo suyo, han ido brillando gala tras gala. La buena noticia es que los dos terminaron por cruzar la pasarela. La mala noticia es la consecuencia de la buena noticia.

La actuación que gustó a todos (menos al jurado)

Vale, a lo mejor Amapolas no gustó a todo el mundo, me consta la indiferencia que generó en al menos dos personas (mis fuentes más directas). Pero Amapolas gustó de manera general. A mí, de forma personal, me gustó porque Paul me gustó más que nunca, su timbre de voz (que, es cierto, se parece mucho al de Leo Rizzi), su manera de moverse, la seguridad que sentí en él, los cambios de dirección, todo, todo, me gustó mucho. Otro tanto con Álvaro Mayo. No voy a repetirme: sentí lo mismo con él. En general, muy guay, tiernos, compenetrados, bonito. En general, para el público general, guay. El jurado nominó a ambos. Pocas veces antes se había sentido una desconexión tan grande entre jurado y público. No vamos a debatir sobre a quién habría que haber nominado en su lugar, pero lo cierto es que sí se nos ocurren dos nombres.

Cuesta ver a Paul y Álvaro Mayo nominados, a secas. Son dos claros finalistas, clarísimos. Cuesta aún más pensar que son ellos dos, juntos. Y cuesta, todavía más, que sea después de esta bonita y tiernísima actuación. Un drama. La casa en llamas. OT 2023 ha sido cancelado (nos vemos en la próxima gala).

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Redacción Fan Service
11/01/2024
Javier Retuerta Merino
11/07/2023
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad