Revista referencia en fenómeno fan

Nami, la navegante de los sombrero de paja

Nami, una de las mujeres protagonistas de 'One Piece', ha demostrado ser indispensable para la supervivencia de la banda en alta mar.
Nami mirando el tatuaje de Arlong

Cuando, al comienzo de la aventura, Zoro se unió a Luffy en su búsqueda del One Piece, todo auguraba que su viaje no duraría mucho. Al fin y al cabo, al hombre de goma se le había unido el único individuo de los cuatro mares con peor orientación que él mismo. Definitivamente, necesitaban una cabeza pensante al mando del timón, o, al menos, alguien que supiera que el sol sale por el este. Por suerte, en el capítulo ocho hace su primera aparición Nami, un prodigio de la cartografía que, aunque provocó varios quebraderos de cabeza a la inocente banda en los primeros compases del manga, resultó fundamental para su supervivencia.

La «gata ladrona» y Arlong Park

La banda de los sombrero de paja, que en aquel momento únicamente estaba formada por Luffy y Zoro, se encontró por primera vez con Nami, apodada la gata ladrona, en ciudad Orange. Había robado el mapa al Grand Line a Buggy. Nos encontrábamos en aquel entonces con una mujer críptica que demostraba claramente ocultar a la banda sus verdaderas intenciones. Al poco tiempo, ya en el Baratie de Sanji, se escapaba con el Going Merry a Villa Cocoyasi, su pueblo natal. Allí le esperaba la banda de Arlong, a la que había pertenecido en secreto desde el principio.

Nami con un billete
No había cosa que le gustara más a Nami que un buen fajo de billetes. | Fotograma de la serie

Los sombrero de paja no tardaron en seguir los pasos de la ladrona. Daba comienzo entonces el arco de Arlong Park, el más crudo y profundo hasta el momento. Nami había llegado a un trato con Arlong, en el que, a cambio de su labor como cartógrafa y una desorbitada suma de berries, podría comprar la libertad de su aldea. Sin embargo, el hombre pez no iba a prescindir ni del talento de Nami ni de la soberanía de la isla, por lo que planeó una artimaña para llevar al traste los planes de la mujer. Por suerte, Luffy y compañía pulverizaron a los gyojin, con lo que liberaron la isla. Con ello consiguieron, por fin, la lealtad de la navegante.

La ambigüedad del poder

A partir de entonces, aunque todavía mostraba visos de su pasado como ladrona, Nami comenzó a brillar en su función como navegante. Sin ella hubiera resultado imposible que la banda alcanzara la Reverse Mountain, y ni mucho menos hubieran podido atravesar con éxito el Grand Line. En el arco de Water 7, los carpinteros de Galley-la se sorprendieron al saber que habían hecho el viaje hasta allí con una simple carabela en lugar de en un navío mejor acondicionado para esas aguas. Todo gracias a las habilidades de Nami, que les había llevado de forma segura hasta allí.

En la banda de los sombrero de paja existe una línea invisible que separa a sus integrantes en dos categorías. Por un lado tenemos a los personajes fuertes, Luffy, Zoro y Sanji principalmente, que suelen enfrentarse y derrotar a los antagonistas más poderosos de cada arco. Por otro lado, están los marcadamente débiles, que, aunque en algunas ocasiones han desempeñado un papel resolutivo en combates, tienden a huir del conflicto. Dentro de esta categoría están, sobre todo, Nami y Usopp. Conforme la banda se va ampliando, nos encontramos con otros personajes que, sin ser ni mucho menos tan poderosos como los tres cabecillas, no rehuyen el conflicto como los otros dos.

Sin embargo, una de las virtudes de One Piece dentro del shonen es que ofrece una cierta ambigüedad en el concepto de poder que no se da en la mayoría de obras del género. Desde luego, existen personajes que desarrollan un poder clásico, basado en el crecimiento escalonado del power-up tan típico desde Dragon Ball. Aún así, personajes como Usopp o Nami no encajan en esta categorización. Ofrecen, en cambio, una perspectiva de poder alternativa, basada en la utilidad dentro del engranaje de la banda, más que en la fuerza.

En este sentido es donde más brilla Nami. Pese a que ha tenido algún que otro combate en conflictos clave como Arabasta o Enies Lobby, donde más ha destacado es en el campo de la navegación. Sin ella, la banda no habría llegado hasta donde se encuentra ahora mismo. Si bien Luffy ha derrotado a enemigos terribles como Crocodile o Doflamingo, su navegante ha doblegado al antagonista más poderoso de toda la serie, el mar.

Las mujeres de los sombrero de paja

Tan importante es el papel de Nami en este sentido que su power-up tras el salto temporal fue, precisamente, un perfeccionamiento en el control del tiempo atmosférico. Desde luego, el personaje ha empleado esta habilidad en el combate cuerpo a cuerpo. Pero donde más ha destacado ha sido en su pugna contra los elementos cuando los sombrero de paja se encontraban en alta mar.

Pocos personajes hay, por lo tanto, tan importantes en la tripulación como Nami. Sin ella el viaje habría acabado antes de comenzar. Gracias a ella, han llegado sanos y salvos a todo tipo de destinos dentro del turbulento Grand Line, desde islas submarinas hasta Skypea, el reino erigido sobre las nubes.

La única que compite con Nami en su relevancia dentro de la tripulación es, precisamente, otra mujer. Cuando Nico Robin se unió a los sombrero de paja, pocos entendían la necesidad de una arqueóloga dentro de una banda pirata. Sin embargo, su capacidad para leer los poneglifos va a ser fundamental para conocer el siglo vacío y alcanzar el One Piece. Si Nami ha sido el elemento indispensable para atravesar el Grand Line, Robin lo está siendo para que el viaje se resuelva con éxito. Los dos personajes femeninos son, por lo tanto, los elementos clave para que la odisea de Luffy alcance su objetivo.

La hipersexualización, la lacra del shonen

No obstante, pese a que durante la historia se le ha dado gran importancia al papel de estos personajes en la aventura de los sombrero de paja, el trato que se les da no está desprovisto de sombras. Aún a día de hoy, incluso en una obra tan relevante como One Piece, que no precisa de estos «trucos» para obtener seguidores, la hipersexualización de los personajes femeninos se sigue dando de manera continuada.

Este trato a los personajes femeninos forma parte de lo que se conoce como fan service. Este fenómeno se basa en una serie de estrategias creativas de diversa índole que tiene como objetivo lograr la aprobación del fan, sin ningún tipo de aportación argumental. En el shonen, cuyo público objetivo son principalmente hombres adolescentes, la hipersexualización y las escenas innecesariamente eróticas son un recurso habitual de este tipo.

Porque claro, esto era totalmente necesario

Esta clase de fan service ha aparecido de forma frecuente en la serie, sobre todo recurriendo a las dos mujeres de la banda como objeto de deseo. En este sentido, probablemente el momento más representativo ocurrió tras el salto temporal. Cuando las dos jóvenes aparecieron dos años después, se pudo ver que su cambio físico se basó casi exclusivamente en un aumento exagerado de sus atributos femeninos.

Un personaje tan reivindicado como maltratado

Nami es un personaje que ha sido utilizado en la serie de manera contradictoria. Principalmente gracias a ella, se ha podido ver que no se necesita de músculo para ser clave en el desarrollo de un shonen. Sus dotes como navegante le han permitido someter al mar, un enemigo omnipresente que ningún otro tripulante de la banda habría podido doblegar. Sin embargo, al mismo tiempo ha sido maltratada por el uso de estrategias cuestionables que la han abordado como simple objeto de deseo. Tristemente, si se quiere tratar de forma adulta un género como este tipo de manga solo queda obviar este tipo de situaciones. Es la única manera de valorar en condiciones a personajes tan profundos como ella.

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad