Revista referencia en fenómeno fan

Nico Robin, la llave al One Piece

La arqueóloga de los sombrero de paja, Nico Robin, va a ser fundamental para que Luffy encuentre su tesoro.
Robin llorando en Egghead

Cuando los sombrero de paja se despidieron de Vivi al salir de Arabasta, ignoraban que llevaban consigo un polizón. Nico Robin, anteriormente conocida como Miss All Sunday, se había escondido en el Going Merry después de que Luffy la salvara de las garras de su anterior líder, Crocodile. El líder de Baroque Works deseaba que su segunda al mando descifrara para él el poneglifo que se encontraba en la Tumba de los Reyes de Arabasta. Robin, en un giro inesperado de los acontecimientos, mintió sobre el contenido del mensaje.

Aparentemente, no deseaba que alguien como Crocodile supiera de la ubicación de Plutón, una de las tres Armas Ancestrales. A partir de entonces, se mostró como un personaje impredecible y con incontables interrogantes flotando a su alrededor. Pero esto poco le importaba a Luffy. La joven dijo al capitán de los sombrero de paja que, al haber salvado su vida, ahora era su responsabilidad, y este lo aceptó sin rechistar.

Todos, con la excepción de Sanji, protestaron por este nuevo fichaje. No era una sorpresa, a fin de cuentas, fue una de las principales enemigas durante el tiempo transcurrido en Arabasta. Además, estaba el pequeño asunto de que Robin no podía aportar nada a la tripulación, dado que no era más que una arqueóloga. Por suerte, Luffy hizo oídos sordos a las reticencias del resto de la banda. Por aquel entonces no lo sabían, pero con esta nueva adición los sombrero de paja no solo obtenían una poderosa aliada, sino que caía en sus manos la llave al One Piece.

Entre lo tarantiniano y lo vintage

Varios de los integrantes de la banda de los sombrero de paja, como Nami o Sanji, tienen clara inspiración en tópicos de largo recorrido en la tradición occidental. En el caso de Nico Robin, podemos ver ciertos tintes de femme fatale, pero estos elementos provienen realmente de una inspiración que pertenece a la cultura pop de finales del siglo XX.

Eiichiro Oda ha reconocido en varias entrevistas que la principal influencia a la hora de crear a Nico Robin es Beatrix Kiddo, protagonista de la película de Quentin Tarantino Kill Bill. De ella, la arqueóloga recibe su carácter resolutivo y esa densa atmósfera perturbadora que le rodea. Sin embargo, existe una inspiración en la creación del personaje más escondida. Oculta, pero de la que extrae muchos elementos clave, entre ellos su papel en la trama general.

En junio de 1982 se estrenó en Japón el anime Las misteriosas ciudades de oro. En esta serie, Pedro, un joven de la de Barcelona de 1532 se embarca en una aventura al Nuevo Mundo con el objetivo de encontrar las legendarias ciudades doradas. En el camino, el chico se encontrará con Zia, una joven inca con la habilidad única de descifrar un idioma antiguo imprescindible para llegar a las ciudades escondidas.

Desde luego, la serie es un oldie.

La relación de Zia con Nico Robin es evidente. Ambos personajes ejercen una función similar en la trama general de sus respectivas obras. En el caso de la inca, el artefacto a descifrar es el quipu de Pizarro, en el de la joven de Ohara, los poneglifos.

Susurros del pasado

Los poneglifos son un asunto complicado para el Gobierno Mundial. En ellos se relata lo acontecido durante el Siglo Vacío, una época que se han esforzado por borrar de los archivos. Por suerte para ellos, ya nadie sabe leer el idioma antiguo. Nadie excepto una persona, Nico Robin.

Cuando no era más que una niña, Nico Robin tuvo que ver como su hogar, Ohara, ardía consecuencia de una Buster Call. El crimen de la isla fue tan sencillo como grave: ahondar en el pasado. En este lugar se reunían los arqueólogos más importantes de todo el mundo en torno a la figura del Doctor Clover para investigar el Siglo Vacío. Pululando entre las batas de los científicos estaba la pequeña Robin, que llegó a manejar con soltura el lenguaje antiguo.

La pequeña logró escapar de las garras de la marina, que aniquiló al resto de investigadores. Desde entonces y con tan solo ocho años, Robin fue perseguida por las fuerzas del gobierno, que incluso llegaron a ofrecer 79 millones de berries por su captura.

El gorosei no ha escatimado recursos a la hora de hacerse con Nico Robin. No es para menos, después de todo, es la única que puede darle voz a los susurros de una época perdida. Estuvieron cerca de conseguirlo en Water 7, pero no esperaban los riesgos que estaba dispuesto a correr Monkey D. Luffy por recuperar a su nakama. El capitán de los sombrero de paja no dudó en derribar las puertas de Enies Lobby, una importante base de la marina, y arrasar con todo. Los sombrero de paja acabaron con el CP0 y, tras una deslumbrante intervención de Sogeking, Nico Robin fue rescatada.

El «Quiero vivir» de Robin en Enies Lobby se convirtió en uno de los momentos más icónicos de la serie.

Los Road Poneglyphs, el camino hacia el gran tesoro

Toda buena historia de piratas tiene que tener un mapa del tesoro. Así sucede también en el manga de Eiichiro Oda, pero el mangaka, evidentemente, no lo iba a poner tan fácil. La ubicación del One Piece no lo señala un trozo viejo de pergamino, sino cuatro enormes rocas.

Los Road Poneglyphs son cuatro poneglifos especiales de color rojo cuyas inscripciones, al ser leídas en conjunto, revelarán la ubicación de Laugh Tale, la isla donde se encuentra el One Piece. En este momento del manga, con varias tripulaciones, entre ellas los sombrero de paja, con copias de tres de las inscripciones en su haber, estamos siendo espectadores de una verdadera carrera en búsqueda del cuarto Road Poneglyph.

Este último fragmento del mensaje para hallar Laugh Tale está en una ubicación desconocida. Hasta hace 26 años se encontraba en el bosque marino de la isla Gyojin, pero se rumorea que un misterioso pirata llamado Hinokizu lo robó.

Ahora mismo, el interés de los sombrero de paja, pero también de los piratas de Kid y de la banda de Trafalgar Law, es encontrar a este misterioso pirata para lograr completar el mensaje de los Road Poneglyph. Sin embargo, una vez se zanje este asunto, quedará algo por resolver. Está claro quién descifrará el mensaje para los sombrero de paja, pero ¿quién lo hará para las otras tripulaciones? Es probable que a la carrera por los Road Poneglyph le suceda una cruel disputa por la arqueóloga.

Al fin y al cabo, la antigua Miss All Sunday no solo es la voz de los susurros del pasado, sino que es, también, la única capaz de apuntar con el dedo hacia la ubicación exacta del One Piece. Puede que por pura suerte, o quizás por inspiración divina, pero lo cierto es que Luffy, el nuevo dios sol, tomó una de las decisiones más acertadas y determinantes de su vida cuando acogió en su seno a Nico Robin, la verdadera llave al One Piece.

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad