Revista referencia en fenómeno fan

‘Percy Jackson y los Dioses del Olimpo’: primeras impresiones de la serie que entendió la obra de Rick Riordan

Tras la catástrofe que fueron las películas, casi que solo había un deseo con esta nueva adaptación. Y ese deseo se ha cumplido.
Percy Jackson y los Dioses del Olimpo

Por fin: ya están disponibles en Disney+ los dos primeros capítulos de Percy Jackson y los Dioses del Olimpo, la nueva adaptación de las novelas superventas de Rick Riordan. Ya hablamos en este texto de lo que ha sido volver a leer Percy Jackson y el ladrón del rayo unos cuantos años después, con unos cuantos años más, y tras una lectura tan placentera como fue la primera, las ganas de la ficción estaban por las nubes.

El primer intento de adaptación, esas dos películas protagonizadas por un bendito Logan Lerman, no fueron bien. No fueron buenas adaptaciones, ni fueron buenas películas. Sobre Percy Jackson y los Dioses del Olimpo no han pesado, sin embargo, demasiadas dudas. El reparto parecía adecuado, Rick Riordan estaba más que involucrado en el proyecto y los errores cometidos en ese primer intento se han reflexionado y debatido durante años. Así que, sí: ganas por las nubes. Esta primera temporada constará de un total de ocho episodios, que se estrenarán semanalmente, y se espera que vengan más adaptaciones después. Estaremos viendo y analizando en todo momento. Para este primer texto hablaremos sin spoilers, pues es un texto destinado a convencer, o no, a los potenciales espectadores de que merece la pena darle una oportunidad a esta ficción. Vamos con ello.

Percy Jackson y los Dioses del Olimpo, como serie

Historia y sinopsis de Percy Jackson y los Dioses del Olimpo

Percy Jackson tiene 12 años y siente que algo no funciona bien. Siente que él mismo no funciona bien. Ve cosas extrañas, le pasan cosas extrañas, no consigue adaptarse a las diferentes escuelas por las que ha ido pasando y tiene dificultades para hacer amigos. Tras un incidente en una excursión escolar, le expulsan por enésima vez de un colegio y vuelve a casa con su madre y su padrastro, a quien no soporta. Ni siquiera con su madre se atreve a verbalizar lo que cree que ha pasado: una profesora se ha convertido en un monstruo y le ha atacado. ¿Cómo es eso posible, y por qué, antes de atacarlo, lo ha llamado “mestizo”?

Primeras impresiones: una buena noticia tras otra

Percy Jackson y los Dioses del Olimpo

Primera virtud de Percy Jackson y los Dioses del Olimpo: es tremendamente sencilla de ver. Termina el primer capítulo y apetece ver el siguiente, y cuando el segundo capítulo concluye también apetece ver el tercero, que estará disponible el próximo miércoles 27 de diciembre. Es una ficción agradable de ver, de imagen certera, buenos efectos visuales, ritmo fantástico y narración sólida. Los acontecimientos se suceden con sentido y coherencia, unidos unos a otros, sin que los saltos entre escenas resulten forzados. Los diálogos son ágiles y los personajes tienen presencia y también voz. Es una buena historia, algo que ya sabíamos, pero tan importante es que sea una buena historia como saber contarla. Bien: en Percy Jackson y los Dioses del Olimpo saben cómo contar esta historia. Y esa es una grandísima noticia.

El reparto es sensacional: está el carácter nervioso y ligeramente atolondrado de Grover (Aryan Simhadri), está la seguridad y la presencia de Annabeth (Leah Jeffries), y tenemos también lo que se espera de secundarios como Sally (Virginia Kull), la madre de Percy, el amor incondicional y el sufrimiento en silencio. Walker Scobell es el encargado de dar vida a Percy Jackson y es realmente un niño. No un adolescente, no un joven: un niño, lo que también es una buena noticia. Un niño ideal, además, porque es muy tierno, pero se sospecha en él la fuerza necesaria para que pueda entrar en acción cuando toque. Sabe hacerse con las escenas más dramáticas pero nunca, y esto también es una buena noticia, esta serie es una serie dramática. Tiene drama, desde luego, pero se sabe acercar al tono desenfadado de los libros de Rick Riordan, uno de los elementos clave de su éxito. Y con esto pasamos a lo siguiente: la serie como adaptación de los libros de Percy Jackson.

La serie de Disney+ como adaptación de Percy Jackson

Percy Jackson y el ladrón del rayo

El inicio de la ficción de Disney+ es una réplica de las primeras páginas de Percy Jackson y el ladrón del rayo, con ese monólogo interior que caracteriza la voz de Percy en los libros. Es importante mantener esta voz porque, como hemos dicho, es uno de los elementos clave de las novelas. Percy Jackson es un niño que tiene el humor como defensa, que es irónico y desenfadado, y que, aunque sí tiene momentos dramáticos, tristes y emotivos, generalmente no va por ese camino. El tono de la novela no es el tono grave de las películas, eso desde luego, y parece que tampoco va a ser el tono de la serie, por fortuna. Hay tensión, habrá más tensión, pero la tensión y el drama son dos cuestiones diferentes que no supieron llevar bien en las películas. La tensión se puede sostener desde lo cómico, como sucede en los libros.

Volviendo a la serie, los acontecimientos se desarrollan prácticamente tal como suceden en Percy Jackson y el ladrón del rayo. Algunas escenas cambian, otras se eliminan y otras se añaden, y no pasa nada por que esto sea así. Como siempre se dice cuando se trata de la adaptación de una obra literaria, lo importante no es calcar lo que sucede en las páginas sino conservar la esencia de estas. El espectador que ha leído los libros no necesita que las frases sean idénticas, aunque mantener las más especiales siempre aportará emoción y significado, como sucede con el inicio de Percy Jackson y los Dioses del Olimpo y ese escalofrío que puede entrar al sentir que, sí, estás volviendo a esa historia que tanto te gustó. Pero lo que necesita es, sobre todo, sentir que está viendo una historia que, aunque tenga cuestiones y detalles diferentes, respeta la obra original.

Percy Jackson y los Dioses del Olimpo ha entendido a la perfección la obra de Rick Riordan y ha sabido trasladar lo que funcionaba en las páginas al lenguaje cinematográfico. El escritor, como decimos, ha estado involucrado en la creación de la serie, de ahí que no hubiera demasiadas dudas. Ha sido un alivio comprobarlo, en cualquier caso. Parece que se puede confiar en que Percy Jackson y los Dioses del Olimpo va a ser la serie que llevábamos tiempo pidiendo de este fenómeno literario que seguiremos disfrutando dentro de otros veinte años.

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Judith Torquemada
26/01/2024
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad