Revista referencia en fenómeno fan

¿Por qué ha triunfado el Monsterverse, la franquicia de Kong y Godzilla?

Lo cierto es que la apuesta parecía arriesgada, pero le va la mar de bien.
MonsterVerse imagen de Godzilla vs Kong

Al igual que el UCM comenzó siendo una serie de películas que concluirían en una reunión, Los Vengadores, el MonsterVerse fue en su momento un mero reboot en Occidente de Godzilla. Tal reinicio se acabó cuadrando para un film que lo enfrentara contra Kong y finalmente del asunto se ha sacado una franquicia. Tal éxito no estaba en el guion de Legendary Pictures, pero han sabido moverse y dar rienda suelta a un proyecto en horas altas. He aquí los motivos por los que creemos que el universo ha triunfado.

Historias que se valen por sí solas

El núcleo duro creativo de la franquicia lo conforman los productores Thomas Tull, Jon Jashni y Mary Parent. Ellos han participado en todos. Otros habituales son Brian Rogers y Alex Garcia en la producción o Max Borenstein en el guion. Godzilla de 2014 fue el pistoletazo de salida. El director Gareth Edwards Tuvo claro que quería contar un relato que se sirviera por sí mismo. Así se lo dijo, por ejemplo, a Collider.

Esta tónica se repetiría en siguientes proyectos. En ellos se intuye o se expone directamente un universo común, pero cada narración logra valerse por sí misma. Uno de los motivos principales de ello es el intrincado reparto de derechos. Kong pertenecía a Universal, pero Legendary Pictures terminaría con Warner como distribuidora. Godzilla y sus enemigos, por su lado, correspondían a Toho.

Tull gestionó con éxito esta complicada traba. Lo hizo a tiempo para que el desarrollo de Kong: La isla Calavera pudiera integrarse en el mismo mundo que el de Godzilla. La película fue una especie de Apocalypse Now con el primate de fondo, muy distinta de la del reptil gigante, basada en una óptima creación de personajes. Seguirían Godzilla: Rey de los monstruos, que introduce enemigos para el monstruo y al personaje de Millie Bobby Brown, y la esperada Godzilla vs. Kong, una continuación directa. En tele están el anime La isla Calavera y Monarch, cada una de su padre y de su madre. Lo de que cada palo aguante su vela, en este caso, ha sido un acierto total.

El MonsterVerse diversifica dónde aparece

Legendary Pictures, como productora, ha jugado sus bazas para apañarse con distintas distribuidoras. Así, en cine no ha habido otro camino que el de Warner Bros. Sin embargo, las expansiones de lore a través de televisión no se han visto atadas a una sola plataforma. Tal movimiento ha maximizado a quién llegan sus productos.

Netflix es la reina del anime en Europa y Estados Unidos. Producciones originales e importaciones se mezclan en un catálogo con joyitas como Samurái de ojos azules. Allí se estrenó La isla Calavera, una animación de estilo anime y desarrollada por Brian Duffield. Al tiempo, Monarch: Legado de monstruos vio la luz en Apple TV+. Creada por Chris Black, se ubica en una plataforma que destaca en la ciencia ficción en la que se enmarca la serie. Así, brilla junto a Fundación, Severance, Para toda la humanidad o Invasión.

Una cadencia de estreno más que adecuada

La saturación fue una estrategia seguida tanto por Marvel como por Star Wars. Ambas han tenido que recular, que reconsiderar si ese es el camino a seguir. A tenor de los pobres resultados y/o críticas de producciones como The Marvels, Invasión secreta o The Mandalorian T3, parece que no. Antes era raro que algo fallase en el UCM. Ahora, Loki es la excepción que confirma la crisis.

En el MonsterVerse se ha optado por un ritmo continuo pero más pausado de lanzamiento de proyectos. Respecto a las películas, sale una cada dos o tres años desde 2014. Suficiente para que no caiga en el olvido sin peligro de que se agoten las ideas. Eso sí, con la irrupción de las series se ha incrementado la cadencia. Hasta ahora, han sabido contenerse tan bien como lo ha hecho otra franquicia mucho más paciente como es Evil dead.

Han sabido renovar mitos, dándoles profundidad pero sin pasarse de la raya

Tanto Gareth Edwards como Jordan Vogt-Roberts contaron con Max Borenstein como guionista para Godzilla y Kong: La isla Calavera respectivamente. Esta unión, al igual que la de productores, permitió que hubiera unidad en la renovación de ambos monstruos. Ambos son antihéroes de manual. El trabajo de diseño para ellos y sus enemigos fue intenso, respetando los filmes anteriores pero aplicando actualizaciones.

Quizá el punto diferencial de la franquicia de Legendary Pictures sea el que haya podido aplicar una psicología efectiva a los bichos gigantes. Es fácil empatizar con ellos, pero también con los personajes humanos que se presentan en los films. Sus reacciones y actos ante el desastre saben esquivar lo suficiente los clichés.

Por otro lado, los temas que se abarcan retrotraen a los originales. Kong siempre ha ido sobre la exploración del alma de los supuestos monstruos. Godzilla representaba la amenaza atómica consumada en Hiroshima durante la Segunda Guerra Mundial. MonsterVerse sigue tratando ambos, pero los actualiza a día de hoy. Asimismo, suma asuntos como la crisis de extinción, el poder de las megacorporaciones o la emergencia climática. Todo ello contribuye a que nada parezca antiguo, desfasado o cutre.

Los repartos de alta calidad del MonsterVerse

En todos los films y series del MonsterVerse hay repartos que sobresalen. Entre los nombres que aparecen en los créditos están Elisabeth Olsen, Tom Hiddleston, Brie Larson, Millie Bobby Brown, Ken Watanabe, Sally Hawkins, Bryan Cranston, Samuel L. Jackson, Alexander Skarsgård, Rebecca Hall, Mari Yamamoto, Lance Reddick, Kurt Russell… Todos son actores de primera línea, con carreras consolidadas o en expansión.

Un gran reparto no siempre significa que el film vaya a funcionar. Ejemplos hay muchos. Mas, en combinación con los apartados anteriores sirven para apuntalar el éxito de la franquicia. Cabe resaltar que los directores se involucran mucho con los intérpretes, motivo por el cual varios de ellos han aceptado participar en proyectos que consideraban de inicio menos serios de lo que fueron. Cranston u Olsen son muestras de ello.

Teniendo en cuenta lo anterior, no resulta extraño que el MonsterVerse haya tenido tanto éxito. Los films que lo componen pueden verse, a diciembre de 2023, en MAX. La isla Calavera está en Netflix y Monarch en Apple TV+.

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Javier Retuerta Merino
20/02/2023
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad