Revista referencia en fenómeno fan

El regreso de Zayn Malik a la música con su álbum más íntimo, y todo lo anteriormente vivido

Pocos regresos tan esperados como este.

Tres años han pasado desde que Zayn publicara su último trabajo de estudio, Nobody is listening. Ahora regresa con un cuarto disco y, aunque es cierto que en los anteriores apenas quedaba nada ya del músico que fue en One Direction, él mismo ha anunciado que este nuevo disco de Zayn Malik será el más personal e íntimo de todos los que ha sacado hasta ahora. Room Under The Stairs verá la luz el 17 de mayo y con él podremos conocer mejor los sentimientos, miedos y ambiciones de este cantante inglés.

Los inicios de Zayn en la música

Zayn comenzó su carrera musical en el año 2010, después de presentarse como concursante en The X Factor. Su timidez hizo que le costara dar el paso, pero animado por su familia, finalmente se atrevió a subirse al escenario. Tras su actuación, el jurado decidió juntarlo con otros cuatro adolescentes (Louis Tomlinson, Harry Styles, Niall Horan y Liam Payne) para formar One Direction, la que pronto se convertiría en una de las boy bands más aclamadas de la historia.

One Direction duró apenas unos años. Mientras recorrían el planeta en giras mundiales para cantar ante miles de personas sin apenas descanso, Zayn Malik no dejó de ser el adolescente tímido que se había presentado al programa de televisión. Como grupo eran de lo más carismáticos y desprendían una especie de magnetismo que despertó un fenómeno fan inigualable. Sin embargo, al analizar individualmente a cada uno de sus integrantes, no era difícil ver que Zayn se sentía incómodo cuando debían bailar, se quedaba en segundo plano en las entrevistas y también lo hacía sobre el escenario. Aunque él como persona tratara de esconderse, lo que sí dejaba ver al mundo eran sus falsetes y su amplio rango vocal, alabados repetidamente no sólo por sus seguidores sino también por críticos experimentados.

Zayn podía lucir su voz tanto en los discos como en los conciertos de One Direction. No obstante, no se sentía representado por la música que hacían. La boy band británica era un grupo de género pop, cuyo objetivo era gustar, entretener y divertir al público de masas que movían. Sus canciones hablaban de sentimientos adolescentes y tenían ritmos pegadizos. No eran malas canciones, de hecho conquistaron a millones de personas a lo largo y ancho del planeta, pero su fin era el que era y en su mayoría tampoco tenían letras demasiado profundas.

Sí que es cierto que en su discografía hay buenos temas como Night Changes, Little things o Story of my life. También que sus letras fueron mejorando y madurando conforme ellos crecían, sobre todo a partir del álbum Four, trabajo en el que por fin tuvieron poder de decisión a la hora de escoger canciones e incorporar algunas que ellos mismos habían escrito. Pero seguía sin ser la música que a Zayn le gustaba.

Más de una vez se habló de que las canciones que Malik componía no encajaban con lo que era One Direction. Eso, junto al estilo de vida que conllevaba formar parte de una de las bandas adolescentes más famosas del mundo, hizo que el cantante viviera, según sus propias palabras, en una apatía continua. Por eso en 2015 decidió apostar por su salud mental, dejar el grupo que lo llevó a la fama, empezar su carrera en solitario y volver a disfrutar de su pasión: la música.

Zayn Malik apuesta por una carrera en solitario

Zayn fue el primero en abandonar One Direction para empezar una carrera musical en solitario. No hizo falta más que escuchar el primer single con el que obsequió a sus fans en enero de 2016, Pillowtalk, para entender que sus gustos personales nada tenían que ver con la banda de la que había formado parte durante cinco años. Pillowtalk es una canción R&B moderna, lenta y suave, cuyo sonido se aleja mucho de lo que fue el estilo de One Direction. También la letra, pues habla de sexo de una manera más madura que todo lo que podría esperarse de la banda adolescente.

La canción fue todo un éxito, alcanzó el número 1 en 68 países y fue certificada platino por la Recording Industry Association of America (RIAA) en hasta 5 ocasiones. Pero solamente fue el preludio de lo que vendría poco después. En marzo de 2016, el cantante y compositor lanzó al mercado su primer álbum en solitario, Mind of Mine. Publicado por el sello discográfico RCA Records, el disco se estrenó en el número 1 en 70 países y Zayn se convirtió en el primer artista masculino en debutar en el primer puesto en Estados Unidos y Reino Unido con su primer trabajo de estudio.

Con Mind of Mine el público pudo conocer mucho más a Zayn como músico y como persona. Por una parte quiso mostrar sus raíces con Intermission Flower. Es un tema en el que el cantautor dejó de lado el inglés y sorprendió a todos sus seguidores cantando en urdu, lengua hablada en Pakistán, país del que procede su familia paterna. Por otra parte, encontramos el estilo musical, que en este caso y a diferencia de lo que ocurría con One Direction, sí reflejaba las influencias que había recibido desde niño.

En colaboración con otros artistas, Zayn compuso todas las canciones de este más que notable disco, cuyo sonido fue urbano. Aunque aparecen otros géneros como soul, reggae, folk o pop, en su mayoría es R&B y R&B alternativo. Like I Would, por ejemplo, es una canción electro-R&B. It’s You es una balada R&B en la que Zayn hizo uso de su falsete para el estribillo, una técnica que domina a la perfección y que resulta imprescindible dentro de este género musical. 

Zayn ha dicho abiertamente que el R&B ha sido una de sus mayores influencias musicales y así lo ha dejado ver no solamente en ese primer disco, sino también en los dos siguientes. De Icarus Falls (2018), por ejemplo, forma parte la balada romántica Let Me, que bien podría citarse como una de las canciones más pegadizas del disco. O There You Are, una de las mejores canciones del repertorio. Queda claro que es el estilo con el que Zayn se siente más cómodo, pero 27 temas dieron para probar otros géneros. Por eso en el álbum encontramos, entre otros, algunos más bailables como Rainberry, donde apuesta por el funk.

Malik no quiso experimentar demasiado en Nobody is listening (2021). Si bien es un disco que cuenta con buenas letras y es el más maduro que ha sacado hasta ahora, no es demasiado ambicioso. Es íntimo, sí, y trata temas como el amor desde una perspectiva más adulta y subjetiva. También tiene canciones como Unfuckwitable, con letras empoderadas que hablan de seguridad en uno mismo. Pero si dejamos a un lado la letra para analizar el sonido, Nobody is listening es un disco de género R&B-pop y ritmos pausados en el que el cantautor británico no explora demasiado musicalmente.

La versión más profunda de Zayn

Esto, sin embargo, parece que va a cambiar. Su ansiedad y su miedo escénico lo han mantenido alejado de escenarios y medios de comunicación durante años. Pero recientemente ha aparecido de nuevo en televisión para publicitar Room Under The Stairs, el que será su cuarto álbum de estudio y verá la luz el 17 de mayo de 2024.

Según ha explicado él mismo, lleva mucho tiempo trabajando en este nuevo proyecto que tendrá un sonido muy diferente a lo que hemos escuchado de él hasta la fecha. Con este disco demostrará que es un artista versátil, capaz de cantar y defender los géneros musicales más diversos. Además, ha adelantado que será el álbum más íntimo que ha publicado nunca. A través de sus canciones le hablará a su público de sus aspiraciones, sus miedos y sentimientos. Contará lo que ha sido su vida en los últimos seis años, periodo en el que se ha convertido en padre de una niña que lo ha empujado a superar sus miedos y mejorar como persona y como artista. 

En un vídeo promocional en redes sociales, Zayn comentó que este nuevo álbum, que publicará con el sello discográfico Mercury Records, tiene como objetivo que sus fans conecten con él como persona. En sus palabras, es un disco crudo en el que ha querido abrirse como nunca, sin intermediarios ni entre él y la música ni tampoco entre él y los oyentes.

De este trabajo de estudio ya hemos podido escuchar What I Am, el primer adelanto del que para él es un proyecto muy especial. Se trata de un sencillo que se aleja del territorio conocido por el cantante y se acerca un poco al country. El segundo single, Alienated, es una canción de la que primero surgió la letra y más tarde la idea de cómo quería que sonasen tanto su voz como los instrumentos. “No sé cómo llamar al género de la canción. No quiero decir que sea country, porque no pienso que sea country. Creo que es mi versión de… realmente no puedes ponerle un género. Está influenciada por otra música, pero es mi versión de ella”, ha defendido Zayn.

Por lo que hemos podido escuchar y ha avanzado el propio cantautor, Room Under The Stair será un disco ambicioso y muy personal con el que se arriesgará con nuevos sonidos y podremos conocer mejor su interior. Con él abrirá las puertas de su alma y universo personal a todas las personas que estén dispuestas a escucharlo. Y quizá con tanto esfuerzo pueda ampliar su palmarés en el que ya cuenta con un Billboard Music Award, un American Music Award y un MTV VMA, entre otros galardones bien merecidos. 

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad