Revista referencia en fenómeno fan

Resumen de ‘Pobres criaturas’ de Yorgos Lanthimos

Ya sabes que si te lees esto, vas a saber qué pasa.
Bella Baxter de Pobres criaturas

Parte del catálogo de Disney+ y una de las triunfadoras en los Oscar 2024, después de la arrolladora Oppenheimer, Poor things presenta una compleja historia. Bella Baxter, encarnada por Emma Stone, es la protagonista de una historia que incluye temas tan diversos como la violación, la prostitución o el concepto de sociedad. Por eso os hemos preparado este breve resumen de Pobres criaturas, película de Yorgos Lanthimos basada en la novela del escocés Alasdair Gray.

Hacia un nuevo monstruo de Frankenstein

En un papel complejísimo repleto de aristas, Emma Stone interpreta a Bella Baxter, el exitoso experimento del doctor Godwin Baxter, un científico que no se detiene en los pormenores de la ética profesional. Al más puro estilo del Doctor Frankenstein de Mary Shelley, Godwin Baxter aprovecha el cuerpo moribundo de una mujer embarazada para llevar a cabo una intervención quirúrgica revolucionaria. Introduce el cerebro del nonato en el cuerpo aún con vida de la madre. A partir de entonces, se encarga de criar a Bella en un entorno seguro y encapsulado, su propio domicilio en el Londres victoriano.

Pronto este trasunto de monstruo de Frankenstein muestra un fuerte interés por conocer el mundo exterior fuera del ecosistema controlado del doctor Baxter, quien se opone. Cuando Bella está a punto de casarse con Max McCandles, un joven e idealista científico interpretado por Ramy Youssef, tiene un encuentro que le abre la posibilidad de conseguir lo que busca. Duncan Wedderbun (Mark Ruffalo), un canalla disfrazado de hombre de sociedad, le ofrece escaparse con él y viajar por el mundo. La joven accede, viendo en este una vía de escape del entorno opresivo de su creador por un lado, y por otro, una manera de explorar unos impulsos sexuales primarios.

Libertad a la tremenda

El viaje con Wedderbun se tuerce al poco tiempo, cuando este ve que no puede controlar a la joven con la que se ha fugado. Bella muestra un desinterés absoluto por las convenciones sociales en las que este dandy venido a menos le quiere encorsetar, para desesperación de él. En su lugar, la mujer está decidida a explorar todo lo que le ofrecen un entorno cambiante y lleno de estímulos y su propio cuerpo.

Sin embargo, en un momento del viaje Bella se da de bruces con la realidad más baja y cruenta del ser humano. Acompañada por Harry Astley, un humanista con el que hace migas en el crucero en el que viaja, es testigo de cómo los seres humanos también son sometidos a la esclavitud o condenados a morir de inanición. La hasta el momento inocente mujer acaba destrozada por la experiencia. Esto motiva que su relación con Wedderbun se vaya al traste casi definitivamente cuando regala todo su dinero.

Tras ello, recalan en París, donde descubre la prostitución y la usa como método para sobrevivir. Tras descubrirlo su amante, este decide abandonarla ya que toma la actividad como una ofensa a su propio honor. Bella, mientas tanto, está cómoda practicando sexo por dinero con clientes parodiados, sin ser consciente de lo que supone esto para sus compañeras o a nivel social. Confraterniza con otra meretriz y amante ocasional, que la introduce en el socialismo.

El retorno de la hija pródiga

La protagonista de la película vuelve a su hogar cuando recibe la noticia de que el doctor Baxter está a punto de fallecer. Allí se acaba por enterar de sus orígenes y perdona a duras penas a los implicados. Mantiene su compromiso con McCandles, pero el día de la boda aparece el marido de Victoria, la mujer a la que pertenecía su cuerpo y madre de su mente. Bella accede a volver al hogar de su marido, donde se da cuenta de que tanto ella como él eran auténticos tiranos.

La convivencia es imposible. Por ello, su marido intenta reprimirla hasta el punto de planear sajarle el clítoris. Esto desencadena una reyerta entre los dos, que termina con él malherido. Es un punto de inflexión en el que descubre la violencia sexual, que curiosamente había evitado durante su tiempo como prostituta.

Al final, Bella logra emanciparse (mismo tema que toca el cierre de Priscilla) en la que se vuelve una especie de heredera del legado científico de su creador. Casada al fin con McCandles, se muestra una escena en el jardín de su antiguo hogar en la que la mujer está rodeada de sus series queridos y una nueva mascota, su exmarido, en cuyo cuerpo se ha introducido el cerebro de una cabra.

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad