Revista referencia en fenómeno fan

‘Saltburn’, el último fenómeno eat the rich

Lo de ‘Saltburn’ ha sido un auténtico fenómeno y todavía no habíamos hablado de ello.
Saltburn

Que Murder on the dancefloor, la canción de Sophie Ellis-Bextor que tiene casi 25 años de edad, esté sonando en todas partes (sonó en Operación Triunfo 2023, suena en los coches, suena en las duchas de todo el mundo) no es casualidad. Este fenómeno musical (justificado porque la canción es un hit incuestionable) nació en un fenómeno cinematográfico: el de Saltburn. Saltburn ha sido, además, un fenómeno del pueblo, porque esta temporada de premios le ha reconocido pocas cosas. Salvo los BAFTA, no ha tenido un gran recorrido. No lo necesita. Como decimos, es un fenómeno del pueblo, el último eat the rich gritado por todos. Por eso es nuestra recomendación de hoy

Historia y sinopsis de Saltburn

Oliver Quick (Barry Keoghan) es un estudiante de Oxford que no termina de encajar del todo en la Universidad, hasta que se topa con el magnífico Felix Catton (Jacob Elordi). Guapísimo, amable, divertido, interesante, Felix Catton lo es todo. También muy rico. Un simple favor consigue que Felix se fije en él y decida acogerlo bajo su protección. Entre ambos empieza a desarrollarse, entonces, una amistad que termina con una invitación de Felix. Quiere que Oliver pase el verano, con él, en Saltburn, una enorme finca donde vive su aristocrática y excéntrica familia, una de las más ricas de Reino Unido.

Escrita y dirigida por Emerald Fennell, de ella hablaremos más adelante, Saltburn es una comedia negra con tintes de thriller. De imágenes poderosas, la cámara persigue con tesón la mirada de sus protagonistas: desde Barry Keoghan, inquietante y ambiguo, hasta Jacob Elordi, encantador e hipnótico, pasando por los secundarios de lujo, donde destaca una elegante y descaradamente sentida Rosamunde Pike. Todos ellos están fantásticos y se apoyan en un guion que funciona no solo a la hora de transmitir el mensaje de fondo sino, también, a la hora de entretener.

El nacimiento de un fenómeno

El fenómeno de Saltburn nació apoyándose en un aspecto: las escenas escandalosas que se dan en la segunda mitad de la película. Han recorrido todas las redes sociales ante el asombro de quien no sabía mucho de esta película y se han convertido en un símbolo de los tiempos actuales. El fenómeno de Saltburn nació a partir de la provocación. Es curioso porque, salvo ese par de escenas, no es una película especialmente provocadora, claro que ese par de escenas concretas sí pueden impactar. Y desde luego tienen todos los ingredientes necesarios para hacerse virales.

Cuándo recomendamos ver Saltburn

Cuando apetezca un eat the rich de manual

Uno de los primeros comentarios que trascendieron con respecto a Saltburn fue que no podía llamarse eat the rich porque ese título estaba cogido. Esa historia en la que un chaval del pueblo consigue llegar hasta las altas esferas e integrarse en ellas, siempre desde su condición de chaval del pueblo, es una historia clásica que se reproduce en Saltburn siguiendo patrones antes vistos. No por ello, desde luego, menos estimulantes. Recomendamos con entusiasmo verla cuando apetezca algo así.

Cuando apetezca algo entretenido, un poco provocador

Saltburn es tal vez menos provocadora de lo que pretende o de lo que piensa que es, menos rompedora, pero es endiabladamente entretenida. Uno siempre se pregunta qué va a ser lo siguiente y, sobre todo, se pregunta qué esconden los ojos de ese inquietante Barry Keoghan que firma aquí un papel fantástico (casi a la altura de Almas en pena en Inisherin). Saltburn es una película perfecta para ponerse una tarde cualquiera en la que apetezca algo entretenido, de buen ritmo e historia emocionante.

Para seguir descubriendo a Emerald Fennell

Tras Una joven prometedora, protagonizada por Carey Mulligan, Saltburn es el segundo largometraje de Emerald Fennell. Esa primera película le valió una consecución de nominaciones y premios, entre los que podemos destacar el Oscar a mejor guion original. Fennell viene demostrando ser una autora con voz y mirada propia, de imágenes poderosas, como hemos dicho, y discursos incisivos y precisos. No tenemos pensado perdernos nada de lo que venga a continuación y si gustas de este tipo de cine que busca remover algo en el espectador a partir de la comedia negra, entonces esta es tu directora.

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad