Revista referencia en fenómeno fan

‘So Long, London’, de Taylor Swift: morir poco a poco

“You say I abandoned the ship, but I was going down with it”, como verso para empezar a desentrañar el significado de ‘So Long, London’.
Significado de So Long London de Taylor Swift

Hay algo con las quintas canciones de Taylor Swift. Quien escucha su música con atención lo sabe. En Midnights, el último disco original de Swift, fue You’re On Your Own, Kid, pero el ejemplo se encuentra en cada álbum prácticamente desde el principio. So Long, London es esa canción: la canción que de alguna manera recoge todo el alma de The Tortured Poets Department. La importancia de las letras, la honestidad, la oscuridad, el dolor, todo un álbum en una canción. Vamos con el significado de So Long, London.

Significado de So Long, London: intentarlo, intentarlo, intentarlo

Lo primero que hay que señalar de So Long, London es el buen hacer de Taylor Swift a la hora de construir una especie de prosopopeya en torno a Londres. Porque Londres es un lugar, sí, y se despide de este lugar, pero no solo se trata de la ciudad: se trata de su relación y de la persona que, creía, era para ella. Por eso, y esto es lo que relata en So Long, London, de nuevo asumiendo un papel confesional, ha luchado tanto por esa pareja.

Taylor Swift da a entender en esta canción que la mujer protagonista de esta historia (asumimos que es ella, claro) es quien ha dejado la relación, pero “you say I abandoned the ship, but I was going down with it / dijiste que abandoné el barco, pero me estaba hundiendo con él”. Si eso se dio de ese modo, entonces se dio, tal como cuenta, tras severos intentos de mantenerlo. “I saw in my mind ferry lights through the mist, I kept calm and carried the weight of the rift, pulled him in tighter each time he was drifting away / vi en mi mente luces de transbordador a través de la niebla, mantuve la calma y soporté el peso de la grieta, tiré de él con más fuerza cada vez que se alejaba”, canta en los primeros compases. No quería que terminara y luchó por mantenerlo.

Así lo canta durante toda la canción. Prácticamente todos los versos de So Long, London remiten a este intento de conservar el amor, de luchar por la persona que sigue siendo su pareja. Hasta que llega un punto en que la letra reza: “my friends said it isn’t right to be scared every day of a love affair, every breath feels like rarest air when you’re not sure if he wants to be there / mis amigos dijeron que no está bien estar asustado cada día de una relación, cada respiración se siente como el aire más raro cuando no estás segura de si él quiere estar ahí”.

Lo que relata Taylor es la pasividad de la persona que tiene en frente, la falta de compromiso y de muestras de amor: «you swore that you loved me but where were the clues? I died on the altar waiting for the proof / juraste que me amabas pero ¿dónde estaban las pistas? Morí en el altar esperando la prueba». No llevar la iniciativa en una ruptura, y esto es lo que denuncia un poco Swift, no hace a esa persona menos responsable de la misma. Al contrario, más bien genera un malestar, que explica el enfado que también se siente en So Long, London, que tiene que ver con: me has dejado tú primero a mí, pero he sido yo quien al final ha tenido que hacerlo del todo.

Por cierto, ese inicio de cantos angelicales sigue un sonido muy parecido a las campanas de un reloj. Exacto, el gran símbolo de Londres. She loved that place for so long.

Conexiones con otras canciones de Taylor Swift

La conexión más evidente con So Long, London la encontramos en Lover (2019), que es el álbum opuesto a The Tortured Poets Department. Si Lover narra, casi en su totalidad, la alegría por la llegada de un amor que se considera el verdadero, The Tortured Poets Department sufre la pérdida de este. En So Long, London, de hecho, así lo dice: “a moment of warm sun, but I’m not the one / un momento de sol cálido, pero no soy la indicada”. Ese “momento de sol cálido”, en Londres, puede tomarse casi como el milagro que es el amor. Pero si en el London Boy de Lover parecía encontrarlo, en el So Long, London lo pierde, y tiene que despedirse tanto de esa ciudad que “ha querido durante mucho tiempo” (I loved this place for long time) como de esa relación que vivió en sus calles.

Una canción semejante a So Long, London, aunque quizá no tan brutal, es You’re Losing Me, canción que encontramos en el From The Vault de 1989 (Taylor’s Version). Este tema relata también el final de una relación, un final en el que ella no tiene claro qué hacer, porque no quiere que esa relación termine, pero ve cómo el otro, a pesar de no tomar la iniciativa en esa ruptura, les está conduciendo hacia esta a través de sus actos.

Si en You’re Losing Me canta “I can’t find a pulse, my heart won’t start anymore for you / no me encuentro el pulso, mi corazón no arrancará más por ti”, en So Long, London escuchamos “I stopped CPR, after all, it’s no use / dejé de hacer el RCP, después de todo, no sirve”. Así es como se siente dejar a alguien que, sin hacerlo directamente, te ha dejado primero.

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Redacción Fan Service
04/10/2022
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad