Revista referencia en fenómeno fan

‘The smallest man who ever lived’, de Taylor Swift: la traición más grande

“Did you sleep with a gun underneath our bed?” como verso para empezar a desentrañar el significado de ‘The Smallest Man Who Ever Lived’.
Significado de The Smallest Man Who Ever Lived

Esta es una de las canciones más viscerales de The tortured poets department y de la carrera de Taylor Swift en general. Ya de entrada el título está señalando que esta historia, en la que parece que Swift vuelve a tomar el papel de confesora y no tanto de narradora, apunta hacia una persona que ha tenido una importancia enorme en su vida. No cualquiera es “el más” que “jamás ha existido”. Partiendo de aquí, vamos con el significado de The smallest man who ever lived, la canción en la que Taylor Swift terminó de pasarse el juego de los puentes.

Significado de The Smallest Man Who Ever Lived: la dolorosa incomprensión tras la traición 

Piano, voz tenue, versos delicados, un suspiro para comenzar con la narración. The smallest man who ever lived es un lamento dirigido a una persona, a la que señala desde el principio. También desde el principio, es de hecho el primer verso, se pregunta cuánto de real fue lo que tuvieron (was any of it true?). Esta canción es un mensaje al hombre más pequeño que jamás ha existido (literalmente el título de la canción), pequeño como contrario a grandeza, como contrario al ser un gran hombre, “you didn’t measure up in any measurе of a man / no estuviste a la altura de un hombre en ninguna medida”.

The smallest man who ever lived es una canción de desamor, compuesta no desde el dolor inminente tras la pérdida sino desde las miles de preguntas que pueden surgir cuando una relación termina a partir de la traición de una de las dos personas (and I don’t even want you back, I just want to know if rusting my sparkling summer was the goal / ni siquiera quiero que vuelvas, solo quiero saber si arruinar mi verano era tu objetivo).

La traición que siente Taylor Swift es tan grande que se convierte en paranoia. Si me querías, es lo que realmente está cantando, cómo fuiste capaz de hacerme todo lo que me hiciste. ¿No será que en realidad estabas fingiendo, siendo un escritor documentándose, un espía? El puente, en el que Swift lleva esta paranoia hasta el final, es soberbio, así como la conclusión final: but you are what you did, and I’ll forget you, but I’ll never forgive the smallest man who ever lived / pero eres lo que hiciste, y te olvidaré, pero nunca perdonaré al hombre más pequeño que ha vivido.

¿Cuál es el total significado de The smallest man who ever lived?

Es decir, lo que se está preguntando todo el mundo: a quién está dedicada. Bueno, sin Taylor Swift ofreciendo una respuesta, no vamos a aventurarnos a dar nombres. Sin embargo, hay uno se alza con más fuerza que otros. Es cierto que ciertas declaraciones (in public showed me off / en público presumías de mí, o in your Jehovah’s Witness suit, un look que sin duda podemos encontrar en un hombre cercano a Taylor en el pasado reciente) no parecen coincidir con la que, se siente, ha sido la relación más importante de su vida, a la que sin duda tras el dolor podría dedicar una canción con semejante peso.

Pero otras muchas (la confianza traicionada, la rutina descrita y arruinada, el peso emocional, llega a decir you deserved prison, la referencia al “actuar”) apuntan hacia esa dirección: hacia esa relación importante que terminó con una traición por parte de la otra persona. El desacuerdo es total, así que queda dedicada a todos los hombres pequeños que alguna vez han existido.

Conexiones con otras canciones de Taylor Swift

Dado que Taylor Swift no da puntada sin hilo, habría que preguntarse por qué The smallest man who ever lived arranca como You’re losing me, una de las canciones del From the vault de 1989 (Taylor’s Version), de la que ya hablamos analizando el significado de So long, London, porque ambos se encuentran en el camino. You’re losing me habla de cómo, en una relación, una persona se está distanciando haciendo que la otra se canse de luchar por lo que tienen en común, algo que también se reflexiona en So long, London, pero desde la perspectiva de: de acuerdo, ya me has perdido. Esta conexión a tres bandas podría terminar de dar una pista sobre quién es el hombre más pequeño que jamás ha existido.

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Redacción Fan Service
22/09/2023
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad