Revista referencia en fenómeno fan

Todo lo que sabemos sobre Imu, el líder en la sombra de ‘One Piece’

Desde su aparición, Imu ha hecho que la jerarquía de poder que existía en 'One Piece' se desmorone.
El Gorosei arrodillándose ante Imu

A lo largo de los cientos de capítulos de One Piece se estuvo cocinando la idea de que los principales antagonistas de la serie eran los cinco tiranos que componían el Gorosei, aquella especie de comité oligárquico de nobles mundiales de quienes partían todas las decisiones. Sin embargo, Oda nos tenía preparada una sorpresa durante los sucesos que se desarrollaron en el Levely, la reunión de los líderes de todos los reinos que tuvo lugar en Mary Geoise. Por primera vez, después de más de 900 capítulos, una extraña e imponente figura sentaba sus posaderas en el trono vacío bajo la atenta y devota mirada de los cinco ancianos. Imu, el titiritero encargado de mover todos los hilos en One Piece, entraba en escena.

Imu y el trono vacío

El trono vacío era, en sí, un símbolo del tipo de gobierno que existía en el mundo de One Piece. El gobierno mundial, fundado después de los sucesos del Siglo Vacío, estaba liderado por un comité de cinco ancianos que, a modo oligárquico, tomaba las decisiones en el «mundo civilizado». A su vez, estos cinco ancianos provenían de las veinte familias que formaban una casta altamente privilegiada, los tenryuubito. Estas veinte estirpes fueron originalmente las familias reales que, durante el Siglo Vacío, formaron el bando ganador en la guerra.

De tal forma, el trono vacío simbolizaba la existencia de una cierta democracia dentro de unos muy restrictivos límites. Si bien el poder estaba sin lugar a dudas en las manos de los tenryuubito, estos parecían elegir a los integrantes del Gorosei. Sin embargo, la sola existencia de Imu desmonta esta percepción. El trono vacío no es tal, por lo que el mundo de One Piece pasa de ser una oligarquía aristocrática a, directamente, una monarquía absolutista.

La monarquía de los 800 años

En el flashback del pasado de Trafalgar Law del que fuimos testigos durante el arco de Dressrosa, pudimos conocer más detalles de la fruta Ope-Ope consumida por este pirata. Doflamingo, el antagonista principal del arco, le dio la fruta al joven, en principio para que este se curase del plomo ambar, una enfermedad que había contraído en su ciudad natal. Pero era un regalo envenenado. La intención secreta del extravagante Shichibukai era que Law le otorgase la vida eterna en un procedimiento en el que, a cambio de su propia vida, el usuario de la fruta Ope-Ope puede volver inmortal a otra persona.

Law comiendo la Ope Ope no mi
Law comiendo la fruta Ope-Ope. | fotograma del anime

Una de las cosas que pudimos saber al poco tiempo de la aparición de Imu, es que este lleva sentándose en el trono desde los sucesos del Siglo Vacío, hace ya 800 años. La única razón plausible para una vida tan longeva, con la información que conocemos hasta el momento, es que, en algún momento a lo largo del Siglo Vacío, Imu consiguiera que algún antiguo usuario de la fruta Ope-Ope se sacrificara para darle la inmortalidad.

Desde luego, Oda se puede sacar otra razón de la chistera, no sería la primera vez, pero es difícil imaginar otra posibilidad. Recordemos, además, que el consumo de otra fruta que le otorgara la vida eterna es imposible, en tanto que el actual usuario de una fruta con esas características es Brook.

Nefertari D. Lili, la ¿enemiga? de Imu

Conocimos de la existencia de Imu durante los sucesos del Levely. En un momento dado, Nefertari Cobra, padre de Vivi y rey de Arabasta, se reunió con el Gorosei para pedirles explicaciones y contrastar información. Fue en esa situación cuando supimos que los tenryuubito son los herederos de las veinte familias que en su día, hace 800 años, formaron el gobierno mundial y decidieron trasladar su residencia a Mary Geoise, donde vivirían como dioses en la tierra en su Olimpo personal.

Sin embargo, hubo una familia real que decidió mantener su puesto como reyes de su propia isla. Los Nefertari, liderados por Nefertari D. Lili. De ahí que alrededor del trono vacío no se encuentren veinte espadas, sino diecinueve, siendo la que falta la de los Nefertari.

Pero he aquí el problema. Nefertari D. Lili decidió no formar parte de esta élite de Mary Geoise. No obstante, según la información con la que contaba Cobra, la legendaria reina jamás volvió a Arabasta. ¿Cuál fue el destino de esta mujer? La pregunta le costó la vida al padre de Vivi.

Lo que se da a entender en estos capítulos tan reveladores es que Lili se opuso al poder absolutista de Imu. La letra D de su nombre, símbolo revolucionario donde los haya, da pie a esta teoría. Asimismo, también se deja entrever que la reina Nefertari fue la responsable de la dispersión de los poneglifos. Desde luego, la mención de esta mujer por parte de su heredero parece levantar ampollas en Imu.

Aún y todo, cabe una segunda posibilidad. La razón por la que Nefertari Lili no volvió a aparecer por su reino podría ser, al fin y al cabo, que se quedó en Mary Geoise no como prisionera, sino como líder suprema. Que Imu sea realmente la antepasada de Vivi es una posibilidad a tener muy en cuenta. Después de todo, aparentemente no existe ninguna razón a priori para que Lili, tras de formar parte del bando contrario a Joy Boy, dispersara los poneglifos, unos mensajes que cantan la llegada del heredero revolucionario. Hay, además, un sólido argumento que refuerza esta posibilidad: la espada de Imu.

La vigésima espada

Como ya hemos mencionado en torno al trono vacío hay un total de diecinueve espadas clavadas, una por cada familia real que fundó al gobierno mundial. Sin embargo, fueron veinte los reinos que formaron el bando ganador durante el siglo vacío. Efectivamente, la espada número veinte, la que falta, pertenece a los Nefertari, que decidieron permanecer en su reino. Pero ya hemos comentado que Nefertari D. Lili no volvió a Arabasta. ¿Dónde está, entonces, la espada de los Nefertari?

Imu con su espada
Ahí la tenemos. | Fotograma del anime

En principio, Imu pertenece a la familia Nerona, otra de las casas de la nobleza mundial. Como sucede con el resto de las familias, su espada debería de ser otra de las que están clavadas junto al trono. Sin embargo, en realidad esto no tendría ningún sentido. Las diecinueve espadas que, en un principio, antes de que se revelase la existencia de Imu, eran un símbolo de igualdad entre todas las casas de nobles, pasaron a representar el sometimiento de las familias nobles ante el monarca absoluto. Por eso mismo, tiene sentido que el filo que falta, el que tiene Imu junto a él, sea, precisamente, el de la casa dominante. Y esa espada no es otra que la de los Nefertari.

Lo que está por venir

Sea como fuere, lo que sí es seguro es que la mayor parte de la información sobre Imu está todavía por desvelarse. Ni siquiera conocemos todavía el físico del personaje, del que solo hemos podido ver una silueta oscura y poco reveladora. Muy probablemente sabremos más del monarca en los próximos capítulos del manga, conforme Vegapunk cuente todo lo que ha ido averiguando en sus investigaciones sobre el siglo vacío. Habrá que estar atentos.

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Javier Retuerta Merino
17/01/2023
Ángel Mora Camarasa
17/04/2024
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad