Revista referencia en fenómeno fan

‘Urban. La vida es nuestra’: primeras impresiones de una serie donde el fuego es lo que importa

Una serie actual aferrada a los símbolos de siempre.
Primeras impresiones de Urban La vida es nuestra

Creada por Nico Frasquet, Amanda Encinas, Paloma Rando y Carlos del Hoyo, Urban. La vida es nuestra aterriza en Prime Video como la nueva promesa de ficción protagonizada por actores jóvenes, actuales y con fuego dentro. María Pedraza, Asia Ortega y Bernardo Flores son el trío protagonista de esta historia ambientada en Málaga que une el mundo de la música con el crecimiento personal y un drama romántico. Esto hemos visto en los primeros capítulos de Urban.

Así es Urban. La vida es nuestra

Urban, de inicio, presenta a dos personajes femeninos que tienen vidas diferentes y carácteres tremendamente compatibles, razón por la que también chocan desde el principio. María Pedraza es Lola, Asia Ortega es Janet. Ambas comparten la mirada de esos personajes rotos por dentro que, por esa razón, se muestran esquivos, desconfiados, fríos, incluso violentos con los demás. Soberbias, a veces maleducadas, no demasiado responsables emocionalmente. No siempre agradables.

Esto puede ser un primer aviso para quien huya de este tipo de figuras que en los últimos años han copado las obras de ficción, pero es cierto que entre tanta oscuridad y decadencia hay también, desde el principio, rayos de esperanza. Sobre todo hay sororidad, algo que se agradece en los tiempos que vivimos. Hay una mano tendida y un espacio seguro. También una trama romántica con representación LGTB que ocupa el espacio que históricamente habría ocupado una pareja heterosexual. Esto también se agradece.

Se agradece su estética cuidada, que en seguida introduce al espectador en el mundo urbano que pretende representar, y se agradecen las efímeras referencias musicales, que van desde ese género urbano hasta el k-pop. Las actuaciones que se llevan a cabo, sin embargo y lamentablemente, no consiguen transmitir la emoción que deberían, salvo la primera presentación de una María Pedraza que logra sorprender en ese aspecto. Menos acostumbrados a ver a Asia Ortega, también ella sorprende, por talento musical y por carisma.

Quizá ningún elemento destaque notablemente en Urban, pero sus capítulos son entretenidos, el primero se pasa en un suspiro, y puede llegar a enganchar como han enganchado otras ficciones como Élite

“Solo importa el fuego”

María Pedraza en Urban

El ambiente presentado en Urban es un ambiente juvenil tremendamente actual, en el que podemos quedarnos con ese “solo importa el fuego” pronunciado en el segundo capítulo para definir la esencia de la ficción. Importa el ímpetu de la juventud, la pasión y ese lanzarse por si la vida acaba mañana.

Urban se aferra a los símbolos de siempre atados a esta etapa vital para desarrollar su historia: fiestas, conflictos, amistad, drogas, amor, sexo, violencia, sueños y encontronazos con una familia que no siempre sabe, ni quiere, apoyar a los jóvenes. Por este lado puede llegar a explotarse el que tal vez sea el aspecto más interesante de la serie: ese conflicto entre perseguir tu sueño y saber mantener el lugar desde el que partes, y que ese lugar sepa también mantenerte a ti.

Urban está disponible en Prime Video desde el pasado 4 de octubre.

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Javier Retuerta Merino
17/01/2024
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad