Revista referencia en fenómeno fan

‘Volar en círculos’, un viaje entre David Cornwell y John Le Carré

El documental de Errol Morris hace ahondar al escritor británico en su psique.
Imagen de Volar en círculos o The pigeon tunnel de John Le Carré

Cuando James Bond era casi lo único que podía ser un espía para el gran público, un autor británico consiguió cambiar el paradigma. Al menos, lo complementó. Frente al héroe de acción que se mostraba en público y podía matar cuanto quisiera surgieron figuras grises con la traición como eterna amenaza. John Le Carré creó no solo literatura, sino un aura misteriosa en torno a sí mismo. Tras la máscara del artista estaba un tipo llamado David Cornwell. Volar en círculos, documental de Errol Morris para Apple TV+, permite escuchar por última vez al escritor hablar sobre sus traumas y motivaciones.

Pájaros que no salen de su prisión

A lo largo del documental, el director juega con dramatizaciones que no logran evocar tanto como las propias narraciones de Cornwell. Sin embargo, nada más empezar, logra generar una poderosa imagen que consigue poner al espectador a tono durante el resto del trabajo. Precisamente, es la recreación que refleja el título de la obra. Por cierto, la anécdota ya nombró una autobiografía homónima de Le Carré.

Se trata de la ocasión en que David fue a Monte Carlo junto a su padre Ronnie. En el hotel en que se encontraba, dejaban escapar pájaros por un conducto. En la salida aguardaban huéspedes que les disparaban. Los animales supervivientes, trágicamente, retornaban a las jaulas del tejado del edificio, desde donde les volverían a liberar al día siguiente.

Traición, libre albedrío y Ronnie. Tres temas que vertebran Volar en círculos (Pigeon tunnel en inglés), pero también la vida de Cornwell, al menos según cuenta a Morris. También representa el ciclo eterno, vacío, que rodea a la terna de conceptos. El poso existencialista es total en el autor, que falleció en diciembre de 2020 y fue grabado el año anterior.

Una habitación vacía

Quizá el momento más intenso para el fan del británico es cuando reflexiona sobre el objetivo del espía. «Quieres que el pergamino enrollado en la habitación más oculta te diga quién dirige tu vida y por qué», apunta Cornwell. La búsqueda del investigador del KGB o del MI6 es mejor cuando parece que va de algo trascendente, elevado. Pero Le Carré opina que la respuesta es otra: «no había nada». En su caso, tampoco en su recodo más interno, tal como responde a la pregunta al respecto que le hace Morris.

Siempre se ha percibido un rastro de sinsentido en la concepción que tiene el escritor sobre la labor de espía. Desde el propio MI6, servicio de inteligencia extranjera que Le Carré fusionó con el MI5, el interno, en su Circus, se han quejado largo y tendido sobre que el escritor siempre se ha centrado en la traición al describirlos. La confianza queda siempre en un segundo plano.

Tras ello hay efectos dramáticos, por lo mismo que las relaciones tóxicas suelen tener más representación en los dramas que las sanas. Pero también hay una fijación por la traición, por la falta de nobleza que percibió desde crío en sus progenitores, especialmente su padre Ronnie.

La traición como trauma universal de David Cornwell

A lo largo de Volar en círculos Morris no aparece, pero sí pregunta. Con ello logra que el peso nunca salte de eje. El protagonista no es él, pero el montaje sí que es suyo. Una figuración más, que potencia el anecdotario de Le Carré. En este aparece su madre, Olivia, que desapareció muy pronto de su vida. También, como se ha dicho, Ronnie, un vividor sin vergüenza alguna que se aprovechó de su chaval cuanto pudo.

Se nota que Cornwell se sintió traicionado por Ronnie. Esto le aportó la necesaria malicia que requiere el espía. El escritor pone en la mesa que la lealtad a su bando, a Reino Unido, suponía lo opuesto para quienes engañaba en defensa del estado. Recuerda cómo en Oxford trabajó sobre un buen amigo, comunista. También al agente doble Kim Philby, el topo que inspiró Tinker, taylor, soldier, spy.

No le cuesta reconocer que el ir a dos bandas es una alternativa atractiva para el espía joven. En ese estadio de la vida es cuando todavía no es tan cínico. Está en un momento álgido físico y vital, que no se corresponde casi nunca con el laboral en la profesión. Es en la madurez cuando mejores son sus capacidades, pero también cuando más preguntas se hace, señala Cornwell. Da igual que no haya respuestas, porque basta con los remordimientos.

La visión gris de Le Carré

Desde El espía que surgió del frío hasta sus últimas obras, pasando por el ciclo de Smiley, Cornwell ha mostrado una visión del conflicto de espías en las que no suele haber buenos o malos absolutos. De ahí viene buena parte del realismo que se le suele atribuir. De una moral gris, en la que los villanos, como en el mundo de verdad, son también personas. Lo de que quien ejerce el mal sea un monstruo es asunto de ficción pura o propaganda.

No sorprende de esta forma comprobar en Volar en círculos que el autor tiene esa concepción vital totalmente asimilada. Como George Smiley, no tiene claro qué es ganar o perder. Si lo poco que jugó como espía fue para bien o para mal. Duda hasta sobre de lo que siente sobre su padre, aunque no de que le hizo sufrir.

Gracias a todo lo anterior el documental de Morris es una pieza que, aunque imperfecta, permite conocer a una de las grandes figuras de la ficción británica del siglo pasado. Si se llega como lego en su obra, es una forma de entrar en su universo. De ser fan, es un documento casi imprescindible para ahondar en un ser admirado. En todo caso, una producción que logra generar interés por sí misma.

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Javier Retuerta Merino
13/03/2023
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad