Revista referencia en fenómeno fan

Volver a escuchar ‘Vessel’, el álbum de Twenty One Pilots de letras tristes y sonido alegre

Que no se pierda el álbum.
Volver a escuchar Vessel de Twenty One Pilots

Volver a escuchar Vessel puede ser, para aquellos que en su día dieron caña a este tercer disco de Twenty One Pilots, un viaje al pasado. Lo que sucede con sonidos tan concretos, con tanto peso, es que quedan asociados con facilidad al momento en que los escuchas por primera vez o, al menos, al momento en que se te cuelan en los huesos por primera vez. Así que Vessel, que desde luego tiene un sonido con muchísimo peso, puede ser una máquina del tiempo.

Este tercer álbum de Twenty One Pilots es, en realidad, una especie de remasterización del segundo, Regional at Best, al que añadieron nuevos temas al fichar por primera vez por una discográfica. Para su producción, en Los Ángeles, este dúo de Columbus contó con la ayuda del oído experto de Greg Wells, que ha trabajado en sonidos tan dispares como el de Rufus Wainwright o el de Katy Perry. El de Vessel está logradísimo, pero da la sensación de que no había que hacer mucho más que pulirlo. Twenty One Pilots, con Tyler Joseph a la cabeza como vocalista y compositor, y Josh Dun como batería, parecía tener muy claro lo que quería contar y cómo hacerlo. Es un gustazo regresar a ello, incluso aunque esta máquina del tiempo conduzca a quien lo escucha a pesadillas, propias o ajenas, porque de eso habla Vessel. De pesadillas.

Salud mental y pesadillas camufladas en un sonido fantástico: así es Vessel

El tema más recurrente en Vessel, el que abre y cierra el álbum, tiene que ver con las pesadillas que acuden a interrumpir el sueño. Ode to Sleep, que ya anuncia el sonido electrónico por el que TOP apuesta en muchas ocasiones, es un rap rápido lleno de gracia que, sin embargo, reflexiona sobre los demonios que atacan de noche. I swear I heard demons yelling, those crazy words they were spelling / juro que escucho a los demonios gritar, estas locas palabras que están pronunciando.

A partir de aquí, Vessel es un recorrido por lo que atormenta a Tyler Joseph, compositor en solitario de todas las canciones que del álbum, con la única excepción de Holding on to you, el segundo de los temas. Esta canción puede servir como ejemplo de otra cuestión: la cantidad de asuntos que parecen tener cabida en las canciones del dúo. Algunas, como esta, parecen un desahogo, un vómito del narrador. Otras, como Screen o Fake you out, tienen un interlocutor directo. Todas son introspectivas y tienen como base de la historia la salud mental. Tyler Joseph, de hecho, se ha mostrado siempre muy comunicativo con respecto a las enfermedades mentales que han impedido que pueda vivir su vida con normalidad.

Is this living free?, se pregunta en Ode to sleep. En Guns for Hands reflexiona sobre cómo los chavales que están ahí fuera y que se sienten como él estarían dispuestos a cualquier cosa para sentirse libres. Libres de los dolores emociones (our brains are sick, canta en Fake you out) y de los dolores físicos. En Migraine, una canción durísima poblada de pensamientos depresivos, canta sometimes death seems better than the migraine in my head / a veces la muerte parece mejor que la migraña en mi cabeza. La idea del suicidio también se repite a lo largo de Vessel, pero quizá no tanto como un hecho potencial sino como una posibilidad evidente, un camino que está ahí para dejar de sufrir. Migraine es, por cierto, una de las canciones melódicamente más divertidas de Vessel.

Porque el asunto con Vessel, su gran contradicción y la gran adicción al mismo tiempo, es que es un álbum de sonido alegre, divertido, incluso. Guns for Hands tiene un sonido chulísimo, un sonido que, siendo como es el décimo tema del álbum, ya se relaciona con Twenty One Pilots. Un sonido que no han dejado de explotar, entre el pop, la electrónica, el rap, el rock matemático… Una mezcolanza que funciona porque sus cambios de ritmo, tono y melodía tienen siempre un sentido. Semi-Automatic, de sonido muy electrónico, y The Run and Go, alegre donde las haya, emplean el recurso de los coros facilones (“do-do-do-do”) para hacer completa esa sensación de que, si no fuera por la letra triste y profunda, serían canciones perfectas para cantar en el autobús en cualquier excursión escolar.

Otras canciones apuestan por un sonido más duro, como Car Radio, quizá la más aplaudida de Vessel. I’m forced to deal with what I feel, there ir no distraction to mask what is real / estoy forzado a gestionar lo que siento, no hay distracciones para enmascarar lo que es real, canta en esta canción que habla de cómo los silencios nos obligan a escuchar nuestros propios pensamientos, algo nada sencillo. Pero, en una de las ideas más inspiradas del álbum, Tyler Joseph lo expresa bien: Faith is to be awake and to be awake is for us to think, and for us to think is to be alive, and I will try with every rhyme to come across like I am dying to let you know you need to try to think / La fe es estar despierto y estar despierto es para nosotros pensar, y para nosotros pensar es estar vivo, y trataré con cada rima de parecer como si me estuviera muriendo para hacerte saber que necesitas intentar pensar. La fe, la religión, es también uno de los asuntos centrales de Vessel.

Siempre girando en torno al dormir frente al estar despierto, asociando las pesadillas, el pensar, a la noche (you think twice about your life, it probably happens at night, right? / Te has pensado dos veces tu vida, probablemente pasó en la noche, ¿verdad?), Vessel concluye con Truce anunciando un nuevo día. Now the night is coming to and end, the sun will rise and we will try again / ahora que la noche llega a su fin, el sol asciende y nosotros lo intentaremos otra vez. Es una canción al piano que recoge todo lo anterior, todas las canciones de Vessel, y las cubre de esperanza por un día mejor. Que no se pierda este álbum.

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Redacción Fan Service
26/10/2023
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad