Revista referencia en fenómeno fan

Volver a leer ‘Percy Jackson y el ladrón del rayo’, un clásico inmediato de la literatura juvenil

Rick Riordan escribió uno de los libros más originales del siglo, así de tajantes vamos a ser.
Leer Percy Jackson y el ladrón del rayo

Con Percy Jackson y los dioses del Olimpo a punto de estrenarse en Disney+, y con un poco de suerte convirtiéndose en una de las series del año, recuperamos con mucho gusto la saga literaria de la que parte. Porque es un gustazo volver a leer, en este caso, la primera obra de Rick Riordan: Percy Jackson y el ladrón del rayo. Con este libro inició la saga que da título a la serie, Percy Jackson y los dioses del Olimpo, así como una serie de novelas que encajaría dentro de un universo al que denominó Las Crónicas del Campamento Mestizo, en honor a esos jóvenes que deben vivir, o sufrir, las consecuencias de haber nacido semi-dioses.

De corte infantil-juvenil, Percy Jackson y los dioses del Olimpo es para todas las edades. Se puede disfrutar de igual manera con 15 años que con 30, con 20 o con 40. Se disfruta porque este primer libro, y los que le siguieron, es entretenido y divertido, y además reúne figuras, conceptos y escenarios que a todos nos suenan, porque la mitología griega ha estado siempre presente en la cultura general, para concederles una nueva vida lejos de lo contemplativo. Esos dioses que nos suenan están vivos y engendran hijos que fruncen el ceño ante sus padres y se lamentan de su destino. Por si lo estás dudando: sí, merece la pena leerlo. Sí, a cualquier edad.

La historia de Percy Jackson y el ladrón del rayo

Percy Jackson y el ladrón del rayo

Percy Jackson es un niño de 12 años que no ha conseguido adaptarse nunca a ninguno de los colegios en los que ha intentado desarrollarse. Padece TDAH, trastorno por déficit de atención e hiperactividad, y también dislexia, así que los días en la escuela no son precisamente agradables. En este nuevo curso, sin embargo, tiene un buen amigo de su lado: se llama Grover y todos los matones se meten con él, así que Percy lo defiende y disfruta de su compañía. Pero de pronto empiezan a pasar cosas de lo más extrañas. Por ejemplo, bolígrafos que se convierten en espadas y profesoras que se convierten en monstruos.

Percy Jackson y el ladrón del rayo es un libro fantástico por varias razones. La voz narradora es la voz de Percy, un joven con un gran sentido del humor, un joven que ha decidido mirar la vida a partir de una fina, pero inocente, ironía, así que este es un libro tremendamente desenfadado y divertido. Como ejemplo claro de esto, los conflictos laborales que se viven en el inframundo, cuando el jefe habla de los «problemas de tráfico en el pabellón del juicio» o la «jornada doble para todo el personal» porque hay demasiado trabajo. Es sencillísimo de leer porque cada página se disfruta. Hay diálogos que, se siente, pueden funcionar muy bien en pantalla, porque esta narración fresca y divertida permite una gran proyección visual (sobre por qué entonces no funcionó la película de 2010 hablamos otro día).

La historia es entretenida y sólida, siempre bien planteada y desarrollada. La mitología es el pilar en torno al que crece lo demás y realmente se llega a construir una historia a partir de esta, una historia en la que hay profecías, misterios, traiciones y personajes grises. También conceptos que dan para reflexionar, como esa manera que tenemos de convertir el pasado en un cuento, cuando tal vez nuestro presente termine por ser el cuento de las generaciones futuras.

También son interesantes las reflexiones en torno a la relación de Percy Jackson con su padre, cuyo nombre nos reservaremos para cuidar a los potenciales lectores. Son chulas porque Percy no puede evitar, de alguna manera, buscar la aprobación y la validación de una figura paterna que no termina de tener claro lo que piensa de Percy. Esa figura paterna, por otro lado, ha estado ausente en la vida del joven, así que, a pesar de esa búsqueda inevitable, Percy tampoco tiene claro si él aprueba y valida a su padre. Esto es muchísimo más real de lo que sería una reconciliación precipitada o, como reflexiona el propio Percy, una lista de excusas falsas con las que explicar su ausencia. Es, en general, un libro bastante real en cuanto a personajes y relaciones. A pesar de, ya sabéis, la mitología que lo empapa todo.

La mitología en Percy Jackson

Película de Percy Jackson y el ladrón del rayo
Así lució en su día la mitología en Percy Jackson y el ladrón del rayo (2010)

La mitología, en Percy Jackson y el ladrón del rayo, y en Percy Jackson y los dioses del Olimpo, en general, se emplea para explicarlo todo. Desde la dislexia del protagonista, ofreciendo así comprensión y un guiño especial a los jóvenes que la padecen, hasta el posible miedo a la oscuridad. “¿Por qué crees que todas las criaturas racionales temen a la oscuridad?”, se puede leer en un momento dado. Hay un elemento mitológico que lo explica. De hecho, buena parte de los conflictos humanos quedan explicados a partir de aquí, amén de las supersticiones. Rick Riordan convierte el mito en algo real, integrándose perfectamente en la historia narrada. O, más bien, haciendo crecer la historia narrada.

Y el lector aprende de la mejor de las maneras: no lo hace memorizando, sino a partir de esa historia. Termina por saber quién es Argos, quién es Hermes y cómo son los Campos de Asfódelos, pero porque lo está viendo, lo está viviendo. Porque tienen una función y un peso real en la historia, aunque sea como actores secundarios de la misma. Por eso Percy Jackson y los dioses del Olimpo será siempre un libro recomendado para todas las edades. No sólo los más jóvenes disfrutarán del desarrollo y las aventuras de protagonistas que pueden parecerse a ellos, los adultos también disfrutarán de esta narración desenfadada con la que recuperar buena parte de la mitología griega, que tiene aquí una nueva y chulísima vida. Así se convirtió Percy Jackson y el ladrón del rayo en un clásico inmediato de la literatura juvenil.

Tags relacionados:

TE RECOMENDAMOS:

POST RECIENTES

Te puede interesar…

Javier Retuerta Merino
17/01/2023
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad